Representación al final de la manifestación contra la violencia machista esta tarde en Valladolid. Foto: J.O.
Representación al final de la manifestación contra la violencia machista esta tarde en Valladolid. Foto: J.O.

Miles de mujeres  -también hombres- han clamado en la calle contra las violencias machistas. Con una manifestación ha terminado una jornada intensa en actividades de todo tipo, que ha concluido con un deseo: "Que el 25N sea todos los días del año".

"No queremos lágrimas. Exigimos compromisos" era el lema de la pancarta de la Coordinadora de Mujeres de Valladolid que ha encabezado la manifestación, secundada por miles de personas que han partido de Fuente Dorada a los gritos de 'No más violencia contra las mujeres' y '¿A cuantas más tiene que matar?'.

La indignación y la rabia era más patente que nunca. Durante el recorrido se gritó: 'En el 16 van 96'. Ayer mismo en Fuenlabrada fue degollada una chica con 26 años a manos de su novio. "96 mujeres asesinadas en lo que va de año. Esto es terrorismo de estado", era un sentimiento generalizado al ponerse en marcha la manifestación.

Manifestantes a su paso por la Plaza Mayor. Foto: J.O.
Manifestantes a su paso por la Plaza Mayor. Foto: J.O.

Tras la pancarta inicial, una mujer del Foro Feminista con otra consigna muy coreada: 'Violencia machista, cuestión de Estado', seguida de una de IU: 'Sin igualdad no hay democracia'. Y otra de Amnistía: 'Yo acojo a las mujeres refugiadas. #Yo acojo'. Después iba a pancarta del PSOE: 'No más muertes'... y cerrando la manifestación la de la Plataforma por la Sexualidad y el Aborto Libres: 'El miedo va a cambiar de bando. Autodefensa Feminista'.

La comitiva -animada por la batucada Batuccaddos- ha desfilado dirección Plaza Mayor y pasado ante el Ayuntamiento, de cuya fachada pendía una pancarta y lucía de color morado. Los manifestantes han recorrido la mitad de la calle Santiago para desviarse por Montero Calvo hasta Teresa Gil, antes,  en la esquina con Duque de la Victoria, se han detenido unos minutos sin cesar de gritar: 'La discriminación también agresión'; 'Las instituciones tienen obligaciones'; '¿Cómo nos queremos? Nos queremos vivas y libres'; 'Vosotros machistas sois terroristas'; 'Vaya valentía pegando todo el día'; 'No se han muerto, las han matado';  'En el 16 van 96'; "Jueces y fiscales también spn culpables'; 'No es un caso aislado,  se llama patriarcado'; 'A tí que estás mirando también te están matando'; 'Fuera rosarios de nuestros ovarios'; 'No estamos todas faltan las muertas'; 'No se han muerto, las han asesinado'...

Al llegar la cabecera Fuente Dorada, un grupo de mujeres aguardaban en formación y en silencio portando cruces moradas con la leyenda: 'Feminicidio'. Sobre el estrado instalado, otro grupo más reducido vestidas de riguroso negro y también con cruces, que han ido arrojando al suelo antes de arrojarse al suelo. Al final todas han golpeado las cruces contra el suelo y gritado: "¡Mujeres unidas, libres y vivas!". Ha sido la perforance del grupo 'Baba Yagá'.

A continuación, Dunia Etura, profesora universitaria, ha dado lectura al manifiesto con una serie de exigencias a todas las administraciones para acabar con las violencias machistas. Tras pedir que el 25N sea  todos los días del año,  ha concluido con el grito: 'No queremos lágrimas. Exigimos compromisos'.

Plataforma por la Sexualidad y el Aborto Libres

La pancarta de la Plataforma y sus acompañantes, tal como tenían previsto, no ha entrado en Fuente Dorada, y se han dirigido a Portugalete, donde se ha leído otro manifiesto en el que se denunciaba la lacra terrorista a la que están sometidas las mujeres por el hecho de ser mujeres. También se denunciaba el hartazgo "de las imposiciones y humillaciones patriarcales,micromachismos, abusos de poder, violaciones y de los asesinatos".

La Plataforma por la Sexualidad y el Aborto Libres había convocado una concentración a las 19:00 en la plaza Portugalete donde se proyectó "La mujer, cosa de Hombres", de Isabel Coixet.

Durante la proyección se escribieron con tizas los nombres de las mujeres asesinadas y se pintaron siluetas. También prendieron algunas antorchas.

Cartel colgado en el balcón del Ayuntamiento.
Cartel colgado en el balcón del Ayuntamiento.

Acto institucional

La ciudad de Valladolid se declaró hace ya tiempo “Libre de violencias machistas” y hoy lo ha vuelto a hacer con motivo del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Este ha sido parte del mensaje de la declaración institucional leída por los portavoces de todos los grupos políticos.

Los actos, presididos por el alcalde, Óscar Puente, y la concejala de Educación, Infancia e Igualdad, Victoria Soto, al ritmo de la actuación del Coro del IES Núñez de Arce, han concluido esta mañana con el despliegue de una lona sobre el balcón municipal que recoge el lema de este año: “Con él no significa suya. Todas y todos somos la llave”.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, lamentó, en su intervención, lo “tristemente llamativo que en una sociedad como la nuestra, que se considera avanzada, que se ha dotado de un marco legal en el que por ley todos y todas somos iguales y que en derechos sociales se encuentra en la vanguardia de los países de nuestro entorno, las cifras que reflejan los asesinatos y agresiones contra las mujeres y las niñas sigan siendo abrumadoras”.

Puente señaló que “no resulta consuelo alguno, sino que aumenta nuestra pesadumbre aún más, que la violencia contra las mujeres sea un fenómeno a escala mundial que no tiene visos de remitir”, y abogó por “ponerle coto”, fundamentalmente a través de políticas de carácter preventivo “centradas en la educación de nuestros niños y niñas”.

El alcalde citó al todavía Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, cuando afirma que “la violencia de género no será erradicada hasta que todos y todas nos neguemos a tolerarla”.

Acto institucional.
Acto institucional.

“Denunciar los malos tratos y las agresiones es fundamental, no solo para las mujeres que los sufren, sino también para quien los presencian o tienen conocimiento de ello. Si no hacemos nada, si permanecemos impasibles, estaremos tolerando comportamientos inaceptables”, concluyó.

El manifiesto, este día de conmemoración en el que la Corporación sumó todas sus voces al llamamiento de Naciones Unidas, fue pronunciado por el director del periódico más viejo de la ciudad que calificó de “pandemia” la violencia que afecta al 50% de las féminas en el mundo.

Galletas de chocolate en Konecta

Con anterioridad a todo esto, la jornada del 25 de noviembre, Día Internacional contra las Violencias Machistas, había deparado un hecho: el reparto de galletas de chocolate a sus trabajadores -la mayoría mujeres- por parte de la empresa Konecta según informa la Federación Local de CGT:

"Estamos dentro de un sistema patriarcal que sufrimos desde que nacemos. Abusos de poder, maltratos, violaciones, asesinatos (96 mujeres asesinadas, e hijas e hijos en lo que lleva de año -www.feminicidios.net-), y lo sufrimos en todos los ámbitos de nuestras vidas tanto personal, laboral como social.

Sin ir más lejos en el día de hoy, a la empresa Konecta BPO en Valladolid, que presta servicios de atención al cliente para Vodafone, se le ha ocurrido un nuevo eslogan para este día:

“El próximo viernes 25 de Noviembre, te invitamos a celebrar la llegada del INVIERNO, con… EL DÍA DE LA GALLETA. Para ello, en las salas de descanso de cada centro, habrá GALLETAS DE CHOCOLATE”

Así informaban a sus trabajadorxs en el día de ayer la inquietante celebración.

Genial, perfecto.

Que una multinacional, que la mayor parte de su platilla son mujeres, que un día como hoy se les ocurra esta campaña, no sólo nos parece insultante y vergonzoso, sino también hiriente. Demuestran que no tienen ningún tipo de sensibilidad, de la falta de conciencia a la gran problemática de la violencia de género. Que con este gran plan que ofertan a sus trabajadoras dándolas galletas de chocolate, están actuando de forma contraria a la lucha contra esta lacra, contra las violencias machistas. Deslegitiman este día y esta lucha.

Recordamos también, la campaña que hace un par de años, el 8 de marzo día internacional de la Mujer Trabajadora, regalaban a sus trabajadoras un “kit para hacer cookies”.

O el bono cheque-bebe, donde “premian” a la embarazada con un cheque monetario, si no se coge la baja antes de dar a luz.

Perpetúan los estereotípos patriarcales, regalan campañas  para tenerlas contentas, claro está, en la cocina. Juegan con las situaciones económicas (de sobra se sabe la precariedad del sector) ofreciendo esos cheques-bebes.

Lleva Konecta BPO y la parte social, más de 3 años negociando el plan de igualdad para la plantilla, haciendo visible la empresa su poco interés, retrasando reuniones (2 en un año) y sin ningún avance.

Nos cuadra también por sus formas y nula conciencia al respecto de la igualdad y la violencia de género, que toda trabajadora que pide concreción para el cuidado de su hijx, se lo deniegue sistemáticamente, teniendo que ir a juicio, donde se desmonta la negativa de la empresa y teniendo que dar a la trabajadora el horario que pide para poder tener una conciliación con la vida familiar.

Así es Konecta, atenta con su plantilla regalándonos galletas de chocolate".


Contenido relacionado:

No hay comentarios