Operario de Renault trabajando en la cadena.Foto: mascoche.net
Operario de Renault trabajando en la cadena.Foto: mascoche.net

Renault España ha despedido a un trabajador del departamento de chapa de la factoría de Montaje Valladolid por "estar de baja por contingencias comunes", según informa la sección sindical de CGT  de la multinacional francesa en Valladolid.

"No contentos con el mero hecho de despedirle, la actuación de Renault en este caso ha sido totalmente intolerable: En el momento de su despido, el compañero Rubén se encontraba de baja por ansiedad debido a  problemas laborales generados con alguno de sus mandos. Renault no contabiliza esta baja para el despido, son muy listos y tiran de bajas anteriores para deshacerse del compañero, sabiendo que si contabilizaban esta última, el despido llegaría a los tribunales".

"El compañero", añade la sección sindical de CGT, "se enteró del despido por el ingreso de la indemnización en su cuenta bancaria. Al ver un ingreso de una cantidad superior a la habitual de Renault, el compañero llamo al departamento de paga y estos le dijeron que ese dinero era de la indemnización de su despido. El compañero recibió el buro fax con la carta de despido después de realizar esta llamada".

El trabajador -de nombre Rubén- es afiliado a CGT, y la sección sindical no recibió notificación ninguna de despido, cosa que la empresa tiene que hacer siempre que esta tenga conocimiento de la afiliación. "Estaba afiliado por nomina, así que lo sabían de sobra", asegura el sindicato.

El despido fue comunicado el pasado 27 de abril. El 5 de mayo, el trabajador acudió a la fábrica a recoger sus pertenencias y la vigilancia no le dejo pasar excusándose en que había una visita y no le podían acompañar a la taquilla. Al día siguiente, 6 de mayo, el compañero volvió a la factoría para recoger su taquilla, y cuando fue a su taquilla (acompañado por un delegado de CGT y un vigilante), comprobó que le habían cambiado la cerradura de su taquilla y que todas sus pertenencias se las habían tirado a la basura, de donde las tuvo que recoger, siempre según la versión de la sección sindical denunciante.

"No encontramos palabras para describir tanto el despido, como la actitud que después ha tenido la empresa, aunque si hay una calificación que se aproxime en la de VERGONZOSA. Renault empieza a aplicar la reforma laboral en uno de sus artículos más sangrantes, despidiendo a un compañero por estar de baja. Le recordamos a la dirección de esta empresa, que las bajas medicas no se las coge la gente porque le da la gana, las bajas medicas las da un médico de cabecera, que tiene una carrera y unos estudios suficientemente amplios como para saber que ese señor tiene que estar de baja", manifiesta el sindicato.

"Aunque tanto el compañero como nosotros", añade CGT, "tenemos bien claro que la aplicación del artículo 52 en el despido tan solo ha sido una escusa para quitarse a un trabajador que a la fábrica no le interesaba tener. Esta más que sabido que a Renault no le interesan trabajadores con procesogramas (IOM), que tengan que ver reducida su capacidad productiva por un problema de salud. El lema de Renault desde hace unos años está bien claro: NO PRODUCES, NO NOS VALES. Y en esta ocasión ha quedado más que demostrado, ya que teniendo un contrato relevo y quedándole menos de un año de contrato, la empresa ni se ha esperado a que el contrato finalizara, se ve que le estorbaba demasiado. Desde CGT como no podía ser de otra manera, nos volcamos desde el primer momento con el compañero, tanto anímicamente, como asesorándole con la ayuda de nuestro abogado".

Denuncia por violación de la intimidad

CGT tiene claro que "por desgracia" en el tema del despido no hay nada que hacer. "La asesoría jurídica de Renault es muy lista y tiene todo atado y bien atado. Pero lo que sí que hemos interpuesto es una denuncia ante los hechos ocurridos el día que fue a recoger su taquilla, ya que consideramos que es una violación a su intimidad. Esperemos que la inspección actué en consecuencia".

"Esto no va a devolver el trabajo a Rubén", continúa el sindicato, "que tendrá que agradecer su despido a los más de 11 millones de votantes que hace cuatro años y medio pusieron al PP en el gobierno, para que con su reforma laboral empresas como Renault puedan despedir injustamente a un trabajador por estar de baja".

Para CGT lo que pretende Renault con este despido es "advertir a toda su plantilla que lo de estar de baja se lo va a tener que pensar dos veces, y que si es necesaria alguno tendrá que venir a trabajar cabeza dejado del brazo, ya que en el momento que legalmente pueda darte la patada, no le va a temblar la mano a la hora de hacerlo".

No hay comentarios