El catedrático Juan Torres en un momento de su intervención. Foto: Gaspar Francés
El catedrático Juan Torres en un momento de su intervención. Foto: Gaspar Francés

Juan Torres López, catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla, señaló hasta diez 'callejones sin salida' del análisis económico convencional y afirmó: “El dinero bancario se crea de la nada cuando dan un crédito”.

Torres López pronunció esta mañana una conferencia en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Valladolid (Uva), a la que le dio la bienvenida su decano, José Antonio Sanz Gómez, y fue presentado por el profesor Óscar Carpintero.

Carpintero, entre otras características de Juan Torres, mencionó “la combinación del rigor y la capacidad para llegar al lector, sus aportaciones pioneras -relación entre derecho y economía- y su esfuerzo por elevar el nivel del debate económico”.

Juan Torres comenzó planteando una duda y finalizó su exposición con una certeza: “Abrirse al pensamiento ajeno, única manera de acercarse a la verdad”, dijo ante un auditorio que llenaba el Aula Magna de estudiantes y profesores.

Aspecto que presentaba el Aula Magna durante la conferencia de Juan Torres. Foto: Gaspar Francés
Aspecto que presentaba el Aula Magna durante la conferencia de Juan Torres. Foto: Gaspar Francés

El catedrático de Economía Aplicada, tras recordar a los profesores la opinión de Ortega y Gasset de que “cuando enseñen, enseñen a dudar de lo que enseñan”, pasó a exponer diez cuestiones que a su juicio son “callejones sin salida del análisis económico convencional”.

“La idea principal en la cabeza de los economistas es tener por objetivo final tratar de mejorar las condiciones de las personas que más sufren. Estamos viviendo tiempos en los que los economistas podemos sentirnos orgullosos de nuestra profesión, aunque a veces es más bien frustrante”, dijo Torres, que aludió a que en 2007 pocos fueron los que acertaron en la predicción de la crisis.

Entre “los callejones” a los que se refirió el economista figuran “la concepción cerrada sobre la naturaleza de nuestros conocimientos. Algunos creen que desarrollan un conocimiento científico, cuando lo malo es que nos creemos que hay una ciencia donde no la hay”.

Juan Torres abogó por repensar la concepción de los seres humanos y pensar que el problema económico básico es la escasez. “No es cierto; no podemos partir de eso”, manifestó.

También se preguntó sobre cuál es la realidad económica en la que vivimos y el problema de medición que tienen los economistas, que calificó de “impresionante”. “Necesitamos nuevos indicadores”, demandó.

“Especialmente problemático es que la realidad que tenemos se suscitan muchas dudas como para ponerlas en marcha a la hora de la creación de empleo. Las creencias son libres pero las evidencias empíricas son las que son”, dijo.

Otro de “los callejones sin salida” es el hablar del dinero y de su naturaleza. “El dinero bancario se crea de la nada. Cuando un banco concede un crédito no hay nada”, fue otra cuestión planteada sobre la que se volvería en el coloquio.

Juan Torres mencionó el hecho de que la economía siga de espaldas a la naturaleza y la falta de consideración suficiente hacia el problema de la desigualdad.

"La economía tiene un serio problema de aversión a la pluralidad. Parece mentira que ocurra en una ciencia que nace de la disparidad”, expresó el autor de numerosos libros y manuales: 'Economía para no dejarse engañar por los economistas', 'El capitalismo en crisis. Del crac de 1929 a la actualidad', 'Economía para los que no entienden a los economistas', 'Toma el dinero y corre. La globalización neoliberal del dinero y las finanzas'...

En el turno de preguntas, Juan Torres, que colaboró con Vicenç Navarrro en las propuestas económicas de Podemos, hizo suyas unas palabras del profesor Fuentes Quintana, que da nombre al Aula Magna de la facultad: “La solución a los problemas económicos nunca es técnica, es política”.

"Los problemas económicos”, añadió, “tendrán que decidirse también democráticamente. Una solución democrática no es solo una cuestión tomada por mayoría”. Juan Torres lo ilustró con una votación sobre la existencia de Dios registrada en el Ateneo de Madrid en tiempos de la República: “Ganó por un voto”. dijo.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios