Un crucifijo presidiendo un aula escolar. Foto: laicismo.org
Un crucifijo presidiendo un aula escolar. Foto: laicismo.org

Durante esta semana del 16 al 22 de Enero la Federación de Enseñanza de CGT, realizará una campaña contra los conciertos educativos. Esta campaña de carácter estatal, se centrará en Castilla y León en la difusión de un comunicado, además de unos estudios realizados por el sindicato en el que se refleja el número de aulas que habría que retirar de los conciertos, en el caso que la enseñanza pública tuviera las vacantes actuales cubiertas.

Ello supondría un ahorro en las arcas regionales de al menos 41 millones de euros en el primer año en el que se llevara a cabo esta reversión. Este dinero a su vez podría invertirse en la contratación de más profesorado, recursos y mejora de instalaciones de la propia enseñanza pública, sostiene CGT.

“Con esta campaña, también queremos denunciar el falso argumento sobre el derecho a la ‘libertad de elección de centro’, ya que casualmente el 82% por ciento del alumnado con necesidades educativas especiales y minorías étnicas se encuentra en la enseñanza pública. Esto sólo tiene un nombre: clasismo”, indica el sindicato que recuerda que “ahora, en este mes de enero, se abre el plazo para la renovación de los conciertos educativos o solicitar nuevos conciertos y durante un periodo de seis años”.

Además, durante esta semana, se realizará una fuerte campaña de difusión en la red Twitter sobre este tema y concentraciones provinciales denunciando “la situación de robo” que supone la entrega del dinero público a negocios educativos privados.

“En concreto en Valladolid, hemos convocado una concentración para el miércoles 18 de Enero a las 19,00 en el CEIP García Quintana y en Burgos habrá otra el mismo día y a la misma hora en la Plaza del Cid. La propuesta principal que realizamos como sindicato para revertir esta situación es la progresiva incorporación de los centros concertados a la red de enseñanza pública o bien que opten por ser estrictamente privados como de hecho sucede en el resto de países de nuestro entorno”, sostiene CGT.


Contenido relacionado:

No hay comentarios