Imagen de archivo del secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández. Foto: úC
Imagen de archivo del secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández. Foto: úC

La Comisión de Garantías Democráticas de Podemos en Castilla y León ha emitido dos acuerdos que cuestionan la forma de actuar de la formación morada en la Comunidad. Por un lado ha acordado la “suspensión inmediata” de la figura de los enlaces provinciales creada por el Consejo de Coordinación regional y por otro ha reclamado la “inmediata comunicación de la declaración de la renta del ejercicio 2015 y de los datos fiscales en 2015, de todos los cargos electos y los empleados remunerados del partido”, poniendo así de manifiesto que hasta ahora no se había hecho.

En el primero de los casos, la Comisión de Garantías considera que el acuerdo adoptado por el Consejo Ciudadano Autonómico “vulnera lo previsto en el Punto II; V y VII del Código Ético, puesto que supone la imposición por el Consejo Ciudadano Autonómico, sin la participación directa de los inscritos en ningún proceso democrático, de un representante provincial que asumiría a todos los efectos, eso si, solapadamente, la total dirección política, administrativa y funcional a nivel provincial, rindiendo cuentas exclusivamente al Consejo Ciudadano Autonómico, obviando a los círculos, a los consejos ciudadanos y a los secretarios generales municipales”.

No obstante, la Comisión regional de Garantías considera “conveniente y acertada una estructuración provincial del partido, puesto que a las elecciones autonómicas y estatales se acude por la circunscripción provincial”. Igualmente la Comisión propone otros procedimientos “adecuados y respetuosos” con el Código Ético y los Principios Organizativos de la formación morada, que “si bien no regulan la estructura provincial expresamente, sí que regulan la estructura territorial, siendo la provincia un ámbito de actuación local”. “Sería muy difícil de defender y comprender que una estructura provincial fuera dirigida desde el ámbito autonómico en Podemos, cuando ni tan siquiera, en la actual estructura del Estado Español sucede tal actuación”, apunta la Comisión en su acuerdo que, si bien aprueba cautelarmente la “suspensión inmediata de funciones de los enlaces provinciales”, recuerda que su resolución no es definitiva y que contra ella pueden presentarse alegaciones ante la Comisión de Garantías estatal.

Transparencia

Por otra parte, la Comisión regional de Garantías ha emitido otra comunicación en la señala que “procede la inmediata comunicación de la declaración de la renta del ejercicio 2015 y de los datos fiscales en 2015, de todos los cargos electos y los empleados remunerados del partido”, poniendo así de manifiesto que hasta ahora no se había hecho.

Según el órgano fiscalizador de Podemos en Castilla y León los aludidos por esta resolución son los procuradores de la formación, los diputados provinciales, los concejales integrados en todo tipo de confluencia, ya sean agrupaciones electorales, coaliciones electorales o partidos instrumentales y los empleados remunerados propios del partido, así como, los empleados remunerados que prestan servicios a los cargos electos, “incluidas dependencias estatales si hubiere nombramiento, y grupos parlamentarios autonómicos, grupos municipales y provinciales”. Con respecto a estos últimos se llega a puntar que “en caso de no proceder a su entrega por estos, serán directamente responsables los cargos electos de los que dependan”.

“En caso de no proceder a comunicar los datos solicitados incurrirán en la comisión de una falta muy grave conforme al artículo 4.c) y/o 4.d) del anexo del RCGDCYL que puede ser castigada con la expulsión del partido y consecuentemente, con la inmediata de cesación de funciones”, advierte la Comisión de Garantías regional.

Puntualización

El Consejo de Coordinación de Podemos en Castilla y León, a través de un comunicado de prensa, asegura que el documento elaborado por la Comisión de Garantías referido a la supresión de los enlaces provinciales "no tiene validez" debido a el acuerdo por el que se adoptó la creación de esa figua fue sustituido por otro posterior que no ha sido analizado por la citada comisión:

"El Consejo de Coordinación de Podemos Castilla y León, en reunión extraordinaria celebrada el martes, 12 de julio de 2016 por medios telemáticos, acuerda por unanimidad: Comunicar a la Comisión de Garantías de Podemos Castilla y León que su Resolución de 12 de julio de 2016 'sobre la estructuración provincial' no tiene efectos porque atañe al documento para la estructuración provincial de Podemos Castilla y León aprobado por acuerdo unánime del Consejo Ciudadano Autonómico de 17 de enero de 2016 y derogado y sustituido por el documento de articulación de las estructuras de trabajo provincial aprobado por 18 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones en votación telemática del Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) celebrada los días 3, 4 y 5 de mayo, según lo acordado en la sesión del nueve de abril del mismo CCA", se indica textualmente.

En el comunicado no se explica si este nuevo acuerdo que sustituye al anterior se ha adoptado con la participación directa de los inscritos en algún proceso democrático, como criticaba la Comisión de Garantías en la anulación del primer acuerdo.

No hay comentarios