El ex secretario regional del PSOE y ex diputado socialista, Julio Villarrubia. Foto: PSOE
El ex secretario regional del PSOE y ex diputado socialista, Julio Villarrubia. Foto: PSOE

La Delegación Territorial de la Junta en Palencia ha aprobado con un 2 en matemáticas a la hija del ex secretario general del PSOE en Castilla y León y ex diputado nacional, Julio Villarrubia, a pesar de que su profesora y todo el departamento de matemáticas del IES Jorge Manrique (9 profesores) ratificaron su suspenso.

El “palentino. Abogado. Enemigo activo de la injusticia y la corrupción”, según consta en su perfil de Twitter, presentó un recurso de alzada contra el suspenso cosechado por su hija en septiembre, después de no haber conseguido aprobar ni uno solo de los múltiples exámenes realizados durante el curso (su máxima puntuación fue un 4,5 en el examen de recuperación de la segunda evaluación) y no haber reclamado en el mes de junio.

Finalmente ha sido el delegado territorial de la Junta en Palencia, Luis Domingo González Núñez, el que ha firmado la resolución del recurso de alzada que convierte en un aprobado el 2 con el que fue calificada la hija del ex secretario regional socialista.

“Ante cualquier recurso administrativo nosotros, que resolvemos 70 al año, actuamos igual. Recabamos pruebas e informes de técnicos y especialistas del ámbito educativo. Yo no tengo nada que ocultar. Lo que el delegado territorial firma está sustentado de la A a la Z en dos tipos de informes: Técnicos, de varios especialistas del ámbito educativo pertenecientes a la Dirección Provincial de Educación, y también un informe jurídico. Yo no me he separado de lo que indican esos informes. No tengo nada que ocultar”, explicó a últimoCero el delegado territorial de la Junta en Palencia negándose a facilitar el acceso a los informes del recurso amparándose en que el caso afecta a una menor y la Ley de Protección de datos.

Luis Domingo González.
Luis Domingo González.

El informe lo ha hecho un técnico especialista con un montón de criterios, un montón de números, explicando la interpretación de esos números, ponderando cierta capacidad que la propia normativa establece… está argumentado. El informe son casi 20 páginas y explica lo que se hace y porqué se hace. No se practicaron pruebas ulteriores”, indica Luis Domingo González, que al ser preguntado directamente sobre si no le llamó la atención el cambio de nota contestó: “El delegado territorial no está para ver lo que le llama o no la atención. No me puedo guiar por emociones. Que me cause extrañeza o no extrañeza… Yo tengo un recurso, recabo pruebas atiendo informes y resuelvo. A mí en esta vida me extrañan muchas cosas. En este caso, están explicadas décima a décima cada una de las notas”. “Para mi todos los recursos son iguales”, concluyó.

"Aquí no hay ningún escándalo"

últimoCero también ha contactado con Julio Villarrubia para conocer su versión de lo sucedido e intentar, también sin éxito, tener acceso al informe que sustenta el cambio de nota de su hija.

“No voy a andar con historias y menos con mi hija. En junio hay supuestos con esa misma profesora y con el mismo resultado. No solo eso. Ha tardado la pobre hija en incorporarse a la facultad, aunque ha intentado ir de oyente, y ha sacado un 8,5 en el primer examen de matemáticas en la Universidad. Hizo el examen de selectividad condicionado y también lo aprobó sobradamente, incluidas las matemáticas. Ha terminado el primer cuatrimestre y ha comenzado el segundo con todas las asignaturas aprobadas, esa es la realidad. Pese a todas las dificultades que ha provocado la resolución del recurso de alzada. Aquí no hay ningún escándalo. El escándalo es que en lugar de ayudar a una niña que tiene un expediente de la de Dios, sin suspender una sola evaluación, una señora pretendía impedir que continuara su trayectoria normal. Eso es lo que hay. No hay ninguna cosa rara. Se ha hecho justicia. Que no se vean brujas y mala leche”, apuntó Villarrubia antes de insistir en la “trayectoria impecable” de su hija y explicar que el día de la prueba de septiembre “no estaba en condiciones de examinarse”.

“El problema no es la niña sino esa profesora. Sus compañeros son los que han firmado ese informe pidiendo que no se dieran sus nombres, esa es la realidad”, sostiene el ex diputado.

“Ya le han puteado bastante a mi hija para que encima algún sinvergüenza quiera hacer sangre o daño a la cría, porque entonces me voy a cabrear yo de verdad. Hay muchos problemas para andar con estas miserias por parte de algún miserable. No voy a entrar a fomentar mierda”, zanjó Villarrubia.

La hija del ex secretario regional del PSOE y ex diputado nacional, cursa actualmente un grado de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Valladolid. La nota que figuró junto a su nombre en el listado de admitidos en la Facultad de Económicas y Empresariales es de un 6,189.


“Han querido favorecer a esta alumna por política”

La profesora que mantiene el suspenso para la hija de Villarrubia, confiesa que tanto el abogado como el propio director del centro ejercieron sobre ella una “coacción evidente” para que cambiara su criterio

María Rosario Fátima Zamora Pérez lleva 36 años dando clases de matemáticas, una asignatura que le apasiona. No en vano es doctora en didáctica de la matemática y está implicada en la Sociedad de Profesores de Educación Matemática Miguel de Guzmán. Desde el curso 2010-2011 imparte Matemáticas en el IES Jorge Manrique de Palencia. Nunca había visto nada igual. Nunca antes se sintió tan ninguneada por la administración y cuestionada por el padre de uno de sus alumnos. En esta entrevista cuenta cómo está viviendo este proceso.

¿Qué ha ocurrido con esta alumna?

La delegación territorial de la Junta la ha aprobado por un recurso de alzada cuando ha tenido un 1,75 en el examen de septiembre. Había suspendido en junio y todos los exámenes del curso. Y el departamento ha ratificado la nota de un 2. La Dirección Provincial, también. Y el Padre, Julio Villarrubia, presenta un recurso de alzada. Al final el resultado es que le han puesto un aprobado con un 5,65.

Fachada del IES Jorge Manrique de Palencia. Foto: úC
Fachada del IES Jorge Manrique de Palencia. Foto: úC

¿Ha vuelto a hacer algún examen de matemáticas?

No, no. Se han basado en el historial del curso.

¿Pero no había suspendido todos los exámenes?

Todos. Ninguno está aprobado. En el examen de junio tuvo un 13 de 60, osea, un 2, y se le puso como nota en junio un 3, teniendo en cuenta que era evaluación continua y que en un examen durante el curso había llegado al 4,25.

¿Cómo se produjo todo?

Esta alumna me vino a visitar. Yo siempre enseño todos los exámenes. Estamos hablando de seis exámenes de curso más dos recuperaciones más un final. 9 exámenes en total.

¿No reclamó en junio?

Ella me preguntó que por qué la había puesto un tres. Le dije: porque en el examen has tenido un 2 y teniendo en cuenta que es evaluación continua y el trabajo que has tenido a lo largo del curso te he sumado un punto más. Se marchó y no hubo más.

¿Hubo algún caso similar en junio en el que acabara aprobándose al alumno?

Sí, pero el caso no era parecido. Se trataba de un bachillerato de letras y en ese caso sí que había alguna evaluación aprobada. Las notas eran más altas.

¿Y en septiembre?

La alumna no quiso ni ver el examen. Se negaba y de hecho se negó a ver el examen para saber cuáles eran sus fallos. Y su padre, que estaba delante, tampoco lo vio. La alumna se negó. Ni su padre llegó a ver el examen que yo tenía preparado, porque para eso tiene derecho.

¿Cómo se desarrolló esa reunión?

El proceso fue el siguiente. Estábamos en el despacho del director y él fue el primero que me decía ¿no se puede hacer nada? Yo dije que no. El padre me decía: Yo le aseguro que mi hija va a ahora a selectividad y aprueba matemáticas. Yo le dije: no sé si va a ir a selectividad, primero tiene que aprobar las matemáticas. Esta es la nota y no la voy a cambiar. Esto duró un cuarto de hora. Como vieron que no me convencían… yo lo llamo a eso acoso y derribo. No me ofendieron ni insultaron, pero sí fue una coacción evidente y el primero el director, que era el que insistía en que si no podía hacer nada.

La reclamación siguió adelante y ¿en qué sentido se pronunció el departamento de matemáticas?

Los nueve miembros volvieron a corregir el examen y la nota media salió un 2. Ratificaron la nota por la cantidad de errores que tenía. Es más, hubo gente que la consideró hasta excesiva la nota. Cuando corriges un examen sin mirarlo afondo, siempre tiras al alza.Se hizo un escrito a la dirección del centro y la dirección se lo comunicó a la familia.

¿Cual fue el siguiente paso?

Se presentó una reclamación ante la dirección provincial de Educación. En él se cuestiona muy profundamente mi profesionalidad. Solo lo pude ver por encima, el director no me dejó una copia. Por eso remití un escrito a la Dirección Provincial solicitando esa reclamación, por si tenía que ejercer otro tipo de acciones.

¿Se lo dieron?

No.

¿Qué pasó después?

El día 19 de septiembre, la Dirección Provincial de Educación de Palencia dio respuesta que el director no trasmitió al departamento porque ratificaba lo que ya había dicho el departamento: la alumna seguía con un 2. Como sí que la traslada a los padres, el director provincial, con fecha 21 de septiembre, me solicita todos los exámenes del curso y todo el historial porque el padre había presentado un recurso de alzada. Y por eso sabemos que no estaba aprobada.

¿Ya había hecho entonces el examen de selectividad estando suspendida en matemáticas?

Ya lo había hecho. No sabemos las notas porque no aparecieron en el listado oficial.

¿Por qué supo que está aprobada gracias a una resolución de la Junta?

Primero por comentarios. Palencia es muy pequeño y porque ella lo ha contado a los cuatro vientos. Se pidió explicación al director que sólo dijo que sí que estaba aprobada. No ha entregado ningún documento donde se ratifique.

¿Qué es lo que ha pasado para que alguien a quien suspende el profesor, el departamento, la dirección provincial… acabe aprobando?

Porque ha querido el delegado territorial de la Junta.

¿Qué opinión le merece esto?

Prevaricación. Esto es algo político. Han querido favorecer a esta alumna por política. Evidentemente el examen a mi me da igual que lo corrijan 17 que 170. Alguien ha comentado que la han aprobado por curso: me da igual, no había aprobado ningún examen. Y además, es que ver sus exámenes es deprimente porque solo se ven tachones por todos los lados , errores… un desbarajuste total.

¿Qué tiene pensado hacer?

Haré lo que pueda dentro de la justicia para que prevalezca la nota, que se revoque lo anterior. Estoy dispuesta a seguir todos los caminos que pueda seguir legalmente. No me arredra nadie.

¿Ha solicitado tener acceso al recurso de alzada?

Yo había pedido el informe de la Dirección Provincial y el escrito que había presentado él. Tenía calumnias y mi profesionalidad quedaba mancillada sin ninguna razón. Pediré el recurso de alzada, porque tengo derecho.

43 Comentarios

  1. He estado ligada a la enseñanza muchos años. Lo dejé harta de directores, inspectores y políticos sin escrúpulos. Veo que en el Jorge Manrique pasan cosas, algunas tan graves como que un padre, conocido político socialista, y un director saltan por encima de los derechos y la dignidad de una reconocida profesora. ¿Puede explicarme alguien cómo se transforma un suspenso bajo en un aprobado en contra de la opinión de todo un equipo de profesores? Es increíble, alucinante y vergonzoso. Mis mejores deseos para la profesora y que llegue hasta donde tenga que llegar para defender la dignidad de una profesión tan hermosa.

  2. Esto es digno del mejor esperpento valleinclanesco, en el que Max Estrella, la víctima, está representada por la profesora Fátima Zamora; Latino de Híspalis, el amigo traidor, por el director Jesús Coria; la Pisabién, por el padre de la alumna, Julio Villarrubia, y el ministro corrupto de la obra, porcel delegado de la Junta em Palencia. Todo ello sobre el proscenio de un instituto, el Jorge Manrique, en el que los profesores son monigotes manejados por el miedo y la falta de responsabilidad. No, amigos, esto no es una comedia al uso, es una tragedia colectiva del mundo educativo del que sólo hemos visto el primer capítulo.

  3. Siento no entrar aquí con mi verdadero nombre. Soy profesora en el Jorge Manrique y no quiero cotilleos...ni represalias. He querido intervenir en algún claustro pero no he encontrado apoyos para hacerlo. Muchos profesores dicen "pobre Fátima", y al mismo tiempo no se mojan nada de nada. No soy amiga de Fátima pero me parece cuando menos intolerable lo que han hecho con ella. Con padres y directores de este tipo es muy difícil trabajar a gusto. Es lo más humillante que he visto en mi vida de docente.

    • ¿cómo explica que la alumna aprobara en la PAU lo que la profesora le suspendió?

  4. Recientemente el informe PISA indicó que Castilla y León es una de las comunidades con mejores notas académicas en Europa. Lamentablemente con Coria, Sabino, Domingo y Villarrubia acabamos de ver cómo en el IES Jorge Manrique se PISA dicho informe.

    • ¿quien "PISA" al alumnado que no se puede presentar a la PAU porque le suspenden al exigirle más de lo que exige la propia PAU?

  5. Esta señora es conocida en todo Palencia, por sus formas y maneras. Es arrogante, prepotente, mal educada en fin..... Todo el profesorado que imparte clases particulares de matematicas en Palencia, lo primero que te dice al pedir ayuda.... Vienes de la Zamora verdad?. Yo sufri con mi hija algo parecido y la verdad fue un calvario. Perdio un año por el capricho de esta señora. Nunca habia suspendido ninguna asignatura y sigue sin hacerlo en la carrera que cursa. Un hecho objetivo en el año de mi hija, fue que la docena más o menos de alumnos que repitieron ese año en 2 de bachiller por una sola asigunatura, CASUALIDAD, fue por las matematicas y por la famosa ZAMORA. No señores en este caso no nos ceguemos en que es la hija de un politico. A esta señora solo le vale su ego, y hace años que lleva haciendo un daño irreparable a muchos alumos. A mi me llevo a juicio, por unas amenazas falsas y el juez la dio la razon según reza la sentencia por valer más la palabra de un autoridad educativa que la de un padre. Yo respeto la justicia como no podria ser de otra manera, y preferi no presentar recurso y olvidarme de esa pesadilla. Ella sabe perfectamente y su conciencia tambien que fueron falsas sus acusaciones. En Palencia muchas familias han tenido que soportar sus metodos y eran famosos los comentarios al pasar de curso de..... TE A TOCADO LA ZAMORA?, Habia alumnos que al preguntar en clase, les contestaba... tu callate que estas para septiembre asi que ni te molestes. Esta señora no sabe lo que significa la palabra Psicologia. Esta señora a ido arrasando con el sueño de muchos alumnos y ahora se a topado con alguien que esta preparado y la dejado en evidencia. Solo espero que se jubile cuanto antes mejor que ya va siendo hora, asi descansara ella y sobre todo descansaran los alumnos que la pudiesen tocar en DESGRACIA. Un saludo

    • La verdad termina por aflorar, lamentablemente no es un hecho aislado, no sólo en Palencia y lamentablemente el corporativismo docente lo suele tapar, salvo muy contadas excepciones, y donde la inspección educativa se muestra incapaz y sólo conozco ejemplos de justicia cuando los padres y madres han actuado de forma conjunta, donde realidades, como la expuesta arriba se han hecho evidentes y no sólo quedan como "leyenda", como hasta ahora el caso de esta profesora, que además cree que lo está haciendo bien y no es así. Para dignificar al profesorado pediría que el propio profesorado ponga en su sitio a profesores y profesoras como la descrita arriba.

  6. Por ultimo querria hacer un llamamiento a todos los padres de alunmos que hallan tenido experiencias similiares, con esta "Señora", a que dejen el miedo a un lado y expliquen sus casos y si lo desean nos unamos para demostrar ante quien haga falta lo que es esta señora. Estan equivocados quienes piensan que la debil aqui es la pobre profesora desbaslida ante el poderoso politico. La tirania, el miedo, y la dictadura la a ejercido muchos años ella en clase y con muchos de los profesores que a tenido cerca. Por cierto se me olvidaba, mi otro hijo aprobo todo con ella, y piensa igual.

  7. Me ha costado leer los 2 mensajes completos porque he perdido la cuenta de las tildes y las haches que se come, los laismos o el lío entre la b y la v.... Reconforta ver que son una excepción (tanto en la forma como en el contenido).

    • Yo opino con respeto y por conocimiento de la noticia, no valoro ni opino de los demas comentarios, ( les respeto) .No creo que estemos en una evaluacion de gramatica. Dicho lo cual, me reconforta ver como algunas personas sin argumentos, solo escriben comentarios para intentar atacar a otros en vez creo yo, de dar una opinión de la notica, eso les define. Por cierto, no volvere a contestar a ninguna alusión.

  8. Me he creado una cuenta con ese nombre para demostrar que es muy fácil opinar de un tema como este en un comentario y luego en otro y en otro más detrás del velo del anonimato, sin ser quién se dice ser, tal vez llevado por esa carga de resentimiento (¿digamos de odio?) hacia mí, un Instituto al que todos los palentinos de buena fe respetan y quieren.
    Ni prevaricaciones, ni sátrapas, ni malversaciones, ni notas regaladas, ni suspensos injustos, ... y si los hay, también hay procedimientos para enmendar esos errores. Aulas centenarias, profesores que cumplen tremendamente bien con sus clases al igual que el resto de la gente que allí trabaja en otras funciones, alumnos que buscan su aprobado con más o menos esfuerzo, y siempre mil cuestiones complejas que esa dirección a la que en esos post tanto se ataca debe resolver.
    No, Jorge. Te equivocas con esta campaña. Te llamas igual que yo, pero hay muchas diferencias entre los dos. En Palencia todos nos conocemos y sabemos dónde estamos y quiénes somos. Y cualquier palentino que haya pasado por mis aulas sabe que un Manrique ha sido siempre mucho más poderoso que un Martín.

    • Lo que te faltaba, corifeo, encarnándote en los cimientos del vetusto Escorial. Que yo sepa Jorge no está contra el IES Jorge Manrique sino a su favor. Por eso no se apoltronó cuando debutó en 2003 bajo el cómodo numen de Sofía Plaza y Rosario Gil. No hay combate, pues, entre los Manrique y los Martín sino, principalmente, entre un Martín y un Coria Colino. Y ya sabes que a casi todo cerdo le llega su San Martín.

    • Lo que te faltaba, corifeo, encarnándote en los cimientos del vetusto Escorial. Que yo sepa yo no estoy contra el IES Jorge Manrique sino a su favor. Por eso no me apoltroné cuando debuté en este instituto en 2003 bajo el cómodo numen de Sofía Plaza y Rosario Gil. No hay combate, pues, entre los Manrique y los Martín sino, principalmente, entre un Martín (que soy yo) y un Coria Colino (que eres tú). Y, si es verdad que "a (casi) todo cerdo le llega su San Martín", tendrías que estar preocupado si en tu fuero interno consideras que efectivamente eres un alevoso déspota consentido.

  9. Eso lo he visto yo personalmente en otro centro y luego sacó notaza en selectivo. Y si el profe hace mal las programaciones o no cumple con ellas luego te quitan la razón los inspectores. No depende de quien sea el padre. Si lo tienes bien nadie te quita la razón. Y no era abogado su padre ni diputado. No es esa la noticia. Y es lo primero q te dice cualquier inspector. Pero vamos que con esta educación donde nuestros políticos no se ponen de acuerdo ni en las matemáticas y el quijote. Donde nos cambian cada ley cada 4 años y donde nos hablan de estándares cuantificables y luego el 0 no existe y hay que redondear a números enteros. Mientras los ciudadanos no exijamos ese PACTO EDUCATIVO mal nos va a ir..pero bueno mientras jueguen el Madrid o el Barsa o los tertulianos sean del nivel ESTEBAN...aquí no pasa nada

  10. Me he creado una cuenta con este nombre porque me siento un profesor escoria al leer este artículo. La cosa está muy clara, algunos creemos que nueve profesores de matemáticas son suficientes para mantener un suspenso de cualquiera, pero Villarrubia no se siente cualquiera y busca el amparo de los que son como él. Un 2 no es aprobado ni elevado al cuadrado. Si la valoración de los profesores no cuenta nada mejor quitar los exámenes. Si la profesora ha cometido una injusticia con ésta alumna, es de suponer que esa misma injusticia se ha cometido con el resto de los compañeros suspensos, ¿ va a actuar el Delegado Territorial, adalid de la justicia, de oficio con el restos de los alumnos suspensos?.
    ¿Y ese director implacable ante una profesora y sumiso ante D. Julio Villarubia, quedará impune?

    • Cierto es y así debería ser, se debería actuar, la Consejería de Educación debería actuar para que estas cosas no ocurrieran, me refiero que el profesorado evaluara al alumnado con la suficiente precisión para saber si superaría la PAU y considerar aprobado a ese alumnado aunque le saque un 2 en un examen por mucho que elevado al cuadrado esté por debajo de 5. Este el tipo de actuación debería hacerse. Sin buscar culpables ni impunidades, sino lo mejor para el alumnado. Lamento el sentimiento de profesor escoria, le invito a que vuelva a leerlo, tras leer todos los comentarios y si se sigue sintiendo profesor escoria es que ha confundido la profesión.

  11. El viernes 24/03/2017 Juan Francisco Rojo Bellota, director de la Cadena Ser de Palencia, ha publicado y radiado un fanático artículo (titulado “No hubo trato de favor a Villarrubia”) en defensa incondicional de su amigo Julio Villarrubia (que tiene una columna de opinión en dicho medio de comunicación). “Cerriles, prejuzgadores, infamadores, mentirosos, intoxicadores, emponzoñadores y ceremoniantes de la confusión” son los términos que más o menos literalmente emplea este oraculillo de gacetilla para referirse, sin mostrar prueba o inferencia alguna, a quienes pensamos que hay suficiente fundamento para pensar que ha habido fraude en la concesión del aprobado en matemáticas a la hija de este político palentino. Y, en cuanto a mí, me ha tildado de “tipo peligroso para la docencia”.
    El martes 28/03/2017 he enviado a la Cadena Ser un escrito solicitando la rectificación de varias de las aseveraciones proferidas por Juan Francisco Rojo Bellota contra todos en general y contra mí en particular. En dicho escrito manifiesto lo siguiente:
    1º) Juan Francisco basa sus opiniones en una documentación (reclamación, informe y resolución, barrunto) que él sí ha podido consultar pero que los demás, la profesora Fátima incluida, no hemos tenido la “suerte” de ver. Sin embargo, en Palencia somos varios los que, lejos de ser necios, estamos en condiciones de valorar solitos si dichos documentos se ajustan o no a derecho sin necesidad de resignarnos a tener fe en lo que Juan Francisco (o sus colegas del Norte de Castilla) nos diga de su amigo (que yo sepa) Julio Villarrubia. La polémica “porquería” lanzada al ciberespacio, pues, podría haberse evitado si desde un primer momento Luis Domingo González hubiese actuado con transparencia haciendo pública su resolución (junto a la reclamación y al informe) a todos los interesados (no solo Julio Villarrubia y Jesús Coria) y mencionando, además, su impugnabilidad en vía judicial. Esto es por lo demás, lo que insta a hacer la reciente sentencia 79/17 del Tribunal Supremo en aras de controlar la eventual arbitrariedad del acto administrativo por el que se conceden calificaciones académicas.
    2º) Juan Francisco asevera que la reclamación de Julio Villarrubia no recurría el suspenso que su hija obtuvo en septiembre sino el de junio y que son varios los padres que se arrepienten de no haber hecho lo mismo que este político palentino. Pues bien, dicha reclamación fue presentada en septiembre y la OEDU 888/09, que es la normativa que en Castilla y León regula las reclamaciones de notas en ESO y Bachillerato, solo da dos días en junio para reclamar contra lo acontecido durante el curso escolar. La reclamación de Julio Villarrubia sería por tanto nula por extemporaneidad a menos que exista alguna recóndita norma que Juan Francisco ha “olvidado” mencionar en su artículo.
    3º) Juan Francisco pontifica, sin argumento alguno, que lo grave de este asunto es que se ha utilizado a la hija de Julio Villarrubia para poner a este político en la picota. En lo que a mí respecta, este asunto en nada difiere (salvo por su mayor gravedad) de los dos casos que tengo denunciados sin éxito desde 2013. Es verdad que Julio Villarrubia, un político que como tantos otros jamás tendría mi voto, no ha contestado a ninguno de los emails que le he enviado desde 2015 contándole las fechorías que se cometían en el instituto en el que por entonces ya estudiaba su hija. Sin embargo, en este caso, este señor no es para mí más que el carpintero de mi instituto o la jefa de estudios del Modesto Lafuente que en junio de 2013 consiguieron que los suspensos en francés de sus respectivas hijas se tornasen en sendos aprobados por la “gracia” de Casilda Hervella, Jesús Coria y Sabino Herrero.

  12. En el artículo titulado “No hubo trato de favor a Villarrubia” que el viernes 24/03/2017 publicó y radió la Cadena Ser de Palencia, Juan Francisco Rojo Bellota me ataca sin mentarme con manifestaciones erradas. En mi escrito de 28/03/2017, por el que solicito varias rectificaciones, le digo lo siguiente a mi respecto:
    1º) Si bien es verdad que estoy “expedientado y por mucho tiempo” no lo es menos que de la sentencia 1573/16 de 11/11/2016 del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, por la que se confirma la temporaneidad de mi recurso de reposición contra la resolución sancionadora de la Consejería de Educación de 16/12/2014, no solo se deriva que dicha resolución sancionadora no es firme sino que además es nula por extemporaneidad de su notificación. Como consecuencia de ello, yo ya debería estar dando clase en mi querido instituto desde finales de noviembre de 2016 si la Consejería de Educación hubiese cumplido diligentemente con su obligación de anular de oficio mi sanción.
    2º) Siendo verdad que he estado propagando información sobre la noticia publicada el 16/03/2017 por “ultimocero.com” no lo es menos que nadie, ni siquiera Juan Francisco, ha demostrado que ésta sea falsa o impertinente por lo que solo alguien muy interesado en que dicha información no se conozca podría considerarla “porquería”.
    3º) El ánimo con el que yo he difundido dicha información, ajeno a la “inquina” y al “rencor”, solo pretende que en mi instituto prevalezca la justicia y la eficiencia bajo los auspicios del artículo 103 de la Constitución, mi único “jefe”, porque yo soy un funcionario público al servicio solo de la ciudadanía y no un dócil empleado público sometido al capricho de “particulares” como Jesús Coria o Sabino Herrero.
    4º) Juan Francisco termina el párrafo que me dedica opinando que soy un “peligro para la docencia” sin referir que ha sido incapaz de desacreditar uno solo de los más de veinte documentos comentados que le he entregado por email entre el 23/05/2016 y el 14/03/2017 y que acreditan paladinamente la comisión de varios ilícitos (aprobados fraudulentos, falsedades en actas de claustro y departamento, calumnias vertidas por padres de alumnos y profesores, coacciones en reuniones docentes…) que, denunciados en vano ante los juzgados de Palencia y el consejero Fernando Rey, han sido perpetrados por funcionarios y padres de alumnos relacionadas con el IES Jorge Manrique. Y de esto tiene plena constancia el profesor Jesús Guerrero, procurador en Cortes por el PSOE y correligionario de Julio Villarrrubia.
    5º) Así pues, Juan Francisco, me tienes a tu disposición para llamarme a tu programa y preguntarme todo cuanto quieras para que la opinión publica palentina sepa documentada y razonadamente que todo lo que yo cuento sobre lo que acontece en mi instituto, el IES Jorge Manrique, es verdad. Y para ello puedes invitar a quien quieras para que me rebata, incluso a padres de alumnos como Esther Belloso, Manuel Bartolomé o Emilia Ruiz Acitores.

  13. La famosa Zamora fue mi profesora hace bastantes años en otro instituto. Es cierto que es MUY dura tanto con el contenido de los exámenes como luego corrigiéndolos. Por ejemplo, yo no pasé del 6 con ella, y en selectividad saqué más de un 9. Por otra parte, la costumbre generalizada que consiste en aprobar las asignaturas que están suspensas con 3,5 o 4 si sólo falta esa para poder ir a selectividad, con Fátima no vale. ¿Es esto justo o injusto? No lo sé. Lo que sí que sé es que está claro para todos los alumnos el primer día de clase. A partir de ahora estará claro para todos los alumnos que no tengan un padre político.

    Por otra parte, en mi experiencia, y sin ser una profesora que me guste en general, lo que sí que puedo decir, es que no la vi en ningún momento perder las maneras, más bien al contrario, actitud súper cínica y correcta siempre. Lo que sí que vi fue a bastantes alumnos y sobretodo a padres de alumnos perder las formas cuando no conseguían aprobar.

Comments are closed.