Prácticas de tiro de guardias civiles. Foto: UGC
Prácticas de tiro de guardias civiles. Foto: UGC

Con chalecos antibala ‘de prestado’, de tallas distintas y que no tienen en cuenta si quien se lo pone es un hombre o una mujer y, sobre todo, sin la presencia de una ambulancia medicalizada. Así es como realizan las prácticas de tiro los guardias civiles de la Comunidad, según la denuncia hecha pública por la asociación profesional Unión de Guardias Civiles.

“Parece mentira que la Guardia Civil sea la encargada de verificar que cuando hacen ejercicios de tiro los Vigilantes de Seguridad lo hagan con ambulancia y todos los medios de seguridad apropiados, incluso no empezando el ejercicio de tiro hasta que no llegue dicha ambulancia y los Guardias Civiles se les exija la realización del mismo, sin un elemento de seguridad tan fundamental”, explica el colectivo en un comunicado en el que se describe que los agentes “acuden a ejercicios de tiro, con munición real, en lugares apartados de la geografía nacional”. “En muchos casos en lugares que la llegada de la ambulancia hasta el lugar donde se desarrolla la actividad a más de 30 minutos de la ambulancia más cercana, con lo que tardaría más de una hora en llegar con un herido hasta el hospital más cercano. Lo increíble es que se permite la realización de estos ejercicios sin ambulancia, no ya una ambulancia medicalizada, ¡ninguna ambulancia!”, relatan.

Según describen, “en provincias como Valladolid al igual que Segovia, acude un médico con un vehículo turismo y un pequeño botiquín, pero hay lugares donde el desprecio por la vida de los Agentes es aún mayor, en Palencia, Burgos o Soria ni siquiera asiste un médico, acude un enfermero. En Salamanca tampoco se pone ambulancia para dicho acto y el Oficial Enfermero acude discrecionalmente, o sea no acude siempre. En León depende de la Unidad que sea la que realiza dicho ejercicio, va un médico sin ambulancia o no va nadie como se ha dado en algún caso. Hablamos así del mismo desprecio por la vida de los Agentes que en otras provincias”.

Union de Guardias Civils, además de incluir en su denuncia pública que “en la actualidad los agentes se están pasando los chalecos de unos a otros, sin poder tener en cuenta ni la talla, ni si quien se coloca los mismos tiene diferente fisonomía como es el caso de las mujeres”, solicita que se utilice una “ambulancia medicalizada” para la realización de este tipo de ejercicios de tiro, “que es la apropiada para tal evento”. “En caso de que llegue a suceder cualquier desgraciado accidente, esperemos que no suceda jamás, esta asociación se reserva las acciones jurídicas oportunas en defensa de sus afiliados y de los Guardias Civiles en general”, anuncian.

No hay comentarios