El procurador del PP y alcalde de Olmedo, Alfonso Centeno. Foto: PP
El procurador del PP y alcalde de Olmedo, Alfonso Centeno. Foto: PP

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León investiga ya el viaje que Corsan-Corviam pagó supuestamente al ex vicepresidente de la Diputación, Alfonso Centeno y su mujer a Japón. La Sala Civil-Penal del TSJCyL ha recibido, procedente del Juzgado de Instrucción 6 de Valladolid, el testimonio del Juzgado de Barcelona sobre el actual procurador en las Cortes de Castilla y León, Alfonso Centeno, por presuntos delitos de cohecho y prevaricación.

La Sala Civil-Penal ha declarado su competencia para investigar los hechos atribuidos al procurador, dada su condición de aforado y ha nombrado como instructor al magistrado César Balmori.

Según se hace constar, el auto de inhibición remitido a la sala del TSJ “indica que el testimonio recibido, procedente del Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona, refleja la existencia de una investigación que afecta al Procurador en Cortes de Castilla y León Alfonso ángel Centeno Trigos, quedando delimitados los hechos e imputaciones objeto de la inhibición en el informe del Fiscal, en el que se califican provisionalmente como constitutivos de delito de cohecho y prevaricación, sancionados en los artículos 419 y 404 del Código Penal en la redacción vigente en la fecha en la que se fija su ocurrencia, entre los meses de junio a agosto de 2007”.

“En la fundamentación jurídica de dicho informe se razona que de las actuaciones remitidas se desprende que Alfonso Angel Centeno Trigos realizó junto con su esposa un viaje a Japón que importó la cantidad de 11.504 euros, gestionado y abonado por ISOLUX CORSAN, entre los días 3 a 10 de agosto de 2007, siendo vicepresidente de la Diputación de Valladolid, sin que pueda por el momento precisarse si lo fue en razón de su cargo o a cambio o en retribución de alguna actuación concreta, extremos cuya investigación interesa”, se apunta en el auto.

En el fundamento de derecho quinto de citado auto se señala que “los indicios resultan, según refiere el Fiscal en su escrito, que reproduce lo recogido en el auto del Juzgado de Barcelona, del informe del Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de la Guardia Civil, cuyo testimonio se acompaña, en el que se transcriben dos correos electrónicos de 4 y 12 de julio de 2007 alojados en el servidor de correo de la empresa ISOLUX CORSAN, cuyo contenido permite considerar, por el momento y sin perjuicio de lo que resulte de ulteriores actuaciones, que Alfonso Angel Centeno Trigos, Vicepresidente de la Diputación de Valladolid, y su esposa realizaron dicho viaje por cuenta de la citada empresa en las fechas referidas, por lo que resulta procedente asumir la competencia conforme propone la Magistrada remitente”.

Según eldiario.es, “aunque los hechos se remontan al año 2007, cuando Centeno realizó el viaje, el caso salió a la luz durante la investigación del juzgado catalán sobre las adjudicaciones de las obras del AVE y las presuntas mordidas que se pagaban”. “En un informe de 19 de octubre de 2016, el Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de la VII Zona de la Guardia Civil refleja las pruebas de un presunto cohecho que no estaría vinculado a las obras de Adif en Cataluña, que investigaban en ese momento. En el servidor de correo de Isolux, en la carpeta de 'correos enviados', aparecieron emails enviados entre junio y agosto de 2007, en los que el responsable de la dirección general de infraestructuras de la empresa en Valladolid comunica a otro directivo de Corsán Corviam las gestiones que está haciendo para reservar un viaje a Japón al que asistiría este último, un directivo de Hidrosyplant y Centeno, los tres acompañados de sus mujeres. Isolux contrató un viaje de 7 días, del 3 al 10 de agosto, mediante la agencia de viajes Marsans y envío el localizador a la agencia de viajes El Corte Inglés en Valladolid. En otro de los correos, el directivo de Isolux comunicaba al de Corsán que el viaje costaba 5.752 euros por persona y que del total faltaban por pagar 9.208 euros que haría efectivos a través de un cheque de Corsán Corviam y otros 11.504 euros que abonaría en metálico”, informó el citado medio.

La Guardia Civil sospecha que Corsán pagó el viaje a Japón en agradecimiento por las gestiones que Centeno hizo a su favor. El sumario del caso muestra la intervención del alcalde de Olmedo en obras públicas adjudicadas a Corsán en Valladolid: una pista de esquí seco —que nunca se usó por denuncias ecologistas— y unos parques solares.

El procurador del PP en las Cortes de Castilla y León y alcalde de Olmedo (Valladolid), Alfonso Centeno, ha declarado que su viaje a Japón obedeció exclusivamente al ámbito privado y fue sufragado personalmente, para lo que ha presentado las facturas correspondientes al pago del mismo.

No hay comentarios