Edificio de la Junta conocido como 'Perla Negra', sede de la antigua ADE, cuya adquisición está siendo investigada. Foto: úC
Edificio de la Junta conocido como 'Perla Negra', sede de la antigua ADE, cuya adquisición está siendo investigada. Foto: úC

El convenio aprobado en la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización empresarial de Castilla y León (antigua ADE) ha confirmado los peores temores expresados por los trabajadores de la entidad: se ha resucitado la figura franquista del "asimilado a titulado universitario" figura con la que la dictadura premiaba a personas cercanas (entre ellas instructores de la Falange y monitoras de la sección femenina de la Falange) con un puesto de titulado universitario en la Administración sin tener dicha titulación y sin haber aprobado una oposición para ello.

Un “escándalo” que, según funcionarios agrupados en la denominada Plataforma Treintaycinco, supone que “jóvenes licenciados y doctores castellanos y leoneses tengan que emigrar para obtener un empleo mientras los cachorros del PP, sin necesidad de opositar, ni siquiera de terminar una carrera, se les premia su cercanía al partido con un puesto funcionarial”.

La Jefa de Área de Recursos Humanos ha comunicado a los trabajadores de la ADE, Cristina Martín Lucas, las “competencias funcionales” asignadas a cada trabajador. En ellas aparecen quienes son titulados medios o superiores porque tienen título universitario y quienes son, según el polémico artículo 5 del convenio colectivo, “asimilados a titulados” al carecer de la correspondiente titulación universitaria y sin embargo permitirles ocupar puestos reservados a titulados.

El número total de asimilados es de 17 personas, 14 asimilados a titulado superior y 3 asimilados a titulado medio. Ninguno de los 17 accedió a dicha condición mediante oposición pues no existen, ni pueden existir, las oposiciones a “asimilado a titulado medio o superior”, sino a titulado medio o superior, a consecuencia del cumplimiento de los principios constitucionales de acceso al empleo público: igualdad, mérito y capacidad.

De los 17 asimilados 9 ocupan puestos de responsabilidad (y alta retribución) en la Agencia, 5 de ellos mediante puestos de libre designación, jefe de área (complemento de 1.544,55 euros mensuales)  y responsables de unidad (complemento de 832,50 euros mensuales) y 4 puestos de técnico superior con complemento de responsabilidad (complemento de 418,63 euros mensuales), estos complementos se sumarían al sueldo base  y al plus de competencia funcional que para los asimilados a titulado superior se sitúa en 2.178.35, según los cálculos realizados por los funcionarios basándose en datos de la tabla retributiva del convenio publicado.

De los 5 puestos de técnico superior con complemento de responsabilidad que hay en la Agencia 3 han sido asignados a asimilados: ninguno aprobó oposición.

Entre los asimilados destaca el hermano del Secretario General de Cultura: José Rodríguez Sanz-Pastor, investigado en el proceso contra la trama del edificio de Arroyo (caso Perla Negra) y los terrenos de portillo, quien además formó parte, junto con otra asimilada, de la lista electoral de CSI-F, sindicato firmante del convenio. Dicha lista electoral fue encabezada por el hermano de otro alto cargo de la Junta de Castilla y León: Enrique Saiz Martín, Director General de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León.

Ademas de los asimilados, entre otros beneficiados del convenio figuran trabajadores que procedian de una relación privada bajo el convenio de oficinas y despachos que tenían un contrato privado con una empresa (sin oposicion) y pasan atener o bien un puesto de tipo funcionarial o reserva de puesto de trabajo garantizado en la Administración por excedencia: Mar Sancho Sanz (directora general en cultura y antigua directora de la agencia), Rosa Mendez Pascual (anterior directora general de comercio) y Carlos Martin Tobalina (Viceconsejero de economía) y Rosa Cuesta Cofreces, anterior procuradora regional del PP.


Noticias relacionadas:

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

2 Comentarios

  1. Por no hablar de los incompetentes y vagazos que allí trabajan. La hora real trabajada nos sale a los contribuyentes como si fichasemos a un famoso para un bolo.
    La lista de trapos sucios, corrupción e incompetencia es mas larga que los desayunos que se pegan.
    Los sinvergüenzas que allí "trabajan" en una empresa privada tendrían menos futuro que el pretérito perfecto simple.

Comments are closed.