Participantes de la ruta en el aparcabicis protegido por la Fundación Docomomo en el Parque de las Norias. FOTO: Jorge Ovelleiro
Participantes de la ruta en el aparcabicis protegido por la Fundación Docomomo en el Parque de las Norias. FOTO: Jorge Ovelleiro

La Asamblea Ciclista (ASCIVA) en colaboración con la Asociación Cultural Ciudad Sostenible (ACCS) y Arquitectos por la Sostenibilidad (AXS) han realizado una ruta urbana lo más próxima del ferrocarril. Al final del recorrido, una conclusión: las alternativas al soterramiento son posibles.
Una treintena de ciclistas han recorrido esta mañana el trazado urbano del ferrocarril desde el polígono Argales hasta el apeadero de la Universidad de Valladolid  (UVa) viendo todos los pasos que atraviesan la vía.
 La  ruta de hoy daba continuidad a la celebrada el
pasado 6 de Mayo en la que se recorrieron los antiguos ramales de La
Esgueva, en la que se explicaron y pusieron en valor muchos elementos
de interés situados en torno al mismo: puentes, edificios, trazado de
calles, etc.
"En esta segunda ruta nos proponemos hacer un recorrido a lo largo del
trazado urbano del ferrocarril por nuestra ciudad recordando la
importancia que tuvo su llegada en su momento, la manera en la que la
ciudad creció y se desarrolló en torno a ella y observar en primera
persona las propuestas e ideas que pueden permitir su integración en
los barrios situados en su entorno y en toda la ciudad en sí", según ASCIVA.
Bicicletas sobre el paso peatonal de la vía en el Camino de la Esperanza. FOTO: Jorge Ovelleiro
Bicicletas sobre el paso peatonal de la vía en el Camino de la Esperanza. FOTO: Jorge Ovelleiro
"El tren", añade la Asamblea Ciclista, "es un elemento de unión entre ciudades y personas, es el medio
de desplazamiento más sostenible e integrador del territorio y con una
pequeña visión de futuro, integrando en ella la intermodalidad, sobre
todo con la bicicleta nos va a permitir avanzar en nuestro crecimiento
como sociedad. Valladolid lleva más de siglo y medio unida al
ferrocarrill, no lo hagamos desaparecer de nuestra ciudad,
integrémoslo en ella y empecemos a considerarlo como se merece".
Arquitectos por la Sostenibilidad, representada por Miguel Ángel Fonseca, que ha dirigido la ruta,  y la Asociación Cultural Ciudad Sostenible, representada por Jesús Gigosos,  partían con el mismo objetivo:"Recorrer todos los pasos del tren yendo paralelos cuando podamos... ¿Soterramiento?, ¿integración?, ¿elevación?, ¿supresión?... Sólo conocimiento".
"Tras el recorrido, la conclusión a la que hemos llegado es que no hay una solución única,  según las explicaciones que nos han aportado gente que entiende esto. Según ellos: hay alternativas al soterramiento", dijo Manu, portavoz de ASCIVA, a modo de conclusión. Y añadió:
"Lo que hay que hacer es unir la ciudad, mejorar los pasos existentes. A veces con menos presupuesto se pueden hacer grandes cosas. Tenemos que dejar de ver el ferrocarril solo como una barrera; el ferrocarril ha traído riqueza a Valladolid, sin él seguro que no estarían aquí Renault, Michelín, etc.".
 
 "Sin necesidad de enterrar el ferrocarril, se  puede hacer amable", fue otra opinión generalizada, refiriéndose a las soluciones arquitectónicas que se pueden implementar frente a la idea única del soterramiento.

No hay comentarios