Puesto montado en la Plaza del Carmen en Delicias para recoger juguetes. Foto: úC
Puesto montado en la Plaza del Carmen en Delicias para recoger juguetes. Foto: úC

Esto es algo más que una campaña de recogida de juguetes. Pretendemos que sea algo más que un acto solidario. En realidad es una clase a pie de calle para que los niños aprendan la filosofía del compartir y, sobre todo, una manera de consumir alternativa”. Así explican en el colectivo Tejiendo Redes 15M Valladolid de Delicias en qué consiste su quinta campaña de recogida de juguetes con la vista ya puesta en la Navidad.

En la Plaza del Carmen, en el corazón del barrio, hoy han comenzado a recoger juguetes y trocar ropa y otros objetos para repetir, un año más, una actividad que, además de mucho trabajo, reporta una satisfacción personal a los que la llevan a cabo y, especialmente, a sus destinatarios, los niños más desfavorecidos del barrio.

Todos los miércoles hasta el próximo 21 de diciembre, en el centro cívico y entre las 20 y las 21 horas, se podrán seguir entregando juguetes.

Rosi, que atiende a todos los que se acercan a preguntar, recuerda que el año pasado se repartieron más de 2.000 juguetes entre los peques de las Delicias. “El año pasado la respuesta fue buenísima. Recuerdo especialmente a los trabajadores de una empresa de Boecillo que nos hicieron llegar una furgoneta cargada hasta arriba o un colectivo de abogados que llenó 3 o 4 coches”, explica.

Todos los juguetes, una vez recogidos, son revisados uno por uno. Se tiran los que no están en perfecto estado se limpian y en el caso de los peluches se envían a la lavandería y, por último, se ponen pilas. “Solo en baterías es un presupuesto, por eso agradecemos que nos los den con pilas”, apunta Rosi, cara visible de un colectivo que resiste con el espíritu del 15M y que no recibe ningún tipo de ayuda económica institucional para desarrollar esta actividad.

Este año el reparto de juguetes está previsto para el dos de enero, aunque no se ha decidido aún si se será en plena calle, como ha ocurrido otros años, o en el Centro Cívico del barrio. “Dependerá del tiempo, pero a nosotros nos gustaría que fuera en la calle, para que la gente sepa lo que hacemos y nos conozca”, explica.

 

No hay comentarios