Un mozo golpea al animal en el encierro del Toro de la Peña. Foto: PACMA

El Partido Animalista PACMA ha documentado y descrito, prácticamente al minuto, cómo se ha desarrollado hoy el encierro del Toro de la Peña en Tordesillas, sucedáneo del Torneo del Toro de la Vega, suspendido al no permitir una nueva normativa regional el alanceamiento del animal en público.

Los animalistas tras recoger imágenes en vídeo y recopilar diversos testimonios de colaboradores que se han trasladado a ver el encierro, aseguran que no han podido confirmar si a Pelado, nombre del toro, se le dio muerte en la Vega de Tordesillas, una vez finalizado el festejo, o si ha sido trasladado anestesiado a algún otro lugar, donde se le deberá dar muerte en las 24 horas siguientes a la celebración del festejo, según establece el Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de Castilla y León.

Este es su relato de lo acontecido esta mañana en La Vega tordesillana:

11:10 Suena la bomba que marca el inicio del encierro.

11:20 Pelado entra en la vega. Se acerca hacia la ‘zona 1’ del pinar. Se queda ahí unos cinco minutos y vuelve hacia la rotonda. Los caballos no pueden pasar de la entrada a la vega y los corredores lo van guiando a pie hasta dentro de la rotonda. En los momentos antes de entrar ya tiene la lengua fuera.

11:35 Pelado vuelve a entrar a la rotonda. En la rotonda lo siguen llamando hacia el inicio del recorrido. Empieza a llover fuerte. Los corredores le dan algunos golpes con varas. Pelado está agotado. Desde que ha empezado a sacar la lengua, no hace carreras de más de 10-15 metros. Los corredores le citan continuamente, acercándose a 1-2 metros y prácticamente no reacciona. Les cuesta mucho hacerle avanzar.

11:40 Pelado llega al puente, que está cerrado por una valla a mitad. La lluvia ha formado charcos y se para cinco veces a beber. Los corredores se siguen acercando pero no muestra interés, por cómo se mueve, parece que solo quiere beber agua y que le dejen en paz.

mapa-tordesillas

 

11:45 Los corredores le siguen hostigando sin tregua, uno detrás de otro. Lo vuelven a llevar a la vega. Le lleva 15 minutos recorrer la ‘zona 0’ del mapa.

12:00 Llega a la ‘zona 1’ del mapa, el pinar que está nada más entrar a la vega a la izquierda, y ahí se queda quieto. Se acerca a un arbusto grande y mete la cabeza dentro. Los caballistas le hostigan pero Pelado sigue agotado, se queda quieto en el mismo sitio.

12:10 Suena la bomba que marca el final del encierro. La Guardia Civil anuncia a través de un megáfono que el encierro ha terminado y que todo el mundo tiene que retirarse. Se quedan algunos jinetes y todos los que van a pie se marchan. Por primera vez desde que empieza el encierro, se hace el silencio. También por primera vez, Pelado se queda solo. No tiene a nadie en un radio de 30 metros. Sigue en el arbusto de antes y empieza a comer de las ramas.

12:25 Pelado tiene 15 minutos de paz hasta que llegan los pastores con los cabestros. En cuanto se le acercan, empieza a andar y se esconde en un pinar frondoso, quedando arrinconado con la valla de un parking [‘zona 2’ en el mapa]. Los pastores no consiguen sacarlo de ahí. Por la carretera [‘zona 3’ en el mapa] llega gente a pie y en coche que se ha enterado de que Pelado sigue en la vega. Entre los vecinos y los pastores vuelven el ruido y los gritos. Tardan casi media hora en conseguir llevarlo de nuevo al pinar [hasta la ‘zona 4’ del mapa]. Los vecinos dicen que le han disparado un dardo tranquilizante.

12:55 Pelado llega a la ‘zona 4’ del mapa. Se queda de pie, inmóvil, sin reaccionar a nada, rodeado de guardias civiles y varios vecinos de la organización.

13:00 A Pelado se le cae la cabeza. Sigue de pie, pero su morro toca con el suelo.

13:05 Pelado cae al suelo. La Guardia Civil saca a todo el mundo. Entra una grúa con pala.

13:20 Desde el punto más cercano que me puedo acercar se escuchan cinco mugidos.

13:40 No queda nadie en la ‘zona 4’ del mapa y la excavadora no está”.

 

No hay comentarios