Luis Vélez, Jesús Julio Carnero, Óscar Puente y Artemio Domínguez, tras anunciar el acuerdo.

600.000 euros por cuatro años. Este es el precio de la extinción del fuego desatado entre el Ayuntamiento de Valladolid y la Diputación Provincial a cuenta del coste de los servicios de los Bomberos en los pueblos del alfoz, cuya atención es competencia provincial. Ambas instituciones han firmado hoy un acuerdo “que satisface plenamente a las dos partes” y que deja pendiente de una rueda de prensa convocada para mañana al tercer implicado, el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, que se ofreció en los últimos días a correr con los gastos de construcción de un nuevo parque a cambio de que fuera gestionado por la institución provincial.

Una conversación entre el presidente de la Diputación y concejal del PP en el Ayuntamiento de Valladolid, Jesús Julio Carnero y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente ha servido para zanjar una negociación enquistada durante meses. Hasta el punto de darse por rota al negarse la Diputación a aproximarse a las cantidades exigidas por el Ayuntamiento y anunciar el equipo de Gobierno municipal su intención de denunciar el convenio actualmente en vigor (su denuncia, que fue llevada a pleno, fue retirada a petición del PP en aras de alcanzar un consenso).

La negociación abierta entre la Diputación y el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, que se ofreció a construir en su término municipal un nuevo parque a cambio de que fuera dotado y gestionado por la institución provincial, fue interpretada por el Ayuntamiento como una traición y deslealtad que, finalmente, ha quedado en agua de borrajas al alcanzarse un acuerdo.

La “baza” que la Diputación ha intentado jugar con Arroyo, a parte de haber sido cuestionada por su escasa eficacia, no traía cuenta, ya que era necesario desembolsar 900.000 euros, una cantidad sensiblemente superior a los 600.000 que empleará finalmente en costear el servicio de su competencia que presta el Ayuntamiento vallisoletano.

El fuego abierto durante meses a cuenta del coste de la extinción de incendios en el alfoz se extingue con la siguiente receta: Diputación abonará ahora al Ayuntamiento la cantidad que UNESPA les abona a ellos en concepto de extinción de incendios: 310.000 euros, más 280.000 por “coste marginal del servicio” y permitirá al Ayuntamiento repercutir aquellas salidas de carácter privado (cornisas, llaves) que se encargará de cobrar la Diputación.

“Hoy es un buen día. Se trata de una solución más equitativa y más justa. La mejor posible para Valladolid. Ha imperado la cordura y el sentido común”, ha querido destacar el alcalde, mientras el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, se felicitara por el cambio de criterio que ha facilitado el acuerdo: Se ha impuesto el criterio de coste marginal incluido como en otras ciudades, frente al reparto de costes por número de habitantes con el que hacía cuentas el Ayuntamiento.

El presidente de la Diputación ha pospuesto hasta mañana, en una rueda de prensa junto al alcalde de Arroyo de la Encomienda, desvelar si finalmente se construirá o no el parque anunciado en el municipio cercano a Valladolid que, en cualquier caso, dado su nivel de crecimiento (a punto de superar los 20.000 habitantes) deberá asumir en breve las competencias en materia de extinción de incendios o bien firmar un acuerdo con los bomberos de Valladolid.

No hay comentarios