El alcalde, Óscar Puente, charla con el presidente de Adif y el consejero de Fomento, en un momento d ela reunión de hoy. Foto: Gaspar Francés
El alcalde, Óscar Puente, charla con el presidente de Adif y el consejero de Fomento, en un momento d ela reunión de hoy. Foto: Gaspar Francés

Valladolid ha despertado hoy del utópico sueño que durante más de dos décadas distintas corporaciones y gobiernos de distintos partidos políticos han vendido como humo a los vecinos: el soterramiento completo de las vías del tren a su paso por la ciudad. Hoy, en el seno de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, se ha firmado un histórico acuerdo para aparcar en vía muerta, 13 años después, el prometido y nunca ejecutado Plan Rogers y comenzar a dar los pasos para garantizar una “óptima integración” de las vías, con actuaciones concretas que garanticen la permeabilidad a uno y otro lado de las vías en un horizonte de 10 años. “Antes de dar el visto bueno final a la elaboración a ese proyecto, seguro que algún sistema de consulta o participación habrá”, ha prometido el alcalde Óscar Puente.

“El proyecto que vamos a presentar va a gustar y se va a poder hacer. Otros proyectos eran muy hermosos, pero no se podían hacer”, ha declarado el alcalde al término de la Junta General de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad que hoy se ha salvado de su disolución gracias al compromiso del Ministerio de Fomento para hacerse cargo de saldar la deuda de 404 millones que venía arrastrando y a la postre se ha convertido en la “tenaza financiera” que ha convertido en inasumible el soterramiento.

Un grupo de trabajo entre las tres administraciones implicadas en esta operación (Ministerio de Fomento, Junta y Ayuntamiento) comenzará a esbozar en las próximas tres o cuatro semanas el diseño global de la operación de integración para que en el próximo mes de abril, en otra junta general, se pueda formalizar la modificación del convenio que se firmó en 2002. El acta de defunción del Plan Rogers, la partida de nacimiento del plan para salvar las vías sin soterramiento.

“Pondremos todo nuestro saber hacer para garantizar una permeabilidad plena”, ha anunciado el presidente de Adif, Juan Bravo antes de explicar que “la variante de mercancías es uno de los elementos del acuerdo” y que “cualquier escenario” pasa por culminar su ejecución. “Se culminará igual que el traslado de talleres a lo largo de este año”, ha prometido el máximo responsable de Adif, que también ha anunciado que, en este nuevo escenario, asume también los costes derivados de la “ampliación de la Estación”.

En cuanto a la estación de autobuses, en el nuevo plan se contempla la misma ubicación que con el Plan Rogers, junto a la estación de trenes, en el espacio que ahora ocupan las naves del aparcamiento y Estación Gourmet.

En cuanto a las actuaciones previstas en Pilarica, el barrio que ya supera los 500 días de aislamiento por culpa del cierre del paso a nivel sin ninguna alternativa, también hay novedades. “Estamos tramitando los últimos flecos de materialización del convenio para ejecutar los dos proyectos (Plazas de Rafael Cano y Aviador Gómez Barco). Eso estará listo en los primeros días de abril. A partir de ahí se aprueba el proyecto en uno o dos meses (incluidas las expropiaciones que debe practicar el Ayuntamiento) y luego se licitará el proyecto. A finales de año el proyecto de ejecución y ya el inicio de las obras, que durarán 18 meses”, es la nueva promesa para los vecinos de Pilarica.

Juan Bravo,, presidente de Adif, atiende a los medios de comunicación. Foto: Gaspar Francés
Juan Bravo,, presidente de Adif, atiende a los medios de comunicación. Foto: Gaspar Francés

Medio centenar de vecinos, muchos de ellos de Pilarica, y todos ellos partidarios de que no se descarte el proyecto de soterramiento integral como finalmente ha sucedido, han recibido al alcalde, el concejal de Urbanismo (Manuel Saravia) y el de Hacienda (Antonio Gato), así como al presidente de Adif, a su llegada a la reunión con una sonora cacerolada, un féretro a modo de soterramiento y una demanda, que no se desestime el soterramiento prometido y que al igual que el Gobierno pone todo el dinero para otras infraestructuras, corra con los gastos de esta.

Respuesta de la oposición

El Grupo Municipal del PP, el partido de durante los últimos 14 años más ha alimentado el sueño del soterramiento sin que se haya llegado a materializar, ha emitido una nota de prensa en la que considera que “hoy Puente ha cometido un error histórico que retrasa a la ciudad de Valladolid más de 30 años hacia atrás, alejándose de un futuro integrado de todos y cada uno de los barrios de la ciudad”.

Los Populares consideran que la “solución superficial” que el equipo de gobierno municipal ha elegido “es un agravio a la ilusión y la esperanza de miles y miles de vallisoletanos que siguen pensando que soterrar la vía y unir los barrios es posible”.

El PP municipal cree además que Puente no solo ha frustrado las expectativas de la gente. Consideran que “Puente se ha traicionado a si mismo, dado que no hace ni dos meses anunció que su propuesta era el soterramiento integral y hace pocos años, su partido votó unánimemente en el Pleno a favor del Plan Rogers y el mismo anunció, con firma ante notario, que en el momento de ser alcalde haría el soterramiento de manera inmediata con recursos municipales y sin necesitar a nadie más”.

Los Populares consideran que “hoy es un día triste para los vecinos y la ciudad de Valladolid”: “El día 16 de febrero quedará señalado para siempre como nefasto en la historia de la ciudad”. El PP municipal considera que, “de no poderse afrontar la solución del soterramiento integral, que es lo que quieren la mayoría de los vecinos, Puente debería haber optado por la solución de soterramiento parcial, intentando que, a la larga, pudiera convertirse en un soterramiento integral”.

Además los Populares consideran que esa propuesta, la del soterramiento que Puente ha rechazado, según los cálculos realizados en la sociedad supondría un esfuerzo financiero de 15 millones de euros de media anual durante 8 años (la elegida ahora supone un desembolso medio de 7 millones anuales en los próximos 10 ejercicios). “No apostar a soterrar en Valladolid por no querer poner 15 millones durante 8 años, cuando, sólo en 2016, se han dejado sin invertir 32 millones del presupuesto no tiene explicación ni justificación alguna”, denuncian en su comunicado los populares sin aclarar que el soterramiento propuesto por Fomento solo afecta a poco más de un kilómetro a cada lado de la estación que, en cualquier caso, nunca sería soterrada.

Pilar Vicente, Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valladolid, que ha asistido hoy a la concentración convocada en la sede de la Sociedad en Valladolid para apoyar a los vecinos de Pilarica ha acusado a Fomento de “actuar como Donald Trump, pues nos dice que va a mantener el muro que divide la ciudad y que encima lo vamos a pagar nosotros”.

Los concejales Antonio Gato y Manuel Saravia. Foto: Gaspar Francés
Los concejales Antonio Gato y Manuel Saravia. Foto: Gaspar Francés

En este sentido, y respecto a la decisión del equipo de Gobierno municipal de optar por la integración en superficie propuesta por el administrador ferroviario, Pilar Vicente ha criticado: “Esto no es un acuerdo, es una bajada de pantalones de Óscar Puente y Manuel Saravia ante Adif”.

La Portavoz de la formación naranja también ha señalado que “el Ayuntamiento se está plegando a los intereses de Adif” mientras que “no está mirando por los intereses de los ciudadanos de Valladolid, que es a quiénes se debe”.

Finalmente, Pilar Vicente ha indicado: “Hoy Puente y Saravia saldrán de aquí con aires de victoria, pero esto no es ningún avance”. “No están enterrando la vía, están enterrando el futuro de Valladolid”, ha concluido.


Noticias relacionadas:

1 comentario

  1. Participé en la protesta y puntualizo:
    El concejal Manuel Saravia no fue destinatario de esa protesta. Quiero que así conste porque le respeto y admiro, pero también porque es verdad, y la verdad es importante. Parecía triste Saravia, y que Saravia esté triste es injusto, doloroso y hasta feo. Y sé que es ésta una opinión compartida.
    Partidaria soy del “callar sobre lo que nada o poco se sabe”. Aunque tengo una opinión sobre el soterramiento, mi opinión no tiene ninguna importancia y quien ha escrito este artículo la desconoce, tampoco me preguntó, por cierto. Esta mi opinión sin importancia y mi participación en la protesta son totalmente independientes. Tampoco quien escribe este artículo me preguntó sobre la razón de mi participación.
    Participé en la cacerolada/protesta para apoyar a un grupo de personas que por diversas razones –sí, diversas- se sienten defraudadas e impotentes, personas que llevan años peleando por esta ciudad. Participé para “sumar”, para “estar ahí”, porque son de los míos, y están tristes y cabreados. Y en ocasiones soy partidaria del “estar ahí” aunque no se pinte nada.
    SALUD!