Pícnic de Stop Desahucios Valladolid en la playa de las Moreras. FOTO: Jorge Ovelleiro
Pícnic de Stop Desahucios Valladolid en la playa de las Moreras. FOTO: Jorge Ovelleiro

No todo va a ser luchar, también habrá que relajarse y compartir con la gente con la que día a día trabajas contra los abusos inmobiliarios. Esa es la motivación de Stop Desahucios Valladolid que anualmente organiza un encuentro informal para celebrar el fin de curso y hacer balance. Además, de forma cooperativa, porque entre la tortilla de uno, las croquetas de otra y la sangría del siguiente han organizado una merienda en toda regla. En ella han participado no solo activistas de esta plataforma, sino también de otros de movimientos en defensa de la sanidad pública o familias afectadas por la hipoteca con quienes han establecido relación durante su lucha.

Como repaso del curso, el balance no es malo, sobre todo teniendo en cuenta del escenario del que venimos. Mientras el pasado año hubo, solo en Valladolid, alrededor de 800 lanzamientos de viviendas, antesala del desahucio, de los cuales 400 se referían a viviendas habituales, se han reducido en un 8% el presente, pese a que en el conjunto de Castilla y León han aumentado. Desde la plataforma analizan estas cifras destacando que buena parte de los casos no alcanzan notoriedad por el miedo y la vergüenza de los afectados, mientras que otro gran porcentaje se refiere a viviendas vacacionales o personas en régimen de autónomos que eligen otras vías legales para afrontar el proceso.

Pancartas de Stop Desahucios durante el pícnic. FOTO: Jorge Ovelleiro
Pancartas de Stop Desahucios durante el pícnic. FOTO: Jorge Ovelleiro

El trabajo de Stop Desahucios en Valladolid prosigue aunque mucho menos visible, pese a que continúa con concentraciones frente a los hogares amenazados o las sucursales de los bancos responsables, sin ir más lejos han parado un desahucio este mes en Renedo, la mayor parte de sus esfuerzos se centran en los despachos. Su lucha se centra ahora en las consecuencias de los desahucios. Personas que tienen deudas entre los 50.000 o 60.000€, pese a haber perdido ya su vivienda, a día de hoy no pueden acceder a ningún contrato de distribución o incluso a comprar algo tan común como un teléfono o una lavadora al figurar en un listado de deudores.

Destacan lo abusivo de otras condiciones como las famosas “cláusulas suelo”, tumbadas por los tribunales europeos, o las de “vencimiento anticipado”. Estas últimas legitiman la reclamación por parte del banco del total de toda la deuda restante por el impago de tan solo tres cuotas, lo que podría representar tan solo un 5% de lo prestado. Ante esta circunstancia, el Tribunal Supremo a preguntado ya a la justicia europea sobre la aplicación de esta, en opinión de Stop Desahucios, abusiva condición.

Las 5 de la PAH. FOTO: Jorge Ovelleiro
Las 5 de la PAH. FOTO: Jorge Ovelleiro

Desde Stop Desahucios Valladolid celebra que en septiembre el Parlamento tenga que hacer frente al texto de ley que entregó la Plataforma de Afectados por la Hipoteca a los grupos el pasado 22 de marzo, que contiene medidas urgentes para afrontar la emergencia habitacional, conocidas como “las 5 de la PAH”: la dación en pago retroactiva, una moratoria de los desahucios, garantizar a todos los hogares la luz, el agua y el gas, el aumento del parque público de vivienda mediante la movilización de pisos vacíos en manos de la banca y una regularización de los precios del alquiler. Destacando entre todas ellas, desde la plataforma vallisoletana la exigencia de aumentar el parque público de alquiler de viviendas para satisfacer, no solo el derecho constitucional a la vivienda, sino también las emergencias ante situaciones de violencia machista o malos tratos.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios