El ex secretario regional del PSOE y ex diputado socialista, Julio Villarrubia. Foto: PSOE
El ex secretario regional del PSOE y ex diputado socialista, Julio Villarrubia. Foto: PSOE

La Delegación Territorial de la Junta en Palencia ha aprobado con un 2 en matemáticas a la hija del ex secretario general del PSOE en Castilla y León y ex diputado nacional, Julio Villarrubia, a pesar de que su profesora y todo el departamento de matemáticas del IES Jorge Manrique (9 profesores) ratificaron su suspenso.

El “palentino. Abogado. Enemigo activo de la injusticia y la corrupción”, según consta en su perfil de Twitter, presentó un recurso de alzada contra el suspenso cosechado por su hija en septiembre, después de no haber conseguido aprobar ni uno solo de los múltiples exámenes realizados durante el curso (su máxima puntuación fue un 4,5 en el examen de recuperación de la segunda evaluación) y no haber reclamado en el mes de junio.

Finalmente ha sido el delegado territorial de la Junta en Palencia, Luis Domingo González Núñez, el que ha firmado la resolución del recurso de alzada que convierte en un aprobado el 2 con el que fue calificada la hija del ex secretario regional socialista.

“Ante cualquier recurso administrativo nosotros, que resolvemos 70 al año, actuamos igual. Recabamos pruebas e informes de técnicos y especialistas del ámbito educativo. Yo no tengo nada que ocultar. Lo que el delegado territorial firma está sustentado de la A a la Z en dos tipos de informes: Técnicos, de varios especialistas del ámbito educativo pertenecientes a la Dirección Provincial de Educación, y también un informe jurídico. Yo no me he separado de lo que indican esos informes. No tengo nada que ocultar”, explicó a últimoCero el delegado territorial de la Junta en Palencia negándose a facilitar el acceso a los informes del recurso amparándose en que el caso afecta a una menor y la Ley de Protección de datos.

Luis Domingo González.
Luis Domingo González.

El informe lo ha hecho un técnico especialista con un montón de criterios, un montón de números, explicando la interpretación de esos números, ponderando cierta capacidad que la propia normativa establece… está argumentado. El informe son casi 20 páginas y explica lo que se hace y porqué se hace. No se practicaron pruebas ulteriores”, indica Luis Domingo González, que al ser preguntado directamente sobre si no le llamó la atención el cambio de nota contestó: “El delegado territorial no está para ver lo que le llama o no la atención. No me puedo guiar por emociones. Que me cause extrañeza o no extrañeza… Yo tengo un recurso, recabo pruebas atiendo informes y resuelvo. A mí en esta vida me extrañan muchas cosas. En este caso, están explicadas décima a décima cada una de las notas”. “Para mi todos los recursos son iguales”, concluyó.

"Aquí no hay ningún escándalo"

últimoCero también ha contactado con Julio Villarrubia para conocer su versión de lo sucedido e intentar, también sin éxito, tener acceso al informe que sustenta el cambio de nota de su hija.

“No voy a andar con historias y menos con mi hija. En junio hay supuestos con esa misma profesora y con el mismo resultado. No solo eso. Ha tardado la pobre hija en incorporarse a la facultad, aunque ha intentado ir de oyente, y ha sacado un 8,5 en el primer examen de matemáticas en la Universidad. Hizo el examen de selectividad condicionado y también lo aprobó sobradamente, incluidas las matemáticas. Ha terminado el primer cuatrimestre y ha comenzado el segundo con todas las asignaturas aprobadas, esa es la realidad. Pese a todas las dificultades que ha provocado la resolución del recurso de alzada. Aquí no hay ningún escándalo. El escándalo es que en lugar de ayudar a una niña que tiene un expediente de la de Dios, sin suspender una sola evaluación, una señora pretendía impedir que continuara su trayectoria normal. Eso es lo que hay. No hay ninguna cosa rara. Se ha hecho justicia. Que no se vean brujas y mala leche”, apuntó Villarrubia antes de insistir en la “trayectoria impecable” de su hija y explicar que el día de la prueba de septiembre “no estaba en condiciones de examinarse”.

“El problema no es la niña sino esa profesora. Sus compañeros son los que han firmado ese informe pidiendo que no se dieran sus nombres, esa es la realidad”, sostiene el ex diputado.

“Ya le han puteado bastante a mi hija para que encima algún sinvergüenza quiera hacer sangre o daño a la cría, porque entonces me voy a cabrear yo de verdad. Hay muchos problemas para andar con estas miserias por parte de algún miserable. No voy a entrar a fomentar mierda”, zanjó Villarrubia.

La hija del ex secretario regional del PSOE y ex diputado nacional, cursa actualmente un grado de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Valladolid. La nota que figuró junto a su nombre en el listado de admitidos en la Facultad de Económicas y Empresariales es de un 6,189.


“Han querido favorecer a esta alumna por política”

La profesora que mantiene el suspenso para la hija de Villarrubia, confiesa que tanto el abogado como el propio director del centro ejercieron sobre ella una “coacción evidente” para que cambiara su criterio

María Rosario Fátima Zamora Pérez lleva 36 años dando clases de matemáticas, una asignatura que le apasiona. No en vano es doctora en didáctica de la matemática y está implicada en la Sociedad de Profesores de Educación Matemática Miguel de Guzmán. Desde el curso 2010-2011 imparte Matemáticas en el IES Jorge Manrique de Palencia. Nunca había visto nada igual. Nunca antes se sintió tan ninguneada por la administración y cuestionada por el padre de uno de sus alumnos. En esta entrevista cuenta cómo está viviendo este proceso.

¿Qué ha ocurrido con esta alumna?

La delegación territorial de la Junta la ha aprobado por un recurso de alzada cuando ha tenido un 1,75 en el examen de septiembre. Había suspendido en junio y todos los exámenes del curso. Y el departamento ha ratificado la nota de un 2. La Dirección Provincial, también. Y el Padre, Julio Villarrubia, presenta un recurso de alzada. Al final el resultado es que le han puesto un aprobado con un 5,65.

Fachada del IES Jorge Manrique de Palencia. Foto: úC
Fachada del IES Jorge Manrique de Palencia. Foto: úC

¿Ha vuelto a hacer algún examen de matemáticas?

No, no. Se han basado en el historial del curso.

¿Pero no había suspendido todos los exámenes?

Todos. Ninguno está aprobado. En el examen de junio tuvo un 13 de 60, osea, un 2, y se le puso como nota en junio un 3, teniendo en cuenta que era evaluación continua y que en un examen durante el curso había llegado al 4,25.

¿Cómo se produjo todo?

Esta alumna me vino a visitar. Yo siempre enseño todos los exámenes. Estamos hablando de seis exámenes de curso más dos recuperaciones más un final. 9 exámenes en total.

¿No reclamó en junio?

Ella me preguntó que por qué la había puesto un tres. Le dije: porque en el examen has tenido un 2 y teniendo en cuenta que es evaluación continua y el trabajo que has tenido a lo largo del curso te he sumado un punto más. Se marchó y no hubo más.

¿Hubo algún caso similar en junio en el que acabara aprobándose al alumno?

Sí, pero el caso no era parecido. Se trataba de un bachillerato de letras y en ese caso sí que había alguna evaluación aprobada. Las notas eran más altas.

¿Y en septiembre?

La alumna no quiso ni ver el examen. Se negaba y de hecho se negó a ver el examen para saber cuáles eran sus fallos. Y su padre, que estaba delante, tampoco lo vio. La alumna se negó. Ni su padre llegó a ver el examen que yo tenía preparado, porque para eso tiene derecho.

¿Cómo se desarrolló esa reunión?

El proceso fue el siguiente. Estábamos en el despacho del director y él fue el primero que me decía ¿no se puede hacer nada? Yo dije que no. El padre me decía: Yo le aseguro que mi hija va a ahora a selectividad y aprueba matemáticas. Yo le dije: no sé si va a ir a selectividad, primero tiene que aprobar las matemáticas. Esta es la nota y no la voy a cambiar. Esto duró un cuarto de hora. Como vieron que no me convencían… yo lo llamo a eso acoso y derribo. No me ofendieron ni insultaron, pero sí fue una coacción evidente y el primero el director, que era el que insistía en que si no podía hacer nada.

La reclamación siguió adelante y ¿en qué sentido se pronunció el departamento de matemáticas?

Los nueve miembros volvieron a corregir el examen y la nota media salió un 2. Ratificaron la nota por la cantidad de errores que tenía. Es más, hubo gente que la consideró hasta excesiva la nota. Cuando corriges un examen sin mirarlo afondo, siempre tiras al alza.Se hizo un escrito a la dirección del centro y la dirección se lo comunicó a la familia.

¿Cual fue el siguiente paso?

Se presentó una reclamación ante la dirección provincial de Educación. En él se cuestiona muy profundamente mi profesionalidad. Solo lo pude ver por encima, el director no me dejó una copia. Por eso remití un escrito a la Dirección Provincial solicitando esa reclamación, por si tenía que ejercer otro tipo de acciones.

¿Se lo dieron?

No.

¿Qué pasó después?

El día 19 de septiembre, la Dirección Provincial de Educación de Palencia dio respuesta que el director no trasmitió al departamento porque ratificaba lo que ya había dicho el departamento: la alumna seguía con un 2. Como sí que la traslada a los padres, el director provincial, con fecha 21 de septiembre, me solicita todos los exámenes del curso y todo el historial porque el padre había presentado un recurso de alzada. Y por eso sabemos que no estaba aprobada.

¿Ya había hecho entonces el examen de selectividad estando suspendida en matemáticas?

Ya lo había hecho. No sabemos las notas porque no aparecieron en el listado oficial.

¿Por qué supo que está aprobada gracias a una resolución de la Junta?

Primero por comentarios. Palencia es muy pequeño y porque ella lo ha contado a los cuatro vientos. Se pidió explicación al director que sólo dijo que sí que estaba aprobada. No ha entregado ningún documento donde se ratifique.

¿Qué es lo que ha pasado para que alguien a quien suspende el profesor, el departamento, la dirección provincial… acabe aprobando?

Porque ha querido el delegado territorial de la Junta.

¿Qué opinión le merece esto?

Prevaricación. Esto es algo político. Han querido favorecer a esta alumna por política. Evidentemente el examen a mi me da igual que lo corrijan 17 que 170. Alguien ha comentado que la han aprobado por curso: me da igual, no había aprobado ningún examen. Y además, es que ver sus exámenes es deprimente porque solo se ven tachones por todos los lados , errores… un desbarajuste total.

¿Qué tiene pensado hacer?

Haré lo que pueda dentro de la justicia para que prevalezca la nota, que se revoque lo anterior. Estoy dispuesta a seguir todos los caminos que pueda seguir legalmente. No me arredra nadie.

¿Ha solicitado tener acceso al recurso de alzada?

Yo había pedido el informe de la Dirección Provincial y el escrito que había presentado él. Tenía calumnias y mi profesionalidad quedaba mancillada sin ninguna razón. Pediré el recurso de alzada, porque tengo derecho.

42 Comentarios

  1. Esto es vergonzoso. El delegado de la Junta aduce que unos técnicos en educación decidieron transformar un 2 en un 5,6. ¿Pero este hombre es tonto o se lo hace? ¿Qué mejores técnicos educativos que los 9 miembros del departamento de Matemáticas del instituto Jorge Manrique, quienes habían confirmado por unanimidad el dos con el que calificó a la alumna la profesora Fátima Zamora en el examen de septiembre? Por otro lado, el director del centro, Jesús Coria, a quien todo el mundo teme pero no respeta, parece que ha faltado a la deontología profesional y se ha dedicado a zaherir y acosar a la profesora, en connivencia con ese adalid de la justicia llamado Julio Villarrubia, padre de la alumna. Villarrubia ha sobrepasado las lindes de la decencia y tendrá que dar explicaciones convincentes ( algo del todo imposible), pedir disculpas públicas y abandonar definitivamente la política, so pena de ser el hazmerreír de la sociedad palentina.

  2. He oído que hay más casos de presunta prevaricación en casos de alumnos aprobados "porque sí" en el Instituto Jorge Manrique y que están en los tribunales. Y yo me pregunto, ¿qué claustro de profesores es ese que calla y otorga ante ese conjunto de desmanes? ¿No se da cuenta el profesorado que cualquiera de ellos puede ser una víctima en un momento dado de un padre jactancioso como Villarrubia y de un delegado de la Junta tan impresentable? Y finalmente, ¿a què se dedican los innumerables liberados sindicales, incapaces de tomar cartas en este y otros asuntos importantes?¿ A sestear?

  3. Es un acto de predicación como la copa de un pino. Animo a los interesados a que interpongan una denuncia o querella . Ya existe jurisprudencia en que se condena a un profesor de Universidad por aprobar a una alumna sin haber realizado el examen. En este caso creo que estaría agravado, pues se trata de la resolución de un recurso de alzada por una autoridad o funcionario público en el ejercicio de sus funciones.
    Si aparte en el escrito de recurso se producen injurias o calumnias contra la profesora mayor motivo para querellarse contra el padre por vertirlas . También podría haber un delito de coacciones sobre la profesora.
    Sin conocer afondo el asunto, a priori la profesora tiene bastantes argumentos para actuar judicialmente contra el padre de la niña y los funcionarios que dictaron el recurso y lo ejecutaron.
    Un saludo y buen día.

  4. Es un acto de prevaricación como la copa de un pino. Animo a los interesados a que interpongan una denuncia o querella . Ya existe jurisprudencia en que se condena a un profesor de Universidad por aprobar a una alumna sin haber realizado el examen. En este caso creo que estaría agravado, pues se trata de la resolución de un recurso de alzada por una autoridad o funcionario público en el ejercicio de sus funciones.
    Si aparte en el escrito de recurso se producen injurias o calumnias contra la profesora mayor motivo para querellarse contra el padre por vertirlas . También podría haber un delito de coacciones sobre la profesora.
    Sin conocer afondo el asunto, a priori la profesora tiene bastantes argumentos para actuar judicialmente contra el padre de la niña y los funcionarios que dictaron el recurso y lo ejecutaron.
    Un saludo y buen día.

  5. Leo todo esto y me quedo de piedra. Algunos hablan de prevaricación, pero añado más: desvergüenza. Un padre razonable debe saber explicar a su hija cuándo sus notas son merecidas y cuándo no. Y , desde luego, debe guardar el máximo respeto a una profesora que se ha limitado a corregir objetivamente el examen de septiembre y a un equipo de profesores que, por unanimidad han ratificado la nota de 2. Todo lo demás sobra. Tal parece que un director de instituto (Jesús Coria), un padre de alumna y dirigente del PSOE (Julio Villarrubia) y un delegado provincial de la Junta (Luis Domingo González) han colaborado en una presunta prevaricación. Solo la impudicia de un ignorante puede ser capaz de anular un 2 y convertirlo en un 5,6. La profesora merece todo el apoyo de la opinión pública

  6. Ya era hora de que se publicase alguna de las numerosas fechorías que se cometen desde hace mucho tiempo en este instituto que no es más que el chiringuito del consentido sátrapa Jesús Coria. Este impune dictador, que lleva en la trona más de 20 años, manipula como le place profesores, padres y alumnos que, por miedo o interés, satisfacen sus ilícitos deseos mientras los sucesivos directores provinciales (como el actual, Sabino Herrero) colaboran con sus desmanes. Menos mal que ha aparecido Fátima, una profesora excepcional en un claustro tan lamentablemente sumiso como el del IES Jorge Manrique.

  7. Por cierto, Jesús Coria es el encargado de una de las 16 secciones del "Ateneo" de Palencia, que preside Concepción Hervella. Y Julio Villarrubia se ha confesado como gran "ateneista". ¿Habrá limpieza en esta institución renacida, según se dice, para fomentar el progreso y la decencia de esta provincia?

  8. Soy profesora en Sevilla. Esta noticia no me ha sorprendido porque en Andalucía es habitual que los directores provinciales aprueben por la cara a alumnos "hijos de". A los profesores que les den tila. Pero lo que ha pasado en Palencia excede todo lo que he visto en mis largos años de docencia. Un alto cargo del PP en connivencia con un dirigente del PSOE y un director de instituto convierten un 2 en un 5,5. El milagro de los panes y los peces. Menuda mezcla. SUpongo que alguien con responsabilidad les pedirá explicaciones. Vaya padre el tal Villarrubia: ha jugado con el futuro de su hija por egoísmo. Apoyen a esa profesora valiente, por Dios. .

  9. Y una cosa más: ¿cuándo se va a hacer una auditoría de la Fundación Trinidad Arroyo que, lamentablemente, preside y gestiona el arrogante Jesús Coria? Quizás, sin el poder que le confiere su posición en esta fundación, el consentido Jesús Coria habría dejado de ser director del IES Jorge Manrique hace mucho tiempo.

  10. Queda claro el comportamiento de los politicos. El Jorge Manrique es el chiringuito de Coria, y el Camino de la Miranda, ¿de quien es? La presion y los abusos contra los profesores son cada vez mas habituales, lo peor es que son conocidos y consentidos. Los claustros se callan, claro, el miedo hace estragos. Bravo por la profesora valiente!!

  11. La prevaricación y la corrupción está presente por todos los lados, claro está. Sería conveniente que como en Alemania estos políticos que abusan de su poder se fueran a su casa, y dejasen a otros más honrados.
    En cuanto al "Jorge Manrique" más de lo mismo. Esto es lo que ocurre cuando un director lleva con el cargo 20 años. Se cree que el centro es suyo e impone su voluntad a todo el claustro. Es un déspota, autoritario, y encima muy machista, que no consiente que nadie le lleve la contraria, y si lo haces te atienes a las consecuencias. ¡Mucho ánimo, Fátima! Es muy valiente por tu parte enfrentarte a una persona tan manipuladora y peligrosa como Jesús Coria, que no ve más allá de sus propias narices. Se cree que es el mejor director de la Comunidad y el Jorge Manrique el centro más puntero, y resulta que no hay otro centro más anticuado y rancio que ese.

  12. Me escandaliza lo que he leído. Es como si un padre denuncia a un médico por diagnosticar que su hija tiene una neumonía. Vaya padre, vaya director acosador de una profesora y menudas autoridades políticas que humillan a los profesores y cambian un 2 en por un 5,7. Me he enterado porque una amiga que trabaja en el Jorge Manrique me ha mandado el enlace. Pero en Diario Palentino, El Norte de Castilla, la Cadena SER, Onda Cero y la Cope no han comentado nada de nada. ¿No es raro? Tendrán que asesinar a un profesor en el aula para que los medios locales se hagan eco. Qué país...y qué ciudad. Cielosss.

  13. Soy profesor de Universidad. Me apena que una profesora de Matemáticas sufra acoso y anulación de sus derechos inalienables. Leída la noticia, tengo la sensación de que el señor Villarrubia, padre de la alumna, he errado como progenitor. Un padre nunca puede hacer uso de sus influencias políticas para machacar a la profesora de su hija. Y las autoridades de la Junta han cometido, desde luego, un abuso de poder que no puede quedar en barbecho.

  14. Y sé de buena tinta que este no sería el único caso de fraude en las calificaciones. En 2013 fueron aprobadas en el IES Jorge Manrique dos alumnas en la ESO que habían suspendido el francés en junio. Aprobaron porque sus padres reclamaron. Y estos padres eran el carpintero del instituto y Julia Emperador, la jefa de estudios del Modesto Lafuente. El trato de favor parece calcado al de Julio Villarrubia. Jesús Coria aprobó a la hija del carpintero y Sabino Herrero, a la otra. El profesor protestó y le metieron un paquete con un expediente y lleva más de dos años expulsado del instituto. Casilda Hervella era jefa del departamento de francés y cooperó en ambos fraudes y en el castigo de su compañero diciendo muchas mentiras. Y también hubo varios padres de alumnos que mintieron para perjudicarle y Jesús Coria les premió, parece ser, regalándoles el aprobado en la asignatura de lengua española a sus hijos en junio de 2014.

  15. "ignorantes" profesores que dia a dia se esfuerzan por realizar su trabajo. ¿Por qué nos asombramos de estos hechos cuando tenemos gente tan cualificada y compete en las altas esferas ( Consejería, Dirección Provincial, Dirección de Centros, Sindicatos). Que son capaces de hacer mil veces mejor nuestro trabajo y sobre todo de juzgarlo?.
    En el Jorge está claro quien, ¿ y en el Camino,?¿ el Consejero, el Director Provincial, el Director del Centro, la Señora del Director, el equipo Directivo, el claustro de profesores, los sindicatos? ¿Alguien sabe quien?.

  16. Buenas tardes. Fui alumna de Fátima Zamora en el instituto Trinidad Arroyo. Puedo afirmar que es una profesora muy exigente, pero no injusta. Mantiene un alto nivel y el alumno tiene que esforzarse. Pero todos los que pasamos por sus manos sabemos que gracias a sus clases exigentes logramos un nivel de mstemáticas muy alto. Cuando le explico las matemáticas a mi hija de 10 años me acuerdo de Fátima. Por eso, tras recibir el enlace de este diario, me quedo triste por la injusticia que se ha cometido contra Fátima. Esos padres que piensan más en sus intereses que en los de sus hijos y esos directores que fomentan estas actitudes, deberían ser llamados al orden. Todo esto me da verdadero asco.

  17. Al igual que Marina, yo estudié hace años en el Jorge Manrique y no pasa una semana sin que recuerde a los profesores que más me exigieron y de los que más aprendí aunque mis notas no siempre lo reflejasen del todo. Entre ellos estaban Joaquín, profesor de Latín, y Jesús Carretero, profesor de Griego, Teresa Ubieto, Alberto Zurro de inglés... Sólo me di cuenta de lo que mucho que tenía que agradecerles cuando entré en la universidad. A día de hoy siguen en mi recuerdo y me entristece ver que en estos momentos no se valora el esfuerzo, lo que importa es tener un aprobado y no lo que haya aprendido por el camino. Llevo ya 16 años ejerciendo y cada vez nos encontramos más casos como éste o parecidos; cuando se trata de una pugna entre la administración y el sentido común este último lleva las de perder. Mucho ánimo a esa profesora que prefiere seguir manteniendo su dignidad y defendiendo su labor. Si no le gustase lo que hace (trabajar y enseñar a los alumnos), no llevaria 36 años ejerciendo, hace mucho que estaría en cualquier despacho metida...

  18. Soy padre de dos alumnos en otro instituto de la capital. Estoy decepcionado con lo que está ocurriendo en el Jorge Manrique. A mí se me caería la cara de vergüenza antes de llevar al límite de las reclamaciones una calificación de 2, y más con la confirmacion de todo un departamento de Matemáticas. Algunos funcionarios de la Delegación de Educación me confirman que desde que existe la Junta de Castilla y León, éste es el unico caso de cambio descarado de una nota y de una humillación de tanto calado a una profesora.