En el patio del Ayuntamiento se conservan escudos de la ciudad de distintas épocas. Foto: Gaspar Francés
En el patio del Ayuntamiento se conservan escudos de la ciudad de distintas épocas. Foto: Gaspar Francés

El Ateneo Republicano de Valladolid ha presentado en los registros del Ayuntamiento y la Diputación la solicitud de retirada de todos los símbolos franquistas y otra serie de medidas. La nueva iniciativa se realiza en cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica 52/2017.

El presidente del Ateneo Republicano de Valladolid, José Alberto Blanco, acompañado de Orosia Castán, socia de la entidad, han acudido esta mañana a los registros oficiales del Ayuntamiento y la Diputación con la solicitud de retirada de todos los símbolos franquistas que se encuentran en la ciudad y provincia, tal como recoge la ambigua Ley de la Memoria 52/2007, de 26 de diciembre.

Cada solicitud iba acompañada de un anexo, elaborado por Orosia Castán, en el que se relacionan los símbolos. En la ciudad, además de los nombres de calles -con una breve biografía de los personajes-, se cita la Cruz Laureda del escudo de la capital o los honores otorgados a Franco y Girón.

Fachada del Ayuntamiento con el escudo de la ciudad sin la laureada franquista. Foto: Gaspar Francés
Fachada del Ayuntamiento con el escudo de la ciudad sin la laureada franquista. Foto: Gaspar Francés

La petición a la Diputación incluye, además de calles y honores, referencia a la Granja Escuela, inaugurada por Franco el 3 de marzo de 1950. El Ateneo Republicano de Valladolid pide el cambio de nombre de la citada escuela eliminando la referencia al fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, y la colocación de una placa conmemorativa de trabajo esclavo de los presos políticos que la construyeron.

Esta iniciativa fue dada a conocer el pasado día 9, con motivo de la presentación en el Ateneo Republicano de Valladolid del libro 'A recoger bombas. Batallones de trabajo forzado en Castilla y León (1937-1942)', de Juan Carlos García-Funes, presidente del Foro de la Memoria Histórica de Segovia, que fue introducido por José Sarrión, procurador en las Cortes de Castilla y León y coordinador de IUCyL, y Orosia Castán, presidenta de Justicia y Verdad.


Contenido relacionado:

No hay comentarios