Sede de la redacción de El Día de Valladolid. Foto: úC
Sede de la redacción de El Día de Valladolid. Foto: úC

El Día de Valladolid, la cabecera de Promecal, propiedad del empresario Miguel Méndez Pozo (condenado en el caso de la construcción de Burgos), deja de ser un periódico gratuito para convertirse en una edición semanal de pago que solo podrá adquirirse en los kioscos los fines de semana.

La desaparición del periódico gratuito, que no había sido comunicada a los lectores habituales ni a los suscriptores, se ha hecho efectiva hoy, cuando han desaparecido de los habituales puntos de distribución los ejemplares en papel que se repartían a diario.

También ha desaparecido de la aplicación de descarga on line del periódico el ejemplar de hoy, sin que se ofrezcan explicaciones.

Sólo en la sede de la redacción del periódico, en una de las cristaleras, esta mañana se ha podido leer un aviso a los lectores en el que se vende este recorte como una "apuesta por el fin de semana". "La extensa oferta informativa y editorial del periódico se mantendrá a partir de ahora en los quioscos durante el fin de semana", reza el cartel.

La decisión adoptada por Promecal implica que la plantilla que se encargará de confeccionar el periódico semanal ha quedado reducida a la mínima expresión, siendo recolocados en otras empresas del grupo el resto de los trabajadores.

If you are looking to Buy Phentermine Online Fast have a look at this Buy Phentermine Online Fast website where you can buy Buy Phentermine Online.

El periódico El Día de Valladolid salió por primera vez a los quioscos de Valladolid en el año 2000 de la mano del Grupo Prisa. Pronto pasó a manos de Promecal y 10 años después inició su andadura como diario de distribución gratuita en la ciudad. A partir de hoy, deja de ser un diario gratuito para convertirse en una publicación semanal de pago.

No hay comentarios