Javier León de la Riva abandona los juzgados tras prestar declaración como imputado en el caso 'comfort letter'. Foto: Gaspar Francés
Javier León de la Riva abandona los juzgados tras prestar declaración como imputado en el caso 'comfort letter'. Foto: Gaspar Francés

El ex alcalde del PP en Valladolid, Javier León de la Riva, ya condenado en firme por desobediente (Caso Áticos de Zorrilla), ha prestado hoy declaración como imputado (ahora investigado) ante el juez de Instrucción número 4 de Valladolid por el caso ‘comfort letter’, la carta de conformidad que firmó para plegarse a los intereses de los bancos que financian la operación de soterramiento sin informe preceptivo alguno y sin acuerdo de pleno.

Frente al juez, Javier León de la Riva ha cambiado su versión inicial. Si el pasado 13 de junio registraba un escrito de alegaciones para tratar de impedir la anulación de la comfort letter en el que apuntaba al que fuera su concejal de Hacienda, Alfredo Blanco (“se me presentó a la firma por quien debía realizar o comprobar esos trámites previos”, hoy ha preferido asumir en solitario cualquier responsabilidad (se le investiga por prevaricación) alegando desconocimiento. Algo parecido a lo que ya ocurrió en el caso áticos en el que fue condenado.

Javier León de la Riva ha llegado a los juzgados poco antes de las 10 horas acompañado por su abogado. Allí le esperaba un ‘pelotón de fusilamiento mediático’ y algún vecino que le espetó "¡soberbio!, ¡sinvergüenza, vas a pagar ahora por lo que has hecho!". No quiso hacer declaraciones y, tras pasar por el arco de seguridad, accedió directamente a la estancia en la que fue llamado a declarar.

Allí permaneció por espacio superior a una hora. A la salida, el otrora locuaz alcalde, volvió a guardar silencio ante los medios. “¡Mucha suerte!”, le gritó un vecino. “Gracias”, respondió él. “A ver si esta vez vas a la cárcel”, completó el ciudadano. Javier León apretó entonces el paso para desaparecer por la calle Angustias.

Tuvo que ser su abogado, José María Tejerina, el que diera explicaciones a la prensa sobre lo declarado por su cliente. Una versión algo más que sorprendente para quien durante dos décadas tuvo a bien presumir de buena gestión y controlar todo lo que se movía en el Ayuntamiento.

Según su abogado, Javier León firmó la carta de conformidad que comprometía al Ayuntamiento a devolver 100 de los 400 millones de euros de préstamo concedido a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad porque “no conocía la trascendencia mercantil que luego se entera que tiene”.

"El mal o el error que cometió fue no haber dado la trascendencia a una carta de conformidad, pues era un documento mercantil muy poco conocido en aquella época y era, además, el primero que firmaba; pensaba que no se trataba de una póliza de préstamo o línea de crédito y no formaba parte de un expediente administrativo que sí hubiera sido necesario tramitar", dijo su abogado.

El letrado también se refirió a la carta de conformidad firmada por Javier León, que lleva membrete del Ayuntamiento con su nombre y apellidos como un documento que “no sale del Ayuntamiento ni lo elabora el entonces alcalde sino que llegó de Madrid de la mano de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad y que previamente había preparado y redactado un consorcio bancario".

Javier León tras prestar declaración. Foto: Gaspar Francés
Javier León tras prestar declaración. Foto: Gaspar Francés

Inmolarse bajo presión

El actual alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que ha llevado a los tribunales a su antecesor tras anular la famosa carta de conformidad por haber determinado el Consejo Consultivo de Castilla y León que la aprobación se llevó a cabo sin respetar los procedimientos legalmente establecidos y sin contar con informes favorables de los servicios jurídicos y de la Intervención del Ayuntamiento, ha asegurado hoy, en declaraciones en Onda Cero, que Javier León de la Riva, "ha decidido inmolarse en los juzgados" convencido de que “alguien presiona" al exalcalde "para que no diga la verdad".

“La tesis de León de la Riva es contradictoria e inverosímil. Un documento de ese tipo no se firma sin preguntar. Trata de eludir algún mal mayor que pueda pesar sobre él”, han sido algunas de las valoraciones del alcalde actual.

Esta mañana también han pasado por el juzgado a declarar el secretario general del Ayuntamiento, Valentín Merino y el ya ex interventor, Jesús Velázquez. Ambos ratificaron sus informes y dejaron claro que en ningún momento se les consultó o tuvieron conocimiento de la firma de ese documento que, por el momento, ya se ha traducido en la recepción en el Ayuntamiento de un requerimiento de los bancos del soterramiento por importe de 32 millones de euros. Una cantidad inasumible para las arcas municipales.


Noticias relacionadas:

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios