El consejero de Presidencia, José Antonio de Santiago Juárez, en una intervención en las Cortes.
El consejero de Presidencia, José Antonio de Santiago Juárez, en una intervención en las Cortes.

La Junta de Castilla y León y, más concretamente, la Consejería de Presidencia que dirige José Antonio de Santiago-Juárez, justifica con una resolución fechada en 2011, la llamativa cesión de dos coches oficiales (Peugeot 607) al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que han sido utilizados por el propio presidente del tribunal, José Luis Concepción, desde 2008.

Así consta en la resolución de 28 de julio de 2011 de la Secretaría General de la Consejería de la Presidencia que ahora se ha hecho pública después de que el PSOE solicitara información por escrito tras la información publicada por eldiario.es el pasado mes de diciembre.

En la resolución a la que ha tenido acceso últimoCero, se especifica que la cesión, que se venía produciendo desde 2008, se autoriza desde julio de 2011 “por periodos bianuales que se prorrogarán automáticamente si no media comunicación en otro sentido”, corriendo por cuenta de la Junta el pago del seguro obligatorio del vehículo que conduce habitualmente personal de otra administración.

En ningún caso el documento refleja que haya existido una petición expresa por parte de la Administración de Justicia para solicitar la cesión de los vehículos y únicamente se refleja escuetamente que los coches están adscritos a la Consejería de Presidencia y que “no resultan necesarios para la satisfacción de los fines y competencias” de la citada consejería.

Según la información publicada en su día por eldiario.es: "El Ministerio de Justicia pone a disposición de los presidentes de los tribunales superiores de cada comunidad un Renault Megane, y lo hace para que puedan desplazarse a otras provincias -además paga el chófer y el combustible- pero en 2008 el presidente del TSJCyL, comunicó que tanto él como el entonces fiscal utilizarían dos vehículos cedidos por el Gobierno regional", precisaron desde el Ministerio. "No nos planteamos las implicaciones que puede tener, simplemente era un dinero que nos ahorrábamos y punto", añadieron. El asunto se comunicó, pero no se facilitó un sólo papel. "No nos dieron convenio porque es que no se firmó nada", explicaron.

En la misma información se indicó que desde el TSJCyL se declinó dar cualquier explicación sobre la situación irregular o al menos poco habitual de que el presidente de un tribunal por el que obligatoriamente pasan todos los aforados, acepte un favor por parte del Ejecutivo. La buena sintonía entre la Junta de Castilla y León y el Tribunal Superior de Justicia no se reduce sólo a que la Junta le preste dos vehículos, es que en 2006 además, tal y como informó este diario, propuso para la sala de Civil y Penal, que lleva entre otras causas de aforados, a un primo político de Juan Vicente Herrera que consiguió así acceder a la carrera judicial a través del llamado "cuarto turno". La relación entre este magistrado y el presidente de Castilla y León es muy cercana, de hecho, incluso han compartido vacaciones. El presidente del TSJ, agraciado con el uso del Peugeot de la Junta, también ha estado en el Camino de Santiago con Herrera, recorriendo algunas etapas, pero "en el marco de una relación institucional cordial".


Noticias relacionadas:

No hay comentarios