Concentración ante la sede de Inspección de Trabajo y Seguridad Social. FOTO: J.O.
Concentración ante la sede de Inspección de Trabajo y Seguridad Social. FOTO: J.O.

CGT primero se manifestó a la puerta de la delegación. Mañana sube a los despachos para reunirse con el Director Territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Castilla y León, Francisco Javier Calderón Pastor, para intentar buscar una solución a una serie de casos inadmisibles para el sindicato, harto de denunciar irregularidades con poco éxito sancionador.  

CGT -"sindicato con amplia implantación en diversos sectores del trabajo de Castilla y León, como organización defensora de los derechos de los trabajadores"-  dice verse muchas veces ante situaciones que han de ser denunciadas ante la Inspección de Trabajo. "Obteniendo de esta, unas resoluciones poco concluyentes, muy dilatadas en el tiempo y dándose el caso de reiteraciones evidentes de la misma infracción".

"En muchos casos", añade CGT, "simplemente se advierte o requiere a la empresa de que ha de modificar la situación denunciada, sin sancionar, cuando se están vulnerando los derechos de los trabajadores o sus representantes. (Art. 22.1 de la Ley 23/2015, de 21 de Julio, Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social), este caso es muy común en empresas grandes como Renault, Iveco o sus contratas como Eurotyre".

CGT señala que se dan situaciones en las que "la simple versión de la empresa denunciada es dada por válida por la Inspección. Tratándose de pruebas no contrastadas y elaboradas a posteriori por el denunciado. Como en el caso de los cambios en los turnos de trabajo de telemarketing cuando de incumple el preaviso en cambios de calendario laboral. Vulnerando el principio de imparcialidad, objetividad e igualdad de trato y no discriminación en el ejercicio de la actividad inspectora. (Art.2.d de la Ley 23/2015, de 21 de Julio, Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social)".

"Se dan casos", continúa el sindicato, "de denuncias reiteradas del mismo hecho que llegan a dilatarse sin prosperar hasta 17 meses, tratándose de impagos de nóminas, como en el caso de la empresa FCC en la limpieza de Renault. Creando una situación de desamparo tratándose además de casos de mayor precariedad laboral dada la subcontratación y baja remuneración de estos trabajadores. En ningún caso se formulan comunicaciones y demandas de oficio ante la Jurisdicción de lo Social, estando la inspección habilitada a tal efecto. (Art 22.14 de de la Ley 23/2015, de 21 de Julio, Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social)".

CGT tambien comenta en un comunicado "el caso concreto de los contratos realizados en fraude de ley por la empresa Michelin, siendo la misma empresa y la misma situación denunciadas, en el caso de Alava las resoluciones son mucho mejor argumentadas y detalladas que en Valladolid".

Por último, el sindicato reitera su interés "en resolver estos casos por la vía del diálogo y la negociación, si bien el relajamiento y la poca concreción en la actividad inspectora, así como la falta de cumplimiento de los requerimientos de la Inspección por parte de la empresa denunciada nos abocan al conflicto directo".

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios