Un tren de alta velocidad en uno de los andenes de la estación Campo Grande de Valladolid.
Un tren de alta velocidad en uno de los andenes de la estación Campo Grande de Valladolid.

“Sin pretender oponernos al progreso, no podemos asumir el despilfarro económico y ambiental que supone la infraestructura que se ha realizado y se está realizando solo para dar servicio de viajeros, solo entre grandes ciudades y solo para quien se lo pueda pagar”. Este es el encabezamiento de la resolución presentada por Ecologistas en Acción Valladolid y que ha sido aprobada por unanimidad por la Asamblea Confederal de la organización ecologistas celebrada este fin de semana.

“Reiteramos y remarcamos que el coste de “altas prestaciones” es 10 veces menor respecto a la alta velocidad y alcanza la nada despreciable velocidad de 200 kilómetros por hora 10 veces menos en miles de millones de Euros es mucho dinero que podría atender otras necesidades sociales y medioambientales. Podrían utilizarse recursos con mejoras tecnológicas y de infraestructura para potenciar el uso del ferrocarril en el transporte de mercancías. Un tren de 800 metros evita circular 80 camiones, el ahorro energético y de emisiones de CO2 lo justifica mucho más que el AVE, sin mencionar la accidentalidad de la carretera. Podrían crearse nuevos núcleos de cercanías ferroviarias, como por ejemplo entre Medina del Campo y Palencia, de un coste de puesta en marcha de sólo 11 millones de euros y gasto de explotación de unos 8 millones de euros anuales comparadas con los miles de millones de euros que maneja el AVE. Si añadimos que el ferrocarril convencional (Cercanías y Regionales) se utiliza anualmente 500 millones de veces y el AVE no llega a 30 millones, es injustificable la diferencia de trato y de inversión que se está llevando en política ferroviaria”, entiende Ecologistas.

La resolución final de la 18ª Asamblea Confederal de Ecologistas en Acción acuerda: “Denunciar el trato de favor que se está dando al ferrocarril de alta velocidad (AVE) y la falta de inversión en el tren convencional, de mercancías y de viajeros/as” y “declararse a favor de líneas de altas prestaciones como la que se plantea ahora a Santander y a favor de más núcleos de Cercanías ferroviarias, como entre Palencia y Medina del Campo, que actualmente no existe”.

No hay comentarios