Saravia, Puente y Serrano, posan ante los fotógrafos antes de presentar el nuevo PGOU. Foto: úC
Saravia, Puente y Serrano, posan ante los fotógrafos antes de presentar el nuevo PGOU. Foto: úC

El nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid (PGOU) apuesta por una ciudad compacta, sostenible y viable pero además, supondrá un punto y final al modelo de ciudad expansivo que ha propiciado pelotazos urbanísticos gracias, entre otros, a las áreas homogéneas que desaparecen en el nuevo documento.

El destierro de estas figuras de planeamiento resulta trascendente, ya que, según ha explicado el concejal de Urbanismo Manuel Saravia, en el viejo PGOU preveía suelo urbanizable “por si hacía falta pero que no se había programado”. “Así, si antes en suelo urbano había prevista capacidad para 163.000 viviendas, pasará a 182.000, mientras que en urbanizable se preveían 94.000 que pasan a 24.800. Es decir se suprime el modelo de actuación que nos ha llevado a la crisis que aún padecemos”, ha indicado Saravia, convencido de que el nuevo documento presentado hoy servirá para evitar “pelotazos” urbanísticos.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente y Saravia, acompañados por la técnico municipal Irene Serrano, coordinadora de los trabajos, presentaron hoy oficialmete el nuevo Plan General de Ordenación Urbana aprobado en la Comisión de Urbanismo, que se presentará para su aprobación en el Pleno Municipal Extraordinario del próximo lunes 24 de julio, y que el alcalde definió como “el instrumento de planificación esencial de la ciudad”.

En primer lugar Puente destacó que este PGOU se ha elaborado después de “muchos debates con los ciudadanos y con las personas que más entienden de la planificación urbana para que sea lo más participativo posible”. Además elaborado por los propios funcionarios del Consistorio a diferencia de la anterior revisión, acometida en el anterior mandato.

Con todo ello, el regidor indicó que el nuevo PGOU responde a una idea de ciudad “compacta, frente a la ciudad dispersa que hemos conocido y se ha auspiciado en las últimas dos décadas, para así tener un Valladolid viable y sostenible”.

Por su parte Manuel Saravia señaló cuatro puntos fundamentales en su discurso. Por un lado agradeció el “intenso trabajo de un equipo del propio Ayuntamiento y en el que se ha contado con la participación de muchas personas”. Además, el edil destacó que el nuevo PGOU es “equilibrado y sensato”, con una serie de proyectos fundamentales para la ciudad que “apuestan por ese equilibrio y la razón”, como el futuro Parque Agroalimentario que supondrá un impulso para la economía y el empleo de Valladolid.

Entre ellos destacó la reformulación urbanística de la Feria de Valladolid, un nuevo parque de ribera en el entorno del Soto de Medinilla, el Parque Arqueológico de Villa de Prado, la Gran Florida en el entorno de Zambrana, el Círculo de los Espejos -un parque forestal en el entorno del Cerro de San Cristóbal- o La Fábrica de la Tierra, en el espacio público del nordeste de la ciudad, en los sectores de Santos Pilarica y Santos II. Así hasta 13 propuestas dirigidas a realizar proyectos singulares y de innovación iniciados a lo largo de la presente legislatura.

La intención, tal y como hizo ver el concejal de Urbanismo, quien también destacó que no se ha recibido ninguna aportación de ningún grupo municipal del Ayuntamiento desde que se remitiera toda la documentación del Plan General en diciembre, es pasar de un modelo de ciudad en el que se dispersa la ciudad hacia uno en el que se ocupan los huecos urbanísticos para hacer de Valladolid un lugar compacto y homogéneo, concentrando la actividad en el centro.

Cabe destacar que, de llevarse a cabo la aprobación inicial en el Pleno Extraordinario del lunes, se pondrá desde entonces en marcha un proceso reglado de participación. El documento sería expuesto al público durante tres meses, del 1 de septiembre al 30 de noviembre, y en ese tiempo se recogerán alegaciones y todo tipo de comentarios u observaciones que se quieran hacer. Un proceso de participación que se va a impulsar desde el Ayuntamiento, intentando difundir el plan lo mejor posible, para que llegue al máximo de la población que pueda consultarlo y conocerlo.

Por último, Saravia comentó que el PGOU no se debe “mitificar” sino que es un marco “que se ajusta según se necesita para que emerjan los proyectos que la gente tiene que hacer”.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios