Manuel Sierra pintó el cuadro mientras se desarrollaba el homenaje a Doris Benegas. Foto: J.P. Miñambres
Manuel Sierra pintó el cuadro mientras se desarrollaba el homenaje a Doris Benegas. Foto: J.P. Miñambres

La subasta silenciosa de un cuadro de Manolo Sierra organizada durante el homenaje a Doris Benegas se saldó con la adjudicación de la obra por 575 euros, según informa la organización del acto.

El marco no era una sala de 'Sotheby's' o 'Christie's', sino un teatro -el Carrión-. No hubo 'toc, toc' porque no había mazo ni mesa en la que golpear. Fue una subasta silenciosa la celebrada durante el multitudinario acto de homenaje a Doris Benegas, que tuvo lugar la tarde del 15 de octubre.

La obra, objeto de subasta, fue realizada por Manolo Sierra en el propio teatro, a la vista de las personas que abarrotaron el Carrión (800 localidades), otras tuvieron que seguir el acto desde el exterior através de una pantalla instalada en una carpa anexa levantada en la calle Alcalleres.

La puja más alta, de las cerca del medio centenar realizadas, la efectuó una persona -que prefiere mantener el anonimato-, y que fue de 575 euros, que irán a sufragar parte de los gastos generados. La casi totalidad de las cantidades ofrecidas oscilaban entre los 400 y 500 euros.

Manolo Sierra (Villablino, 1951) se ha volcado en el homenaje a Doris Benegas, realizando el cartel, los cuatro murales pintados -en Pajarillos, Delicias, Victoria y Rondilla- los dos fines de semana previos al acto y la donación de la obra subastada. Una vez más, todo un ejemplo de solidaridad.

"Parte de lo mejor de mí me lo enseñaron las gentes de esta ciudad. Aquí aprendí a comportarme cívica y políticamente. A pensar en los demás, y a luchar por un mundo mejor", decía Manolo Sierra en la hoja para participar en la subasta.

No hay comentarios