Dos ciudadanos atraviesan las vías del tren en Valladolid. Foto: Carlos Arranz
Dos ciudadanos atraviesan las vías del tren en Valladolid. Foto: Carlos Arranz

La Federación de Asociaciones de Vecinos ‘Antonio Machado’ y el PP en el Ayuntamiento han coincidido hoy al apuntar como un “error” la anunciada disolución de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, ya que podría suponer el adiós definitivo a la operación del soterramiento.

Los vecinos, tras recordar que “han sido casi 15 años de despropósitos, de retrasos, de gastos incomprensibles, de devaluación de los terrenos, de deudas crecientes en una especie de huida hacia delante”, indican que son “conscientes de que las circunstancias hoy son muy distintas a las del año 2003 y que les toca a quienes en este momento se sientan en el consejo de administración de la Sociedad gestionar decisiones que otros tomaron hace tiempo”. “En cualquier caso, las administraciones públicas representadas siguen siendo las mismas, y también debe ser la misma su función: conseguir mejorar las condiciones de vida de las personas. En concreto, esa función se traduce en lograr el fin para el que se creó la Sociedad que ahora se pretende disolver, y que no es otro que soterrar las vías del tren a su paso por Valladolid”, apuntan.

“Esta Federación sigue creyendo, igual que entonces, que el soterramiento es un proyecto de ciudad irrenunciable, y recientemente en Junta directiva Extraordinaria ratificó su apuesta decidida por el mismo como solución definitiva a la brecha causada por el ferrocarril. Por lo tanto, entendemos que quienes en este momento gestionan la operación deben dar soluciones para asegurar que se lleve a cabo. Y si las circunstancias son distintas, tendrán que buscar soluciones distintas”, afirman.

Es cierto que la deuda contraída después de años de gestión errática y abusos bancarios no facilita esa búsqueda de soluciones. Pero no creemos que liquidar la Sociedad pueda considerarse una solución. Tal vez a corto plazo resuelva el problema inmediato, la devolución del préstamo bancario invertido en la construcción de los talleres, la parte ejecutada del by-pass y el túnel de Pinar de Antequera, pero deja en total incertidumbre el futuro del soterramiento”, explican los vecinos antes de indicar que ante esta situación la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid insta “a todas las administraciones implicadas a colaborar estrechamente, dejando a un lado cuestiones partidistas, y a redoblar sus esfuerzos para buscar una solución viable al problema del soterramiento del tren en Valladolid”.

PP

Por su parte, el Grupo Municipal Popular ha solicitado a Puente la celebración de un Pleno Extraordinario sobre la operación ferroviaria y el soterramiento en Valladolid, dada la posibilidad que tienen los grupos de solicitarlo conforme al Reglamento Orgánico. La petición de los populares tiene como objeto la búsqueda de una postura municipal consensuada que permita defender la continuidad del proyecto de soterramiento ante la importantísima reunión de la Junta de Accionistas del próximo 16 de febrero en el que la Sociedad Valladolid Alta Velocidad puede quedar liquidada.

Consideran que “la decisión de liquidar la Sociedad Valladolid Alta Velocidad puede suponer que el proyecto de soterramiento se abandone y, colateralmente, poner en peligro el traslado a los nuevos talleres de RENFE en el Páramo de San Isidro”. Por ese motivo solicitan a Puente que convoque Pleno Extraordinario para “aunar posturas y propuestas y evitar esos futuros problemas que conllevarían la pérdida de empleo y riqueza a la ciudad de Valladolid”.

No hay comentarios