Madres eligiendo los libros de texto de sus hijos.
Un escolar ojea libros de texto.

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres denuncia que la Junta de Castilla y León ha aprobado un "supuesto" programa de gratuidad de libros de texto para el próximo curso que lejos de mejorar la experiencia Releo, supone su fin en la práctica. La Junta intenta dar "gato por libro".
"La Consejería de Educación ha pasado de la limitación de este curso a sólo 400 centros para participar en el RELEO, a la obligación de todos los centros a formar parte del “RELEO PLUS” durante el curso 2017/2018, pero la falta de recursos económicos por parte de la misma se carga todo lo construido hasta ahora", explica Fapava, que asegura que "la Orden no cumple con los objetivos del programa RELEO, es decir, gratuidad de los libros de texto para todos los alumnos de la enseñanza obligatoria, cuyas familias deseen participar en el programa de intercambio de libros de su centro".  "Solo comparte con el anterior programa el nombre de  'RELEO', pero no su filosofía, ya que por parte de  la Consejería parece que pretende ahorrarse el dinero de las ayudas, a costa de los Bancos de libros de los centros, creados la mayoría de ellos gracias al trabajo de las familias y profesores voluntarios y que este próximo curso podrán beneficiarse de ellos solo si sobran, después de haberse sometido a un ranking de pobreza con el resto de familias solicitantes.Además si su centro no había sido Releo en el pasado, (cosa que ocurría en el 50% de centros públicos de la comunidad), el banco de libros solo estará formado por los libros de los alumnos becados de este curso, a los que en su mayoría no se les explicó que debían cuidarlos lo mejor posible, para su posterior utilización y a las donaciones de las familias que no tienen asegurado recibir ningún libro a cambio", indica la federación de asociaciones de padres y madres de alumnos.
Sentencia de Tribunal Constitucional - Sala Segunda nº 86/1985, de 10 de Julio de 1985: ... 8.El derecho a la educación -a la educación gratuita en la enseñanza básica- no comprende el derecho a la gratuidad educativa en cualesquiera Centros privados, porque los recursos públicos no han de acudir, incondicionadamente, allá donde vayan las preferencias individuales
Las familias que no resulten beneficiarias de la ayuda, aparecerán ordenadas por nivel de renta (art 14.1) y el listado será publicado en los tablones de anuncios de la Consejería y en las secretarias de los centros (art 14.6). "¿Esto no vulnera ningún derecho?", se pregunta el colectivo.
"La exclusión de las familias y el alumnado en la Comisión de gestión del banco de libros, es algo que valoramos también de forma muy negativa, ya que mientras que la Consejería siempre está hablando de la importancia de la participación de las familias, ahora nos relega a ser simples almaceneros que se encarguen de transportar, colocar, evaluar,… el estado de los libros. Y todo el mundo sabe la labor  que los padres y madres han desempeñado durante estos años en los centros Releo", comentan.
Por otro lado, Fapava critica las fechas que han elegido para solicitar la participación en el mismo "son totalmente inadecuadas para los centros", ya que se encuentran en pleno proceso de matriculación  y de evaluación del 2º trimestre. "¿Cuándo pretenden que seamos  informados por los centros?", vuelven a preguntarse.
"La Consejería de Educación en vez de darle el empuje que necesitaba y consolidar el  programa 'RELEO',  que  había venido funcionando con mucho éxito, se ha cargado no solo el espíritu de 'reutilización' de libros, sino también la implicación de las familias en el nuevo programa, cuyo único “PLUS” es la obligatoriedad de todos los centros a participar".

No hay comentarios