Pedro Sanchez y Zapatero al inicio del mitin. FOTO: Gaspar Francés
Pedro Sanchez y Zapatero al inicio del mitin. FOTO: Gaspar Francés

Había expectación por ver qué respuesta daba José Luis Rodríguez Zapatero a los elogios que Pablo Iglesias le dedicó el miércoles en un programa radiofónico. Además de afirmar que "es el mejor presidente de la democracia" comentó que siempre que tiene una duda le llama. Hoy el expresidente le ha respondido en Valladolid agradeciendo los halagos pero trasladándolos al partido. "Yo me debo al PSOE", ha dicho Zapatero.

"Ayer Pablo Iglesias me ha dedicado unas palabras amables a mi persona. Y se lo agradezco sinceramente. Cualquier palabra que suponga respeto a mí no es otra cosa que del PSOE. Yo me debo al PSOE y es un reconocimiento a todos vosotros", dijo José Luis Rodríguez Zapatero en un polideportivo del barrio de La Victoria lleno.

"Ahora parece que va de vieja y nueva socialdemocracia. Está bien que todos la quieran, pero la socialdemocracia es el PSOE", afirmó con energía.

El alcalde también se había referido minutos antes a la polémica en la que habían metido a Zapatero, según Óscar Puente. "Si te consulta las dudas Pablo Iglesias no darás a basto. Tiene dudas con las corbatas, tiene dudas con Txipras y Venezuela... Pero no te consultó para apoyar a un presidente socialista hace pocos meses. Para eso no descolgó el teléfono. Qué ha visto en ti. Tú eres tolerante, él es intolerante. Tú crees en la libertad de los medios de comunicación, él cree todo lo contrario... Nunca te he oído descalificar a nadie y él es un prepotente. Y él no ha sido nada y nos perdona la vida", dijo el alcalde.

Por si no estaba claro, Puente inistió en el tema para intentar aplacar la división en las filas socialistas. "No compartimos nada con Podemos. Creéis que su adversario es Mariano Rajoy y cuando pudo mandarlo a la oposición no lo hizo. El independentismo tampoco es su adversario. Aquí tuvimos claro quien era el adversario: León de la Riva", manifestó.

Soraya Rodríguez, cabeza de lista al Congreso, recurrió igualmente al líder de Podemos: "Yo te digo Pablo Iglesias: los socialistas de corazón no te creen nada. Te digo más, la gente de izquierda cada vez te cree menos. Por mucho que quieras no puede ser. El espacio está ocupado. Pablo".

Pedro Sánchez, de quien era el mitin, aludió también a Pablo Iglesias en diferentes fases de su deshilvanado discurso. Comenzó por decir: "Pablo Iglesias ya reconoce que los mejores presidentes han sido los socialistas". Luego continuó por explicar las razones por las que no habían llegado a un acuerdo tras las elecciones del 20 D. "Iglesias siempre antepuso la autodeterminación de Cataluña, País Vasco y Galicia y el control de la policía por encima de los intereses sociales. No dudo que Iglesias quiera poner fin al gobierno de Rajoy, pero siempre que no sea presidente un socialista", expresó el candidato del PSOE.

"Iglesias y Rajoy", añadió Sánchez, "pertenecen a dos polos opuestos de la política, perocomparten las formas de entender la democracia como un contrato de adhesión".

Más adelante el secretario general de los socialistas y candidato el 26 J, al referirse a "los muchos problemas que hay sobre la mesa", dijo que hay dos formas de afrontarlos: "La del bloqueo, que es la de Rajoy, y la de Iglesias: No estoy de acuerdo con nada y lo rompo".

Todavía hubo más alusiones a Pablo Iglesias y su formación, cuando poco antes de finalizar su intervención, Pedro Sánchez reclamó "el cambio sin intermediarios". En su discurso las referencias fueron también para Juan Carlos Monedero, al que criticó por decir que "los jueces, fiscales y policías deben estar al servicio de Podemos para luchar contra la corrupción".

Pedro Sanchez tira a encestar. FOTO: Gaspar Francés
Pedro Sanchez tira a encestar. FOTO: Gaspar Francés

De tres tiros, una canasta

Pedro Sánchez llegó con unos minutos de antelación al polideportivo, en cuya cancha de baloncesto unos chavales jugaban un partidillo. Sánchez buscó la foto  pidiendo el balón con la intención de lucir sus habilidades baloncestísticas que algún día tuvo pero que hoy no aparecieron. Tras dos lanzamientos a canasta fallidos, el tercero, prácticamente debajo del aro, acertó.

Sánchez repitió las cosas ya conocidas que hará después del domingo 26 cuando gane las elecciones, según él. Y pidió a los presentes que no fallen a la cita. "Digamos sí al PSOE para decir no a Mariano Rajoy".

José Luis Rodríguez Zapatero tuvo al inicio de su intervención palabras de recuerdo a la diputada laboralista laboralista Jo Cox, asesinada el jueves cerca de Leeds (Reino Unido), y a la mataznza de 50 homosexuales en Orlando (Estados Unidos). Estos dos recuerdo dio pie al expresidente del Gobierno a reclamar "respeto a la diversidad y llamar contra la sin razón y el fanatismo".

Rodríguez Zapatero hizo un canto a la integración y convivencia, y denunció a los "oportunistas de mala fe que dicen primero Inglaterra, primero Alemania, primero Francia... Primero todos a la vez, juntos, y primero aquellos que más necesidades tienen".

El expresidente del Gobierno repasó las leyes de derechos individuales por él impulsadas durante su mandato, para finalizar bromeando con la rivalidad Valladolid-León. "Yo nací en la calle López Gómez pero he vivido en León. He tenido ese problema, pero Óscar Puente ha conseguido hermanar a Valladolid con León", dijo antes de animar a la militancia socialista ante los comicios del26 J. "Se gana cuando se quiere ganar. Con convicción", gritó.

Javier Izquierdo fue el primer orador, seguido del alcalde que recordó que Pedro Sánchez era la quinta vez que venía a Valladolid, "mientras otros se paseaban de plató en plató", en referencia a Iglesias. Puente dijo que para él la prioridad era lo social.

"Nuestras prioridades no son los nombres de las calles, vestir a los Reyes Magos de damas, cambiar de sitio unos bustos... Ese no es nuestro cambio. Lo nuestro es hacer la sociedad más justa, cambiar desde la tolerancia", dijo el alcalde.

A continuación habló Soraya Rodríguez, candidata al Congreso de los Diputados, que centró su intervención en asuntos económicos, partiendo de los 40 puntos de incremento de la deuda pública en los últimos cuatro años de Gobierno del PP.

"Lo que ha merecido", añadió, "una multa de 4.000 millones de euros. Pero los amigos de Rajoy del Eurogrupo  han dicho: Te sancionamos a tí, pero quien lo paga es Pedro [Sánchez]"

No hay comentarios