Aula vacía en un colegio de la Comunidad.
Aula vacía en un colegio de la Comunidad.

No hubo posibilidad de acuerdo en la mediación convocada en el Serla para resolver el conflicto de los trabajadores y trabajadoras del servicio de madrugadores. Por segunda vez la Junta de Castilla y León no acudió al acto de conciliación, celebrado el 9 de de enero, después de aplazar la mediación convocada el día 29 de diciembre. Mientras tanto, los 700 trabajadores y trabajadoras se han quedado sin cobrar las vacaciones escolares de Navidad por un problema meramente administrativo.

Así lo ha denunciado hoy la Federación de Construcción y Servicios de CCOO Castilla y León que estudiará ahora las acciones a emprender ante la imposibilidad de resolver el conflicto mediante la negociación.

El problema surgió, según el sindicato, cuando la Junta de Castilla y León se vio en la obligación de cambiar de empresa adjudicataria del servicio de madrugadores en los centros escolares públicos de Castilla y León. La empresa Grupo Norte Agrupación Empresarial de Servicios S.L. ha sido la adjudicataria del servicio hasta el 22 de diciembre de 2016 y la empresa Innovación y Desarrollo Local S.L., es la adjudicataria a partir del 9 de enero de 2017. La plantilla de la primera ha pasado a la segunda mediante una subrogación, pero los trabajadores y trabajadoras han permanecido dados de baja en la Seguridad Social durante todo el periodo de las vacaciones escolares de Navidad sin que, por tanto, puedan cobrar sus correspondientes nóminas. Normalmente el servicio se contrata por el curso completo por lo que los trabajadores y trabajadoras disfrutan de vacaciones pagadas en Navidad.

Los representantes de las dos empresas, que sí asistieron a la mediación en el Serla, se limitaron a reiterar los argumentos que ya dieron en la reunión anterior sobre el estricto cumplimiento de las condiciones establecidas por la Consejería de Educación en la adjudicación de la prestación del servicio.

CCOO de Construcción y Servicios considera “una irresponsabilidad de la Consejería de Educación dejar a éste amplio colectivo sin vacaciones navideñas pagadas y rechaza la falta de sensibilidad con la parte más débil de la plantilla que atiende a los escolares en los centros públicos de enseñanza”. “Valoraremos las medidas más oportunas a adoptar, poniéndonos a disposición de los trabajadores y trabajadoras que, de manera individual, quieran ejercitar sus derechos”, anuncia CCOO.

En la actualidad el servicio de madrugadores en los colegios públicos de las nueve provincias de Castilla y León cuenta con aproximadamente 700 trabajadores y trabajadoras. Se trata de una actividad dependiente de la Consejería de Educación que, desde sus inicios, está gestionado por una empresa privada.

No hay comentarios