Stop Desahucios a las puertas de Caja España. FOTO: Gaspar Francés
Stop Desahucios a las puertas de Caja España. FOTO: Gaspar Francés

La Audiencia Provincial ha confirmado una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 15 de Valladolid desestimando la demanda interpuesta por una familia trabajadora de un pueblo de la provincia contra la cláusula suelo de su hipoteca, por entender que es 'suficientemente clara y aparece en negrita'.

El Juzgado de Primera Instancia número 15 de Valladolid dictó sentencia el 19 de abril de 2016 por la que desestimaba integramente la demanda presentada por una familia trabajadora de un pueblo de la provincia contra la inclusión de la cláusula suelo en la hipoteca que había contraído con Caja España el 2 de abril de 2004. El pasado 17 de noviembre de 2016, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Valladolid confirmó la desestimación.

La hipoteca que hoy es de la entidad bancaria Caja España-Banco CEISS, incluye una cláusula suelo de un 3%, "no se negoció, los demandantes la desconocían hasta hace poco, en el momento en que deciden presentar la demanda", dice Stop Desahucios-15M  Valladolid, que resalta que la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 15 desestima la petición "porque dice que se encontraba remarcada, en negrita, y que es suficientemente clara".

"La cláusula suelo", añade Stop Desahucios-15M, "se encuentra dentro de una hipoteca de más de 12 páginas, en el apartado interés variable, que abarca más de 3 hojas y la cláusula suelo (sin esta denominación) se despacha en 2 líneas, siendo imposible identificarla por una familia normal con conocimientos bancarios".

Para el Juzgado y la Audiencia, la hipoteca cumple los requisitos que han sido establecidos en la resolución de la Sala Primera del Tribunal Supremo para considerarla abusiva e ilegal, ya que a su entender existen "criterios de transparecia, claridad, concreción y sencillez exigibles respecto a los consumidores". Es decir: presenta "una redacción clara y meridiana".

"Se recoge en un apartado específico de la escritura relativo al tipo de interés variable y en párrafo separado y aisaldo de la cláusula fianciera tercera bis que permite su distinción...". Y los jueces continúan: "No aparece dicha cláusula enmascarada entre una abrumadora cantidad de datos, ni su relevancia se pierde entre otras varias cláusula con profusión de dtos no siempre fácilmente comprensibles por quien carece de conocimientos especilaizado en la materia".

Pero por si fuera poco, la familia demandante tiene que abonar más de 4000 euros a Caja España-Banco CEISS, en concepto de costas a que ha sido condenada, además continuará pagando la cláusula suelo.

"¿De qué lado está la Justicia? ¿De la banca estafadora de las familias trabajadoras? Con sentencias como esta, está claro", sostiene Stop Desahucios-15M de Valladolid.

Documento: Sentencia Desestimatoria

No hay comentarios