Manifestantes de RTVCyL en la Plaza Mayor de Valladolid. FOTOS: GASPAR FRANCÉS
Manifestantes de RTVCyL en la Plaza Mayor de Valladolid. FOTOS: GASPAR FRANCÉS

La casi totalidad de los trabajadores de los centros de Valladolid de la RTVCyL han secundado el segundo día de huelga y han salido a la calle para exigir un sueldo digno, que los responsables de la empresa, los constructores José Luis Ulibarri (imputado en la trama Gürtel) y Migel Méndez Pozo (condenado y encarcelado), se niegan a atender.

La marea roja de los trabajadores de RTVCyL ha avanzado muy lentamente por la calle de Santiago, rodeada de silbatos, petardos y abierta por unos cabezudos. El grito más repetido ha sido: "Qué queremos? Un sueldo digno?", sustituido por el de: "¿Dónde está el dinero de la subvención?" ante la caseta electoral del PP, donde han realizado unos minutos de parada en la que se han oído gritos contra "la política de los populares y sus contratos basura".

Los trabajadores quieren saber qué han hecho los constructores corruptos metidos a empresarios de la comunicación con la millonaria subvención que anualmente inyecta la Junta de Castilla y León para mantener una falsa televisión regional.

Otros gritos coreados durante la marcha han sido: "Esto es una pena de televisión", "Nos han robado el convenio firmado" y "Huelga, huelga". Los trabajadores llevan con los mismos sueldos desde 2011 y con la negociación colectiva bloqueda, lo que ha provocado una serie de movilizaciones en los últimos meses hasta llegar a las dos jornadas de paro (jueves y viernes) y la manifestación de hoy.

Manifestante de RTVCyL. FOTO: Gaspar Francés
Manifestante de RTVCyL reclamando un sueldo digno. FOTO: Gaspar Francés

Inicidencia

La huelga ha tenido una alta incidencia en los dos centros de Valladolid, donde solo han acudido a sus puestos de trabajo los "mandos intermedios". Los contados 'esquiroles' han accedido al centro por puertas trasera. El director general, Eduardo Álavrez, lo ha hecho por la principal y ha recibido una pitada de los huelguistas, seguida de aplausos, que ha desencajado al directivo emparentado con los jefes, que ha vuelto la cabeza para echar una mirada no precisamente de compañero, según testigos presenciales.

La huelga ha impedido que se emitiera el Informativo Local, mientras que el Regional tuvo que reducir su duración, ya que el emitido fue solo de 40 minutos. Y esto porque los "mandos intermedios" guardaron en 'la nevera' noticias del día anterior.

En el resto de los centros provinciales la convocatoria de paro no ha tenido incidencia, salvo en Segovia, que ha sido mínima, según fuentes sindicales.

Para el 14 y 15 de julio está convocada una nueva huelga de 48 horas.

No hay comentarios