Antonio Gato, Manuel Saravia y el alcalde Óscar Puente, esta tarde durante la reunión de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad. Foto: J.O.
Antonio Gato, Manuel Saravia y el alcalde Óscar Puente, esta tarde durante la reunión de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad. Foto: J.O.

Ayuntamiento, Junta de Castilla y León y Ministerio (Renfe y Adif) han acordado esta tarde alargar tres meses más el recorrido del túnel financiero del soterramiento. En ese tiempo buscarán un nuevo diseño para la operación que pueda servir para poner a cero la acuciante deuda de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad…, sin enterrar el Plan Rogers.

Renfe y Adif, pagan al menos parte de los 62,5 M€ de lo que adeudan por lo que ya está hecho (nuevos talleres). El Consistorio vallisoletano, agiliza trámites urbanísticos y da seguridad jurídica para la puesta a la venta del primer lote de suelo y con ello se convence a los bancos para que aplacen tres meses el cobro de los 404 que debe pagar ya la Sociedad. Los bancos “están en buena disposición”, ha señalado el secretario de Estado de Infraestructuras Julio Gómez Pomar al término de la reunión celebrada esta tarde en Valladolid.

Esta prórroga, “necesaria hasta que no haya un plan de viabilidad encima de la mesa”, permite “seguir trabajando en los planes de viabilidad y firmar el ya ultimado nuevo convenio de colaboración entre los miembros de la sociedad” de cara a una negociación con las entidades financieras en las que ya ha dejado de tener peso la carta de conformidad que firmó el ex alcalde Javier León de la Riva avalando una deuda de más de 100 millones de euros (25% del total de la sociedad). “Nadie pretende denunciar a nadie”, ha dicho el secretario de Estado.

Según han desvelado tras la reunión de esta tarde el secretario de Estado, el consejero de Fomento de la Junta, Juan Carlos Suárez Quiñones y el propio alcalde de Valladolid, Óscar Puente, Renfe y Adif ya han iniciado una negociación con los bancos de forma paralela, que despejará la vía a un nuevo convenio gracias a la puesta en el mercado de las primeras parcelas de suelo en el entorno de la actual estación.

Generar “cuanto antes” esos ingresos por la venta de suelo vuelve a ser la pieza angular sobre la gira toda la operación que, a falta de un nuevo diseño (a presentar en tres meses si se consigue el aplazamiento) sigue sin enterrar el Plan Rogers (soterramiento completo).

El alcalde Óscar Puente, preguntado sobre si alguien puede estar interesado en la compra de ese suelo al desconocerse aún si la estación irá finalmente enterrada o en superficie, ha desvelado que “dos fondos de inversión, que no han presentado oferta, sí que han solicitado información urbanística de los terrenos”. “Uno es español y el otro de Singapur”, ha dicho Puente.

“Ni garantías ni pagos. El Ayuntamiento no puede afrontarlos frente a los bancos. En tres meses sí o sí hay que rematar la operación con un acuerdo nuevo”, ha explicado el alcalde antes de apuntar que el objetivo es poner a cero el reloj de la deuda que ya se arrastra, inasumible para las arcas municipales.

“No se trata de una patada hacia delante. No hacemos como el avestruz, sino con la cabeza bien alta. Las expectativas son francamente favorables”, ha indicado el consejero de Fomento.

En cuanto al traslado de los talleres, la reunión ha servido para forzar un poco más la máquina de un cambio de ubicación atascado por la entrada en concurso de una de empresas que debe suministrar parte fundamental de la maquinaria de la nueva infraestructura. La ya ex ministra de Fomento, Ana Pastor había prometido el traslado para junio. Los retrasos se han ido repitiendo pese a que el problema sigue siendo el mismo que hace meses.

No hay comentarios