La concejala María Victoria Soto, en una rueda de prensa. Foto: úC
La concejala María Victoria Soto, en una rueda de prensa. Foto: úC

La concejala de Educación, María Victoria Soto, mantiene un 'doble juego' con respecto a la adjudicación del contrato de limpieza de colegios públicos que será dividido en cuatro lotes. Pese a que los informes técnicos apuntan la necesidad de este fraccionamiento, en consonancia con los planteamientos políticos mantenidos por el actual equipo de Gobierno y la normativa europea en vigor, ella ha enviado una carta al secretario general en la que hace constar que considera “conveniente que permanezca en un solo lote el servicio de limpieza”. Ella misma se ha encargado de hacer llegar esa misiva a los sindicatos implicados.

La propuesta para dividir en lotes el contrato único que ahora está en manos de la empresa valenciana Vareser se fundamenta en la instrucción 1/2015 de la propia secretaría general del Ayuntamiento para “impulsar la eficiencia y sostenibilidad de la contratación pública del Ayuntamiento e implementar, a través de ella, las políticas municipales en materia social, medioambiental, de innovación y promoción de las PYMES”. Atendiendo a esa instrucción, la normativa europea y a los criterios políticos de su propio partido, la directora del Área de Educación propuso la división en lotes del contrato.

Esa división en lotes cuenta con informe jurídico favorable del vicesecretario general del Ayuntamiento (sigue directrices de la normativa europea), pero ha sembrado dudas entre los trabajadores, preocupados por los cambios sustanciales que pueda acarrear en sus puestos de trabajo. Ya el pasado 30 de agosto los trabajadores mostraron su indignación por las intenciones del Ayuntamiento en la confección del nuevo pliego de condiciones encaminado a dividir el servicio de limpieza en cuatro lotes. “Si definitivamente el Consistorio vallisoletano sigue adelante con este proceder han dejaron claro que están dispuestos a todo, incluida la convocatoria de una huelga, para preservar su puesto de trabajo en las mejores condiciones posibles”, apuntaron entonces en un comunicado firmado por CCOO, sindicato que preside el comité de empresa en Vareser y cuya presidenta, Silvia Sierra Pérez, que está liberada, es también responsable de Afiliación, Finanzas de CCOO-CS VA. La división en lotes del contrato podría suponer el fin de su liberación sindical.

La concejala de Educación, María Victoria Soto, ante el desasosiego de los trabajadores, no ha dudado en remitir a los sindicatos la carta en la que ella expresaba al secretario general del Ayuntamiento su preferencia por un contrato único, a pesar de que conocer (pese a que fueron emitidos posteriormente) el sentido que finalmente tendría informe de intervención que da el visto bueno a la división en lotes.

En su carta, la concejala asume los planteamientos del Comité de Empresa de Vareser y hace constar que “la división en lotes no garantiza un eficaz cumplimiento del contrato” y que la alarma que genera la licitación de estos lotes “puede alterar la paz sindical tan necesaria en la prestación de un servicio tan esencial como este”. Y todo ello pese a reconocer que Vareser ha desarrollado el trabajo encargado “de forma muy deficiente”. “Los colegios han estado con problemas serios de limpieza y las quejas han sido reiteradas”, indica antes de reconocer que “el seguimiento del cumplimiento de este contrato ha supuesto una carga de trabajo, por el deficiente cumplimiento del mismo, se ha planteado incluso su resolución”. “El seguimiento del cumplimiento de este contrato se dificulta si hay más de una empresa adjudicataria”, entiende Soto.

El área que dirige la concejala Soto, en su propuesta inicial incluía una cláusula: “En el supuesto de que algún lote disminuyera o en el número de colegios o de trabajo por cierre total o parcial, el personal que preste el servicio en los mismos será redistribuido proporcionalmente en el resto de los lotes”. El informe del vicesecretario general, sin embargo, tira por tierra esas pretensiones: “Parece que se pretende dar a estos trabajadores un tratamiento similar al de auténticos empleados públicos fijos, que en caso de reestructuración de servicios, Sí pueden tener derecho a su reubicación en otros. Pero tratándose de trabajadores dependientes de contratistas, no les asiste tal derecho. Incluso en el supuesto de que todos los colegios o la limpieza de todas las dependencias municipales se hiciesen en solo lote, en caso de cerrarse dependencias se produciría necesariamente una modificación del contrato, siendo ello causa legal de despido objetivo”.

La distribución de la carta de Soto al secretario del Ayuntamiento mostrándole su oposición a la división en lotes, pese a ser enviada a los sindicatos, no ha conseguido calmar a los trabajadores. El pasado 14 de septiembre, en asamblea, CCOO y CGT decidieron conjuntamente la realización de dos concentraciones para expresar el descontento de la divisón en 4 lotes en vez de uno como ocurre actualmente. Serán el dia 26 de septiembre a las 10 de la mañana en la puerta del Ayuntamiento y el día 28 del mismo mes a la puerta de San Benito a la misma hora, ya que en ese edificio se encuentra ubicada la Concejalía de Educación.

Fuentes minicipales apuntan que la aprobación del inicio de este expediente de contratación será abordada por la Junta de Gobierno municipal que se celebrará el próximo miércoles.


Noticias relacionadas:

No hay comentarios