José Antonio Bastián de Blas, con la autoinculpación presentada en comisaría en las manos. Foto: úC
José Antonio Bastián de Blas, con la autoinculpación presentada en comisaría en las manos. Foto: úC

José Antonio Bastián, un vecino de Valladolid de 51 años de edad, casado y con dos hijos, ha dicho basta y ha iniciado una peculiar campaña para defender el derecho a la libertad de expresión: se ha personado en la comisaría de Delicias para autoinculparse de un posible delito de enaltecimiento del terrorismo. Como prueba aportó 5 folios con una copia de todos sus post que ha colgado en la red social Facebook y que, además de los que le han valido una condena de un año de cárcel a la twitera Cassandra Vera, incluye otros de su propia cosecha en términos similares.

"La solidaridad se demuestra autoinculpándose", comenta José Antonio antes de explicar que esta iniciativa "viene de atrás", con casos como el de César Strawberry... "Esto es lamentable, vergonzoso... En este país la libertad de expresión está garantizada, pero según para quién. Ahí están los casos de los que pidieron que se bombarderan movilizaciones masivas en Madrid, o el de Federico Jiménez Losantos, hablando de lo que haría con una lupana a los de Podemos", comenta José Antonio a últimoCero.

"Fue el pasado día 30, a las 16,45 horas cuando ya no aguanté más, con lo de la condena a Cassandra y me fuí a comisaría. El que me atendió se quedó de piedra. Me miró y dijo que tenía que ir a comentarlo con el jefe. Al final no pusieron pegas para que tramitara la denuncia y aportara los comentarios del muro de Facebook, que son los mismos que los de Cassandra, y alguno más", comenta José Antonio antes de explicar que con esta iniciativa espera que más gente como él se atreva a dar el paso para poner en cuestión el actual sistema judicial español.

"El activismo en las redes está muy bien, pero o se obliga a actuar a la Fiscalía para que se tengan que abrir miles de diligencias, o al final no va a pasar nada", comenta a la vez que anima a otros a demostrar su solidaridad con los ya condenados y compromiso en la lucha por cambiar las cosas. "Ya veremos a ver cuántos me acompañan o si me quedo solo yo... con mi conciencia tranquila", comenta.

Contenido relacionado:

¿Por qué hay más condenas por enaltecimiento del terrorismo hoy que cuando ETA mataba?

César Strawberry: “En Europa existe una estrategia deliberada de retroceso de libertades”

No hay comentarios