Edificio de la Junta conocido como 'Perla Negra', sede de la antigua ADE, cuya adquisición está siendo investigada. Foto: úC
Edificio de la Junta conocido como 'Perla Negra', sede de la antigua ADE, cuya adquisición está siendo investigada. Foto: úC

Altos cargos de la Junta de Castilla y León vinculados con los casos de presunta corrupción más importantes que se investigan ahora en los juzgados (caso Perla Negra y Trama Eólica por los que tendrá ya que declarar como imputdo el ex vicepresidente de la Junta, Tomás Villanueva) han sido ascendidos o mantienen sus puestos de confianza en el organigrama de Agencia de Innovación (antigua ADE).

Así lo denuncian funcionarios de la Consejería de Economía y Hacienda y lo confirman distintas fuentes de la Administración Autonómica consultadas por últimoCero, convencidas de que “parece que la Junta, en lugar de apartar preventivamente a quienes pudieran tener implicaciones en estos casos, quisiera premiar a quienes han podido tener relación con las actuaciones investigadas por el juzgado”.

El primer caso que mencionan los funcionarios es el de Pablo Trillo Figueroa, que fue vicepresidente de la Agencia de Innovación (antigua ADE) durante el periodo en que se gestaron las tramas eólicas, del edificio de Arroyo y del Parque de Portillo. Hermano de Federico Trillo-Figueroa mantiene pese a su implicación su puesto de alto cargo como delegado territorial en Valladolid de la Junta de Castilla y León.

En su declaración en el juzgado aseguró al juez que en septiembre de 2008 se reunió con el presidente para advertirle de que tanto el precio de alquiler como de compra del Perla Negra "eran disparatados". Tanto Trillo como otros vocales de Gesturcal votaron a favor de la adquisición del inmueble, y no del alquiler pretendido desde el primer momento.

Los funcionarios indignados incluyen en su listado a Mariano Gredilla Fontaneda, actual viceconsejero de empleo. Ha desempeñado entre otros los puestos de auditor jefe en la Consejería de Economía y Hacienda; jefe del Servicio de Asuntos Económicos de la Consejería de Industria, Comercio y Turismo; jefe de la División Administrativa de la Agencia de Desarrollo Económico; director general de Presupuestos y Fondos Comunitarios, viceconsejero de Empleo; delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Valladolid; y secretario general de la Consejería de Economía y Empleo. Ha trabajado también como jefe de área en la Dirección General de Análisis y Planificación de la Consejería de la Presidencia.

Vinculado a la Agencia de innovación desde hace años, últimamente de manera intermitente. En su última participación en el ente, los funcionarios le achacan que “integró sin oposición alguna, al personal procedente de las empresas ADE Financiación, S.A. y Fundación ADEUROPA”.  “No se convocó para ello ni oferta de empleo público ni oposición alguna” y a dicha actuación la han bautizado los funcionarios de la Junta como “La Gredillada” y forma parte de las actuaciones de supuesto nepotismo que vienen siendo denunciadas sin éxito por diversos colectivos de funcionarios y organizaciones sindicales.

Otro de los señalados es José Antonio Martínez Bermejo, actual presidente del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid. Fue director General de la Agencia de Innovación (ADE)  y responsable de ella cuando se produjo el traslado de la misma al edificio de Arroyo. Posteriormente fue subdelegado del Gobierno en Valladolid. Su puesto actual es el de jefe Servicio de la Junta.

Cuando prestó declaración en el juzgado como imputado en el caso Perla Negra se limitó a indicar: “Cuando yo llegué había una decisión ya tomada de un cambio de edificio. Mi participación prácticamente fue irrelevante”.

Martínez Bermejo permaneció 5 años al frente de la ADE, entre 2007 y 2012 y ha asegurado que toda la operación “se hizo a través de Gesturcal”. “La única colaboración de la Agencia fue facilitar los datos de personal y recursos para el traslado”, ha explicado antes de aclarar que la decisión le pareció adecuada para acabar con la dispersión de sedes que por entonces había en la ADE.

En este peculiar listado también figura Carlos Martín Tobalina, empleado de la Agencia de innovación que también estuvo en EXCAL donde ocupó puestos directivos con Alberto Esgueva (uno de los principales imputados en la trama eólica). Posteriormente ha sido ascendido a Director General de Industria. Pese a aparecer en las tramas eólica,  Perla Negra y la adquisición de terrenos en Portillo no solo se mantiene como director general en el Gobierno regional, sino que ha sido también ascendido a Viceconsejero en funciones.

Resulta también llamativa la presencia en el organigrama de la Agencia de Innovación de Victoria García Pérez esposa de Jesús Rodríguez Recio, íntimo amigo y señalado como testaferro de Rafael Delgado en la querella de Anticorrupción por la Trama Eólica. Ocupa un puesto de libre designación de responsable de grandes proyectos de la Agencia. La unidad que dirige fue la que concedió subvenciones a las empresas del otro ex alto cargo de la Junta implicado en la trama, Alberto Esgueva por importe superior a 13 millones de euros. Mantiene su puesto de libre designación o confianza sin que haya sido apartada a un puesto menos implicado en la investigación.

Su marido, Jesús Rodríguez Recio, de profesión abogado, es amigo personal desde la infancia de Rafael Delgado, sin ninguna experiencia profesional relacionada con el sector eléctrico o de las energías renovables, constituyó la sociedad Tough Trade SA cuyo objeto social, curiosamente, es la “Asesoría, ingeniería, instalación, producción y mantenimiento de proyectos del sector de energía renovable, estudios y proyectos medioambientales, contratación y realización”; materia en la que Jesús Rodríguez Recio no tenía conocimientos ni experiencia alguna. Según anticorrupción, Jesús Rodríguez Recio ha manifestado que en los últimos años realiza sus actividades en colaboración con Rafael Delgado con quien le une estrecha amistad así como que ha pagado todos los gastos de Rafael Delgado por amistad. Los pagos y los movimientos bancarios que figuran en la instrucción conducen a la convicción de que, en realidad, Jesús Rodríguez actuó como testaferro de Rafael Delgado.

Pilar Manteca, también llamada a declarar en el caso Perla Negra, es otra de las señaladas por los funcionarios. Es asesora jurídica de la Agencia de Innovación, persona responsable de asesorar sobre la legalidad de los contratos desarrollados por la Agencia y la legalidad de diversas actuaciones, desempeña el puesto de Jefe de área de Asesoría Jurídica, puesto reservado a José Rodríguez Sanz-Pastor actual secretario general de cultura y también implicado en esta trama, según consta en su nombramiento fechado el pasado 25 de febrero de 2016 y firmado por Juan José García Arce.

José Rodríguez Sanz-Pastor es secretario General Consejería de Cultura, vinculado a la Agencia de Innovación desde hace años donde mantiene reservado el puesto de Jefe de Área de asesoría jurídica. En la Agencia también trabaja su hermano Angel quien ocupa un puesto de técnico superior y su mujer, Itziar Martín Alonso, quien ha ocupado un puesto directivo en la empresa pública implicada en las tramas del edificio y terrenos de Portillo.

Por ultimo se apunta a Juan José García Arce, responsable de Auditoría Interna de la Agencia durante todo el periodo investigado, que no está imputado. Vocal de control del gasto en las mesas de contratación de la Agencia que adjudicaron el contrato de alquiler del edificio de Arroyo, al cual renunció la adjudicataria para posteriormente vendérselo a la empresa del grupo ADE Parques tecnológicos, también sometida a control por parte del área dirigida por él como Jefe del Área de Auditoría Interna.

Es responsable del control interno de la Agencia y de la participación en su grupo de empresas durante todos los años en los que se desarrolló la trama del edificio de arroyo y de los terrenos de Portillo.

Recientemente ha sido ascendido a Secretario General de la Agencia de Innovación y como con todos los demás casos, los funcionarios indignados de la Agencia de Innovación se preguntan si, en realidad, “es un premio a haber mirado hacia otro lado mientras se desarrollaban las tramas”.


Noticias relacionadas:

 

No hay comentarios