Refugiados.
Refugiados.

El pasado día 15 de julio, un grupo de Vallisoletanos decidió sumarse a la carvana Abriendo Fronteras con destino a Grecia. Participantes en la iniciativa, como Martín Rodríguez Rojo, escriben para últimoCero un pequeño dietario del viaje.

Día 24 de Julio: En el ferry y en Marsella

Efectivamente, la asamblea fue la primera actividad colectiva que realizamos el día 24. Como ya he dicho en la crónica anterior la celebramos en el ferry. A las 11.30 de la mañana. En el primer punto acordamos el destino de un remanente de dinero. Se devolverá el importe del billete a dos compañeros que no pudieron venir con nosotros por razones de enfermedad y se colaborará con un pequeño agujero negro que adquirió la Caravana en su conjunto.

El punto segundo se dedicó a expresar nuestras impresiones sobre la Caravana. Nuestro compañero Fernando, salmantino representante en la Coordinadora Nacional, dijo que la acción en su conjunto había sido un éxito. “Somos capaces de hacer lo que nos propongamos”, afirmó. Felicitó a todos por su colaboración y añadió que con esta clase de personas se puede ir a cualquier lugar. El buen ambiente, la decisión, el compromiso, la entrega y las miras altas de los componentes de la Caravana son prueba de que a la postre nuestros objetivos, más pronto que tarde, terminarán cumpliéndose. Éste puede ser la síntesis de su intervención.

Otras compañeras tomaron la palabra: La noche del viernes, delante de la Embajada de España en Atenas, a los pies de la histórica Acrópolis, fue una de las noches más importantes de mi vida, se oyó decir. El grupo ha sido variado, heterogéneo, diferente; pero nos hemos entendido. Lo cual supone un enriquecimiento humano.

Llegamos a Marsella. Los autocares fueron vomitados desde el inmenso estómago del barco y montados en ellos nos trasladamos a un polideportivo que el partido comunista de Francia nos había buscado.

Fue la última noche de la Caravana. Al día siguiente, 25 de julio, cada autocar organizaría la vuelta a España cada uno a su manera. Unos se dirigieron a Barcelona y otros torcimos hacia Toulouse, dirección Irún, Palencia, Valladolid, Salamanca. Eran las 4 y 15 de la madrugada del 26 y los compañeros de Valladolid nos estaban esperando en la estación de autobuses con un desayuno fraterno. A ellos les daremos cuenta de nuestro periplo y a ellos les contaremos las respuestas que durante el viaje Marsella-Valladolid dimos a las cinco preguntas que la Coordinadora nos hizo a todos, a saber:

  1. Agradecimientos
  2. Cosas positivas vividas durante la Caravana.
  3. Qué es lo que más te ha gustado.
  4. Cuál ha sido el momento más intenso que has vivido durante el trayecto.
  5. Por dónde sigue el futuro.

Hoy, 26, empieza la verdadera Caravana hacia la liberación de los refugiados y refugiadas. Nos seguiremos viendo en la calle. Esto no ha terminado, era el sentir de quienes nos encontramos ya en Pucela.

Crónicas vallisoletanas del viaje a Grecia I

Crónicas vallisoletanas del viaje a Grecia (II)

Crónicas vallisoletanas del viaje a Grecia (III)

No hay comentarios