Concentración contra la violencia machista celebrada esta tarde en Valladolid. Foto: úC

10 pares de zapatos rojos han simbolizado esta tarde en la Plaza Fuente Dorada la macabra cifra de las mujeres asesinadas durante el pasado mes en el estado español. En lo que va de año ya son 62 las víctimas por la violencia machista. Así se ha recordado esta tarde en la tristemente habitual concentración mensual contra la violencia machista en Valladolid.

En esta ocasion, también se ha hecho mención a que no solamente han sido las mujeres sino que también son los niños los que han resultado asesinados. También se ha hecho hincapié en las mujeres que se han suicidado por culpa de esta lacra y que también, como ocurre con los desahucios, es una información que parece no existir para los medios de comunicación, que solo la mencionan de refilón.

Durante la concentración, se informó de la campaña respaldada por ADAVASYMT en contra de las agresiones sexuales en fiestas, a raíz de los casos denunciados en las últimas fiestas de San Fermín. Una portavoz recordó las agresiones que se producen cada fin de semana bajo los efectos de las drogas y que quedan sin sancionar y habló del importante papel que juega la educación para evitar "el aprendizaje femenino de la indefensión". Concluyó su intervención con un contundente "cuando una mujer dice no, es no”.

Los asistentes al acto comenzaron a corear entonces la consigna: “¿A cuántas más tienen que matar?”.

La hija de Doris Benegas agradeció el reconcimiento a su madre. Foto: VTLP
La hija de Doris Benegas agradeció el reconcimiento a su madre. Foto: VTLP

La concentración de este mes ha servido también para rendir un sentido homenaje a Doris Benegas, que ha sido nombrada socia de honor de la Asocaición de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales que ella misma fundó. La abogada ha sido recordada por “toda una vida de activismo feminista”. Se hizo entrega de una estatua a su hija Elena Ocampo que protagonizó una emotiva intervención que hizo que se escapara más de una lágrima entre varios de los asistentes. Una carta firmada por Doris Benegas:

Compañeras, compañeros, hermanas:

De vez en cuando, nos sentimos abrumados por la cantidad de problemas que sufrimos como mujeres, que se suman a los que nos afectan como parte del Pueblo trabajador castellano en nuestro caso: violencia de género, discriminación laboral y salarial, utilización vejatoria publicitaria y mediática, discriminación intelectual y profesional.

El nombramiento como socia honoraria que me hacéis, os lo agradezco con todo mi corazón y lo asumo con absoluto orgullo, pero quiero decir que no he hecho otra cosa que lo que siempre he creído que debía hacer como mujer y como persona. Formamos parte de una sociedad en la que obviamente vivimos discriminadas, no tenemos otra opción racional que la de la adquisición de un compromiso teórico y práctico, a favor de que las cosas cambien.

Ese compromiso, además de servir para que las cosas vayan cambiando, nos sirve cada día para sentirnos más fuertes, para ejercer la solidaridad entre nosotras, para abordar la solución de los mil problemas concretos.

El papel de organizaciones como ADAVASYMT, de la Coordinadora de Mujeres de Valladolid y de tantos otros colectivos de mujeres es absolutamente imprescindible para luchar no solo contra la violencia de género, sino por una sociedad mejor para todas y todos.

A lo largo de estos años, hemos luchado mucho y conseguido resolver muchos casos desde nuestra asociación. Algunos tuvieron gran notoriedad, como el del alcalde abusador de Ponferrada. Otros, tuvieron menos notoriedad o finales más trágicos, como el caso de la vecina de Pajarillos, Benita, asesinada y descuartizada por su marido.

Son las víctimas de la violencia de género las que se merecen todos los homenajes y por eso desde hace muchos años el día 25 de cada mes nos concentramos aquí, en Fuente Dorada. Os animo, ojalá no hiciese falta, a seguir viniendo.

Para finalizar quisiera denunciar los recortes en recursos humanos y materiales, dedicados a las actividades en contra de la violencia de género, que el actual gobierno ha venido haciendo. Eso les hace, objetivamente, al menos por pasiva, cómplices de esa violencia.

Cada día un pequeño esfuerzo más, cada día una más comprometida. Por nuestras niñas, por nuestras jóvenes, por nuestras ancianas, por todas las mujeres.

Viva la lucha de las mujeres.

 Hasta siempre hermanas,

Doris Benegas Haddad.

 

No hay comentarios