El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, se convirtió en 2014 en el campeón en el reparto de ‘bufandas’ entre su personal de confianza. Su consejería ese año repartió en gratificaciones extraordinarias (completamente legales, aunque en muchos casos de difícil justificación) un total de 167.439 euros, de los que buena parte (16.770 euros) fueron a parar a su chófer oficial (J.D.R.R.), el mismo que en su día consintió el uso irregular del vehículo oficial de la Junta de Castilla y León para trasladar a su mujer a una clínica privada para recibir tratamiento.

Según los datos a los que ha tenido acceso el procurador socialista Pedro González (los últimos que se han hecho públicos) tras tener que cotejar consejería por consejería la documentación oficial que no se permite fotocopiar ni fotografiar alegando el derecho a la protección de datos, la Consejería de Presidencia se sitúa a la cabeza del resto de consejerías en el reparto de estas gratificaciones extraordinarias que, a la vista de lo que percibe el conductor del consejero, más bien se puede calificar de complemento salarial estable: ingresó en febrero, junio y agosto la misma cantidad (4.200 euros), una cantidad prácticamente idéntica a la percibida en noviembre (4.170 euros).

Pese a que Presidencia es la Consejería que globalmente invirtió en 2014 más dinero en ‘bufandas’, el chófer del consejero titular no es sin embargo el más compensado por sus jefes, sino el de la Consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, L.L.I., que se embolsó 17.354 euros al margen de su remuneración por su “especial dedicación” y el del consejero de Fomento, que percibió 19.381 euros por este mismo concepto.

La Consejería de Hacienda, en total destinó a estas gratificaciones 150.000 euros, según los datos recopilados por el procurador socialista.

El análisis del reparto de bufandas en la Consejería de Sanidad (excluidas las guardas médicas) asciende a 131.975 euros, a 83.928 euros en la de Agricultura (excluidas las cantidades abonadas a veterinarios) y ha 95.000 euros las abonadas por Fomento (excluidas los Servicios de Prevención de Incendios).

El procurador socialista Pedro González, que vuelve a criticar la opacidad con la que se conceden estas gratificaciones, destaca que “llama la atención que a Jefes de servicio de todas las provincias en el mes de Junio de 2014 tengan asignados 1.500 euros y en el mes de Noviembre los mismos se les asigna a todos por igual 500 euros”.

“El caso de algunos de los chóferes resulta especialmente sangrante ya que es por todos conocido que su jefe despliega casi toda su actividad en Valladolid y son contados los desplazamientos que realiza fuera de la provincia”, comenta González, haciendo hincapié en que “muchas cantidades se repiten mes tras mes, lo que impide que a estas gratificaciones pueda calificárselas como extraordinarias”.


1 comentario

Comments are closed.