Ángel Hernández (CCOO) y Faustino Temprano (UGT), de espaldas, antes de intervenir en la Plaza Mayor de Valladolid. Foto: úC
Ángel Hernández (CCOO) y Faustino Temprano (UGT), de espaldas, antes de intervenir en la Plaza Mayor de Valladolid. Foto: úC

Los máximos responsables de los sindicatos mayoritarios en la comunidad, Faustino Temprano (UGT) y Ángel Hernández (CCOO), han reclamado hoy en sus discursos tras la movilización del Primero de Mayo un “acuerdo de las fuerzas de izquierda para expulsar a Rajoy del Gobierno”. “El pasado 20 de diciembre se perdió una gran oportunidad por ver quién la tenía más larga”, llegó a denunciar en su último discurso del Primero de Mayo como responsable regional de CCOO, Ángel Hernández.

“Tenemos un problema gordo en la política del país. Los partidos de la izquierda han generado frustración. Los sindicatos no estamos para aplaudir a determinados gobiernos y convocar huelgas generales cuando pasan a la oposición. Han tirado por la borda la ilusión de todos los que les votaron por prometer que había de desalojar al Gobierno y han conseguido que Rajoy gobierne. Lo sindicatos somos el último baluarte de limpieza y honestidad en este país”, ha señalado Hernández, que ha acabado reclamando “unidad de acción” a una izquierda parlamentaria “fuera de órbita en el último año” sin conseguir que “el Parlamento se convierta en altavoz de lo que sucede en la calle”.

El líder de UGT, Faustino Temprano, que se ha encargado de radiografiar con datos toda la precariedad que existe en la Comunidad, ha exigido “regeneración democrática y lucha contra la corrupción ya”. “Que el que meta la mano en la caja, devuelva y vaya a la cárcel. Hernández, se ha encargado de poner algunos nombres: “La familia González, la del honorable Pujol… ¡honorable cerdo!”. También ha destacado la presencia de Iberdrola y Collosa en la trama eólica: “He tenido la desgracia de tener que aguantarles dar clases de responsabilidad social corporativa. Que quiten eso de sus páginas web. Nos daban lecciones y lo que hacían era comprar voluntades de políticos de la Junta de Castilla y León”. Ha denunciado.

La manifestación, que no llegó a reunir a 5.000 participantes, transcurrió como ya es tradicional, con mucho merchandising sindical, entre las plazas de Colón y Mayor por el recorrido habitual de Miguel Íscar y Duque de la Victoria sin que se pudiera escuchar nítidamente consigna alguna.

Cabecera de la manifestación. Foto: J.O.
Cabecera de la manifestación. Foto: J.O.

PSOE junto, pero no revuelto

Entre los participantes, el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, acompañado por cargos públicos y orgánicos socialistas como la eurodiputada Iratxe García, el secretario provincial del PSOE de Valladolid, Javier Izquierdo, la secretaria de Juventudes socialistas de Castilla y León, Andrea Carrascal y el senador Emilio Álvarez. Un grupo al que en la Plaza Mayor se unió, a prudencial distancia, una representación del sector susanista encabezada por Soraya Rodríguez y Cecilio Vadillo.

Tudanca ha denunciado que “mientras los trabajadores, los desempleados y las mujeres sufren, tenemos unos responsables del Partido Popular, en toda España y también en la Junta de Castilla y León que se lo llevan a su cuenta corriente, se lo roban a los trabajadores”.

“Hay más razones que nunca para seguir reivindicando: la derogación de la reforma laboral, una ley de igualdad salarial y la necesidad de un nuevo Estatuto de los Trabajadores que le devuelva la dignidad a los trabajadores, la capacidad de negociar a los sindicatos y que evite que como está pasando en Castilla y León miles y miles de jóvenes hayan tenido que exiliarse” ha dicho antes de anunciar que que mañana mismo el grupo socialista registrara en el Parlamento Autonómico la petición de comparecencia del presidente Herrera para que explique los casos de corrupción del PP en la Comunidad como la querella de la fiscalía anticorrupción por la trama eólica.

El coordinador regional de IU, José Sarrión, “en el día en que la clase trabajadora se reafirma así misma”, ha denunciado que “la recuperación que vende el PP es la recuperación de los de arriba, del gran capital, pero no de lo salarios, la dignidad y el empleo”.

Tras pedir la “derogación de las reformas laborales, del PP y del PSOE”, Sarrión ha apuntado que la aprobación de leyes como la Ley Mordaza son un ejemplo de “criminalización de la protesta social”.

“Una de las cuestiones más graves es conocer que Castilla y León entra con todas sus fuerzas en el mapa de la corrupción con la trama de las eólicas que salpica a muchos elementos de la Consejería de Economía. Es sorprendente el esfuerzo del PP por bloquear la comisión de investigación de las eólicas, algo que si estuviéramos ante un gobierno honesto sería el propio gobierno el que estaría denunciando a los culpables de esta trama”, ha denunciado Sarrión.

En la manifestación del primero de mayo convocada por CCOO y UGT también se pudo ver a Manuel Saravia ejerciendo, en ausencia del alcalde Óscar Puente, como máxima autoridad municipal, acompañado por concejales de su grupo, Valladolid Toma la Palabra, María Sánchez y Alberto Bustos. Además de los concejales socialistas Rafaela Romero y Pedro Herrero, entre otros, también se sumaron los de Sí se Puede, Charo Chávez y Gloria Reguero.

Curiosa ha sido la presencia en Valladolid de la procuradora abulense de Ciudadanos, Belén Rosado, que entre banderolas de UGT ha reclamado “un modelo innovador, flexible y moderno de políticas laborales que acabe con la precariedad”.

Manifestación unitaria contra el 'entreguismo' de CCOO y UGT

No hay comentarios