Del Olmo explica a las concejalas Sánchez, Romero y Chávez el estado de los trabajos en la fosa de El Carmen.

“La idea es dignificar este espacio como un espacio de memoria colectiva. Tenemos comisión de seguimiento y vamos a ir dando los pasos oportunos. Lo lógico es, como ya se ha hecho en otras ciudades, poner un identificativo a las personas que fueron asesinadas en defensa de la democracia”. Este es el anuncio que ha realizado hoy la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez durante la visita que junto a la concejala de Servicios Sociales, Rafi Romero y la portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez, han realizado al cementerio de El Carmen para comprobar in situ el estado de los trabajos iniciados por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, por primera vez, con apoyo económico municipal.

“Abrir esta herida para poder cerrarla de forma definitiva”. Así ha que querido destacar la importancia de estos trabajos Romero para muchas personas que, como ella, tienen entre sus familiares a algunos represaliados por el franquismo.

En la misma línea se ha pronunciado Charo Chávez, destacando la “encomiable labor desarrollada por la ARMH para “recuperar para todo un país la memoria de los que lucharon por la democracia” frente al levantamiento de unos militares golpistas que sumieron a todo un país en una guerra civil y posteriormente en casi 40 años de dictadura.

El presidente de la ARMH en Valladolid, Julio del Olmo, durante la visita de las concejalas, ha explicado el estado actual de los trabajos, retomados el pasado 18 de julio tras la firma del convenio con el Ayuntamiento que se traduce en una aportación de 25.000 euros para poder continuar con la excavación.

Del Olmo ha apuntado que ya son 46 los restos de personas asesinadas localizados en la primera de las fosas comunes que se localizan en los pasillos del camposanto vallisoletano, aunque se tiene constancia de la existencia de al menos 7 fosas y alrededor de un millar de cuerpos (sólo en una de ellas, la siete, se tiene constancia de la existencia de 105 enterramientos).

“Estamos comprobando que hay dos tipos de asesinados. Unos, tras juicios sumarios, asesinados en San Isidro y luego los paseados. Iban matando y les van trayendo aquí. Las personas que desaparecieron de cocheras también están aquí, sospechamos”, ha apuntado Del Olmo, que se ha fijado como objetivo inicial para los dos primeros meses de vigencia del convenio el tratar de completar la localización (las identificaciones se presentan muy complicadas y costosas) de al menos las dos primeras fosas localizadas.


Noticias relacionadas:

No hay comentarios