Mercado Castellano instalado en el entorno de San Pablo y Cadenas de San Gregorio. Foto: Jorge Ovelleiro
Mercado Castellano instalado en el entorno de San Pablo y Cadenas de San Gregorio. Foto: Jorge Ovelleiro

El Mercado Castellano instalado en el entorno histórico de la Plaza de San Pablo y Cadenas de San Gregorio muestra el trabajo de 90 talleres de toda España e incorpora una recreación histórica sobre la estancia de Napoleón en Valladolid. Esta es la principal novedad de este año de esta tradicional feria organizada por la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León (FOACAL), con el patrocinio del Ayuntamiento y la coorganización de la Asociación de Artesanos de Valladolid (ATAVA), Oficio y Artesanía de Valladolid y la Asociación de Espectáculos Populares.

En los días de celebración de las fiestas del patrón de Valladolid, el Mercado Castellano proporciona a los vallisoletanos y visitantes una oportunidad para conocer otra cara del patrimonio cultural e histórico de Valladolid y de Castilla y León, fruto de una antigua herencia cultural y símbolo de identidad común de la que los profesionales de los oficios artísticos y de aliementación son los herederos.

Como en el año anterior, el entorno de San Pablo, además de numerosas actividades y talleres particiapativos, se convierte en el lugar de encuentro de la música tradicional castellana con la celebración de un concierto a cargo de Castijazz, “Carlos Soto-Sexte”, teatro de actor con títeres y objetos por Juan Catalina. También durante el mercado se podrá ver una amplia exposición de aperos relacionados con el cultivo de la viña y la realización del vino.

El Mercado está amenizado a diario por diferentes grupos de danzas tradicionales de la capital y la provincia; Grupo de Folk Pisuerga, Grupo de Danzas La Besana y el grupo de paloteo El Carro de Torrelobatón.

“Napoleón en Valladolid”

Como gran novedad, este año el Mercado incorpora la realización de una recreación histórica los días 12 y 13 de mayo a las 20,30 sobre la estancia de Napoleón en Valladolid.

En el último trimestre de 1808 Napoleón decide trasladarse a España con un gran ejército para controlar en persona el avance de las potencias contrarias que habían obligado a los franceses a replegarse. A finales de año, ya de regreso a Francia, decide permanecer unos días en Valladolid, lugar estratégico para los franceses.

Hizo su entrada en la ciudad por el Puente Mayor. Venía acompañado de 1500 soldados de caballería y 2500 de infantería. Era el 6 de enero de 1809. Hubo iluminación y cohetes, repique de campanas esa noche y las dos siguientes. Pero ante el temor de “ser pasados a cuchillo”, gran parte de la población decidió huir y refugiarse en los pueblos.

Napoleón se alojó en el Palacio Real. Durante su estancia mandó a las autoridades que aconsejaran a los ciudadanos que se “tranquilizaran” y mandó prender y ahorcar a los revolucionarios. A pesar de estas llamadas de atención, se produjo un desgraciado suceso durante su estancia en el convento de San Pablo, donde se alojaban parte de los soldados que acompañaban a Napoleón al aparecer muerto uno de los soldados franceses que había sido asesinado por un hortelano.

Para poner coto a éste y otros asesinatos de soldados franceses, que se estaban produciendo, Napoleón ordenó apresar a los culpables y dar un castigo ejemplar, mandando ahorcar públicamente a los culpables el 13 de enero.

El 16 de enero Napoleón confirmó, en Valladolid, a su hermano José como rey de España y al día siguiente, 17 de enero, Napoleón ala seis de la mañana partió hacia Burgos siendo acogida con gran alivio su salida en la capital del Pisuerga.

En los puestos instalados el público podrá contemplar la riqueza artística, creativa y gastronómica de los distintos oficios artesanos y participar en un extenso programa de actividades complementarias que incluyen 11 talleres entre participativos y demostrativos. Los visitantes podrán contemplar o iniciarse en actividades tan variadas como el taller de cuerda seca sobre cerámica, taller de repostería, instrumentos musicales, realización de jabones, telar, ilustración, forja artística, marroquinería, cestería, bolillos, y cerveza artesanal.

Hay que destacar que el Mercado Castellano destina un amplio espacio para los más pequeños con juegos tradicionales infantiles, atracciones ecológicas.

Con el fin de promocionar el Mercado Castellano se repartirán 3.000 bolsas de algodón ecológico serigrafiadas con la imagen del Mercado que serán entregadas, hasta agotarse, a los clientes del Mercado.

El origen de los participantes es mayoritariamente de Castilla y León aunque también participan de otras comunidades autónomas como Comunidad Aragón, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia, Navarra y Principado de Asturias.

El Mercado Castellano de Valladolid permanecerá instalado en el entorno de la Plaza de San Pablo y la calle Cadenas de San Gregorio hasta el 14 de mayo, en horario de 11,00 a 14,30 y de 17,00 a 22,00 horas.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios