El alcalde muestra una grafica a los concejales de la oposicion, durante el pleno. Foto: J. P. Miñambres
El alcalde muestra una grafica a los concejales de la oposicion, durante el pleno. Foto: J. P. Miñambres

Ver para creer. El nivel político de algunos representantes es tan ínfimo que lleva a incurrir en situaciones tan esperpénticas como la del presidente del Grupo Municipal del PP, José Antonio Martínez Bermejo, ofreciendo al alcalde Óscar Puente apoyo hasta el final de la legislatura si cambiaba de posición sobre el soterramiento del ferrocarril, asunto sobre el que se evidenció la imposibilidad de alcanzar consenso en el Pleno.

La respuesta del alcalde, Óscar Puente, al ofrecimiento del presidente del Grupo Municipal Popular para que rompa la alianza con Valladolid Toma la Palabra fue inmediata: "La mejor garantía para que esté estos dos años más hasta las próximas elecciones y los cuatro siguientes, es usted".

La última moción debatida en el Pleno de esta mañana tenía la firma del Grupo Municipal Popular y perseguía -al menos así era su enunciado- "recuperar el consenso ciudadano por el soterramiento integral".

Martinez Bermejo, intentando colocar en su escaño el folleto del soterramiento editado por el PP antes de comenzar su intervencion. Foto: J. P. Miñambres
Martinez Bermejo, intentando colocar en su escaño el folleto del soterramiento editado por el PP antes de comenzar su intervencion. Foto: J. P. Miñambres

La apertura del debate estuvo precedida de la laboriosa colocación por parte de Martínez Bermejo de un ejemplar de los folletos editados por el PP en lugar visible de su escaño. Pero la inestabilidad del panfleto jugó una mala pasada al político popular, ya que no encontró el equilibrio. Ni el díptico, ni la intervención, que acabó con siguiente ofrecimiento: "Si usted ha abandonado el proyecto de soterramiento por miedo a perder el sillón, desde el PP le ofrecemos ser alcalde hasta las siguientes elecciones; le apoyaremos. Lo digo a pecho descubierto, me pueden colgar en mi partido", dijo Martínez Bermejo.

El alcalde agradeció "tan generosa oferta" y añadió: "Empezaron el mandato proponiendo la Alcaldía al señor Saravia... ¡Qué mal lo has hecho Manolo!". Tras las risas: "La mejor garantía que esté estos dos años más aquí y los cuatro siguientes, es usted señor Martínez Bemejo. No tomo esta decisión de renunciar al soterramiento por garantía de este sillón",  dijo Puente, que pasó a la votación: 13 votos a favor de la moción. 15 en contra. 1 abstención.

El debate se abrió con la lectura por parte del proponente de la moción de la definición de 'consenso', según el Diccionario de la RAE. Martínez Bermejo apeló a algunos consensos alcanzados en el Ayuntamiento: Aprobación del Plan Rogers, el 9 de septiembre de 2009 (PP y PSOE. 28 votos a favor, y 1 abstención de IU) o al alcuerdo alcanzado el 29 de julio de 2015 por PP, PSOE, VTLP, C´s...

El presidente del Grupo Municipal Popular calificó a las vías férreas de "terrible frontera", hizo suyo el sentir mayoritario de los vecinos a favor del soterramiento como "la mejor solución" a pesar de la campaña propagandística en su contra.

"Los gobiernos anteriores, de los que yo no formé parte, pueden haberse equivocado en alguna de sus actuaciones,  pero se hicieron muchas cosas. No se puede vivir siempre del pasado; 'agua pasada no mueve molino'", manifestó Martínez Bermejo, quien preguntó: "¿Qué les ha llevado a romper el consenso ciudadano sobre el soterramiento?".

Martínez Bermejo acusó al equipo de gobierno municipal no solo de no tener en cuenta a los vecinos, sino que cuando les llaman no acuden. "Por eso hemos hecho estos folletos; esperamos el suyo. El soterramiento es posible y necesario. Es difícil lograrlo, pero merece la pena. Animo a recobrar el consenso. Estando todos unidos, será más fácil convencer a los demás", dijo.

Jesus Presencio, en un momento del pleno. Foto: J.P. Miñambres
Jesus Presencio, en un momento del pleno. Foto: J.P. Miñambres

El concejal no adscrito Jesús Presencio pidió a sus compañeros de corporación que hablaran "con la mano en el corazón y no como miembros de partidos enfrentados".

Pilar Vicente, de Ciudadanos, denunció "los bandazos" de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad y afirmó que "el soterramiento es el proyecto de los vecinos, no de Bolaños, León de la Riva, Puente o Saravia. Es la mejor solución para Valladolid y si el PP contara con el apoyo de la Junta y del Gobierno de España sería más fácil el consenso". Vicente mostró su conformidad con la primera parte de la moción, que llama al consenso, pero discrepó con la segunda, que pide la continuidad del convenio, "que no es el óptimo".

La portavoz de Sí se Puede, Rosario Chávez, aludió a "la enésima vez que el PP presenta una propuesta sobre el soterramiento, para acaparar votos sin escrúpulos. Si se desea el consenso hay que trabajar con honestidad, no con mentiras y datos falsos. Durante varias legislaturas han utilizado el mantra del soterramiento".

Chávez comparó los presupuestos municipales de varios años (el de 2008 fue de 376 millones) y preguntó al PP por qué no hicieron entonces el soterramiento. "Siempre han hecho la cuenta de la lechera o de la vieja. Hoy en día un megaproyecto como este ya no es posible. Nos negamos al soterramiento porque hay hechos incuestionables", aseguró la portavoz de SÍ se Puede, que cuestionó el actual modelo por el que sigue apostando el PP y que ha generado 400 millones de deuda sin empezar la obra. "Sin transparencia es imposible el conseso que piden. EL 'grupo ferroviario' conspira contra Valladolid y ustedes, señores del PP, siguen colaborando", dijo.

Manuel Saravia da sus explicaciones a la oposicion. Foto: J.P. Miñambres
Manuel Saravia da sus explicaciones a la oposicion. Foto: J.P. Miñambres

Manuel Saravia, concejal de Urbanismo, se mostró favorable al consenso pero rechazó el mantenimiento del convenio, porque "no ha sido bueno y hay que modificarlo radicalmente". Como ejemplo puso el coste de los talleres de Renfe, presupuestado en 84,2 millones, hoy son ya 205,66 millones y faltan otros 54,57 millones... Un 309% más, afirmó.

El concejal de Urbanismo seguidamente comentó el folleto del PP y puso de manifiesto varias inexactitudes contenidas en el mismo, como que el desvío de mercancías esté ya realizado al 85%; el coste total de la operación que cifran en 833 millones, cuando es de 1.510,28 millones; los 10 millones que dicen tendría que aportar el Ayuntamiento anualmente, etc. "¿Le consta que la Junta y Fomento están dispuestos a hacer esa inversión? ¿Por qué no dicen nada de los plazos? Con el proyecto de integración se puede empezar mañana y en 7 años estaría terminada. Están jugando con los números, con los sentimientos y ocultando las fechas".

Óscar Puente tomó la palabra asumiendo el turno del PSOE. "Vienen a reclamar el consenso, personal e instransferible en torno a sus propuestas, ideas o mentiras. El presidente de Adif dijo en Valladolid hace un mes que no financiaría el soterramiento".

El alcalde esgrimió el Plan de Infraestructuras presentado por Ana Pastor para 2012-2024, y un comunicado que el PP difundió el 28 de abril de 2016 en el que se establecían las prioridades y se reconocía "la inviabilidad económica" del soterramiento -obra que deberían realizar ayuntamientos y gobiernos autónomos- y la necesidad de plantear criterios realistas.

"Es su partido, el PP, el que abandonó el soterramiento hace mucho tiempo, señor Martínez Bermejo. No venga ahora a vender humo, cuando hay una deuda de 404 millones, graves ilegalidades, ni un metro de suelo vendido, ni un metro soterrado salvo el tramo del Pinar, los talleres sin terminar... Total: 300 millones y 404 millones de deuda. Hay que hacer lo contrario de lo que ustedes propongan. No cuenten con nosotros para ese viaje. No vamos a seguir vendiendo humo. La resolución que hemos adoptado es la más difícil. Con esto y con otros temas ustedes están haciendo 'populismo'", expresó el alcalde.

El presidente del Grupo Municipal Popular, en una de sus intervenciones. Foto: J.P. Miñambres
El presidente del Grupo Municipal Popular, en una de sus intervenciones. Foto: J.P. Miñambres

Martínez Bermejo, tras afirmar que se trataba de un debate desigual en el que el presidente "es juez y parte", señaló en su segunda intervención: "No quiero convertir este debate en negativismo y revisionismo. La propuesta está en la calle. El soterramiento lo están pidiendo los vecinos. Salgan a los barrios, no solo se hagan fotos con empresarios o modelos. No hagamos debates estériles".

"En estos momentos", añadió el presidente del Grupo Municipal Popular, " los parlamentarios de Valladolid se reúnen con el ministro de Fomento; lo que ustedes no han hecho".

Recordó una vez más a Puente su compromiso firmado ante notario, que la obra se realizaría con recursos municipales. "Mantener el convenio es la garantía. Estaría bien modificarlo pero no para hacer pasos subterráneos. No se rindan. Olvídense del PP. No hacemos esto para obtener rentabilidad, si pensáramos así, hubiéramos esperado. Pero nuestra responsabilidad nos lleva a hacer los folletos que ustedes no hacen. No nos peguemos más. Vayamos juntos del brazo a hablar con los socios de Alta Velocidad y digámosles que el soterramiento es posible y se puede hacer".

La portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente. Foto: J.P. Miñambres
La portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente. Foto: J.P. Miñambres

Entre otras cosas, en su segundo turno de intervenciones, Jesús Presenció afirmó que los vallisoletanos quieren progresar y Pilar Vicente reclamó información y valentía, a la vez que denunciaba "el ejercicio de contorsionismo que realiza el Grupo Popular en este Ayuntamiento para defender el soterramiento. El consenso es inviable. Los vecinos llevan 30 años reclamando el soterramiento, no quieren la integración aun empezando mañana las obras".

Chávez dejó claro que su grupo no iba a ser cómplice de las mentiras del PP. "El soterramiento no acabará con las desigualdades. Ha sido una excusa para no acabar con ellas. Ho-nes-ta-men-te no veo que haya posibilidad de hacerlo. No hay dinero. Estamos con el corazón dividido, queremos el soterramiento pero no es posible. Yo también quiero vivir en un palacio y no me lo puedo permitir; ustedes no quieren consenso, quieren que se les de la razón".

Saravia dijo que el actual equipo había actuado con honestidad y claridad evitando dar la patada hacia adelante. "Han pasado años sin soluciones. En época de 'vacas gordas' no se avanzó, no se hizo nada. Toca hacer de la necesidad, virtud. La propuesta de la integración es honesta, responsable, austera... son 760 millones frente a los mil y muchos euros. Se consigue la cancelación de la deuda, una buena permeabilidad e imagen de la ciudad", según el concejal de Urbanismo, que confirmó que la reunión con Adif no tendrá lugar el día 6, ya que no ha sido aprobado el borrador.

Puente calificó a Martínez Bermejo de ser "el concejal más masoquista del Partido Popular. Viene aquí a meter el dedo en el ojo [a propósito de su posición favorable a Pedro Sánchez frente a Susana Díaz, quien había dicho que llevaría el soterramiento a Granada], lo que revela que es un masoquista. No es un valiente, es un temerario. Pero no voy a entrar en sus diferencias de partido, aunque sí le recomendaría cierta prudencia".

El alcalde añadió que el único mazo que caería sería el de la justicia, y no sobre él, sino sobre algún miembro o exmiembro del Grupo del PP. "Ha dicho que no había desmentido su pasquín; ya se lo dijeron en Pilarica. No se lo cree nadie. No se sostiene", expresó.

Puente analizó los presupuestos entre 2005 y 2011, en los que el Ayuntamiento tuvo un presupuesto superior al actual. "¿Por qué no hicieron el soterramiento? El Ayuntamiento no puso un euro entonces. En qué empleron el dinero sino lo hicieron en la red de saneamiento, en el 29 de Octubre, en los pasos subterráneos... en nada.  Antes mandaban un cedé, 1856-2016, ahora como tienen menos dinero hacen pasquines. Propaganda. Puro oportunismo político. No voy a pasar a la historia ni como un mentiroso ni como un delincuente", concluyó el alcalde.

Martinez Bermejo en otro momento de su intervencion. Foto: J. P. Miñambres
Martinez Bermejo en otro momento de su intervencion. Foto: J. P. Miñambres

Martínez Bermejo insistió en que la ciudad perdería 500 millones en caso de no realizarse el soterramiento. "No es buena esta pelea partidista, Hay que pelear el soterramiento. Nada cambiará tanto la ciudad como el soterramiento. Tienen la suerte de poder tomar una decisión histórica", manifestó el presidente del Grupo Municipal del PP, quien citó a Virgilio: "La suerte favorece a los valientes".

"No se tiren", añadió, "del tren en marcha. La inmensa mayoría de los vecinos lo quieren; no hacerlo sería volver al siglo XIX". Fue entonces cuando Martínez Bermejo realizó el ofrecimiento a Puente, con el resultado ya comentado.

Charo Chavez, portavoz de Si se Puede. Foto: J.P. Miñambres
Charo Chavez, portavoz de Si se Puede. Foto: J.P. Miñambres

El PP amigo de las grandes eléctricas

En otra moción, presentada por Sí se Puede, para solicitar al Ayuntamiento el estudio y posterior aprobación de la tasa de aprovechamiento de dominio público a empresas energéticas, el PP, por boca de Alfredo Blanco, se mostró amigo de las grandes eléctricas.  La moción salió adelante con 16 votos a favor y 13 abstenciones.

De nada sirvieron las cinco sentencias de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo a favor de la posibilidad de mejorar las arcas municipales por la vía del objeto de la moción.

Además, al PP, que planteó que el cobró de esta posible nueva tasa podría producir más problemas que beneficios, le recordaron la imposición de la tasa de la basura, "que sí repercutió en los ciudadanos", dijo el alcalde.

Mercedes Cantalapiedra en un momento del pleno. Foto: J. P. Miñambres
Mercedes Cantalapiedra en un momento del pleno. Foto: J. P. Miñambres

A vueltas con los Pingüinos

Mercedes Cantalapiedra defendió otra moción del PP para "garantizar el uso del Pinar de Antequera en la concentración de Pingüinos y dotarle de las infraestructuras necesarias para que pueda albergar una programación estable a lo largo de todo el año".

Durante el debate se registraron momentos de alta tensión y un comentario "muy machista" -en palabras del alcalde- realizado por Cantalapiedra y dirigido a la concejala de Cultura, que permaneció muda.

Cantalapiedra  se preguntó: "¿dónde está la señora Redondo? Al móvil. Ya la veo. Haciendo la lista de la compra...".

Ana Redondo, sin abrir la boca, mostró la pantalla del móvil. Estaba pidiendo la fecha de la última reunión con los técnicos sobre el asunto del Orden del día que se estaba tratando.

La concejala de Cultura Ana Redondo muestra su movil a Mercedes Cantalapiedra. Foto: J. P. Miñambres
La concejala de Cultura Ana Redondo muestra su movil a Mercedes Cantalapiedra. Foto: J. P. Miñambres

Antes de abrirse el debate, intervino como invitado Julián Fernández, de la Asociación de Vecinos Nuestra Señora del Duero (Puente Duero), partidario de que se realice la permuta de parcelas para que Pingüinos pueda seguir acampando en el Pinar.

Lío de Francisco de Borja

El concejal popular Francisco de Borja defendió una moción para "la realización de inversiones financieramente sostenibles en todos los barrios de Valladolid". La relación de 31 actuaciones; no estaba claro si era una declaración de intenciones o de compromisos a asumir, por lo que sufrió críticas por todos los lados. Al final acabó proponiendo retirar el primer punto de la moción que quiso reducir a la celebración de un Pleno extraordinario para debatir el asunto con las asociaciones de vecinos. Aquí se recordó al PP, una vez más, sus contradicciones. Cuando gobernó, llevó siempre a un Pleno ordinario el tema de las inversiones financieramente sostenibles y nunca a una sesión extraordinaria. La moción fue derrotada: 15-14.

Garcia Carbajal, en un momento de su intervencion en el pleno. Foto: J.P. Miñambres
Garcia Carbajal, en un momento de su intervencion en el pleno. Foto: J.P. Miñambres

Accesibilidad del transporte público

El grupo municipal Ciudadanos presentó una moción para "la mejora de la accesibilidad del transporte público en Valladolid", aprobada con 17 votos favorables y 12 abstenciones. El PP presentó otra moción de adición que fue derrotada. El concejal de Seguridad y movilidad, luis Vélez, anunció que será modificado el Reglamento de Autobuses, con 35 años de antigüedad.

El Pleno aprobó por unanimidad una moción corporativa para "apoyar la regulación de la educación social como profesión".

Otros asuntos

En el apartado de Asuntos dictaminados por la Comisión de Hacienda se aprobó, con los votos en contra de toda la oposición el expediente de modificación de créditos número 2 dentro del Presupuesto Municipal actual, que implica la aportación de 200.000 euros a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad para sus gastos corrientes. El PP pidió que la partida se financiara con una reducción de gasto corriente.

También sin el apoyo de la oposición se aprobó la imposición de la tasa por prestación de los servicios del ciclo urbano del agua, así como de la Ordenanza Fiscal Reguladora de dicho tributo y las previsiones de gastos e ingresos de la Entidad Pública Empresarial Local Agua de Valladolid, para el ejercicio 2017 y del programa de actuación plurianual 2017-2019.

Sin debate y por unanimidad se aprobó definitivamente la modificación puntual del PGOU en C/ Zúñiga nº 5.

Con el voto en contra del concejal no adscrito y la abstención del resto de la oposición se aprobó la propuesta formulada por el liquidador del Consorcio del Mercado del Val.

Por último, con 15 votos a favor frente a 13 noes y una abstención, se aprobó el Plan estratégico de Subvenciones 2017/2019. En el debate, la portavoz de Ciudadanos aprovechó para denunciar que el 65% de los 31 millones previstos para este concepto, se concederán “a dedo”. 

Dos preguntas del PP sin mayor trascendencia, una referida a las Inspecciones Técnicas de Edificios y otra al impuesto de Plusvalías (ya debatido en pleno) pusieron el punto y final a la sesión a las 14,52 horas mientras un cristo seguía presidiendo el salón del plenos municipal.

No hay comentarios