El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, explica el nuevo PGOU en el pleno. Foto: Jorge Ovelleiro
El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, explica el nuevo PGOU en el pleno. Foto: Jorge Ovelleiro

El PP, Ciudadanos y el concejal no adscrito, Jesús Presencio, se han aferrado hoy al “soterramiento imposible” de las vías del tren para no respaldar el nuevo Plan General de Ordenación Urbana que, además de promover una ciudad “compacta y sostenible”, destierra el modelo especulativo promovido a través de las denominadas Áreas Homogéneas y aborda la integración ferroviaria superando la promesa del soterramiento incumplida durante décadas.

El pleno extraordinario celebrado hoy para aprobar inicialmente el nuevo documento urbanístico no ha deparado un debate político de altura y solo ha servido para volver a escuchar argumentos repetidos, sin que la oposición, en cualquier caso, haya sido capaz de plantear alternativas a este modelo de planeamiento más allá de su reivindicación ferroviaria, ya descartada por el Ministerio de Fomento y la Sociedad Valladolid Alta Velocidad en la que el PP tiene mayoría (un 75%).

El pleno ha comenzado con la intervención de la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos Antonio Machado, Margarita García, quien tras agradecer especialmente “el cambio de rumbo del urbanismo municipal hacia una ciudad más compacta, sostenible, vinculada al resto de municipios del entorno, y en resumen, más pensada para las personas, y menos para la especulación inmobiliaria”, ha apuntado como “una sombra que empaña las muchas bondades del plan: la eliminación del planeamiento del soterramiento de las vías del tren”.

La presidenta de la Federación de Vecinos Antonio Machado, Margarita García, durante su intervención en el pleno.
La presidenta de la Federación de Vecinos Antonio Machado, Margarita García, durante su intervención en el pleno.

“Seguimos pensando que el mejor muro es el que no existe. Por tanto, las soluciones de permeabilidad en superficie no son soluciones eficaces, pues mantienen el muro. Los muros trazan fronteras, dividen el territorio, separan a las personas y crean desigualdades. El muro de la vía diferencia inversiones y selecciona distintos equipamientos. Podemos construir pasarelas sobre la vía o túneles por debajo, podemos adornarlo si queremos, pero siempre nos quedará un muro que ofrece oportunidades desiguales a la ciudadanía que reside en uno u otro lado de la vía. Por lo tanto, permeabilicen cuanto quieran como solución provisional e inmediata, con diseños cómodos y estéticos, pero por nada, lo exigimos, renuncien al soterramiento”, ha dicho García antes de dirigirse a algunos concejales en concreto: “Señora Fonteriz, concejala de Pilarica, Señor Saravia, concejal de Pajarillos, Señora Fernández, concejala de Delicias, ¿cómo van ustedes a explicar a los vecinos y vecinas de estos barrios su voto favorable a prescindir del soterramiento?”. “Es una pena que un buen Plan como el que hoy nos proponen incluya un borrón tan importante”, ha resumido la representante vecinal.

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha presentado esta revisión del PGOU como “una obligación política” por estarse viviendo “desde hace mucho tiempo una situación insostenible”, con un “PGOU en los tribunales”. Saravia que ha recordado que “nunca antes” la oposición ha dispuesto de toda la documentación del plan con tanta antelación (10 días), ha destacado que en este caso, al contrario de lo que ocurrió con el de 2003, el PGOU ha sido redactado por funcionarios de la casa, lo que ha supuesto un ahorro de aproximadamente un millón de euros.

El concejal no adscrito, Jesús Presencio, ha felicitado al departamento de urbanismo, ha pedido que con esta materia “no se haga política de colores” y ha criticado la “falta de flexibilidad del plan para atraer inversión” y “el abandono de la planificación del soterramiento”. “Se lo han cargado, esta vez, con el tiralíneas”, ha indicado Presencio antes de dirigirse al concejal de Urbanismo para indicarle que este PGOU “supone un colofón a su carrera”, motivo por el cual lo denominará “plan Saravia o Manuel, como prefiera”.

Pilar Vicente, de Ciudadanos, al fondo, y Jesús Presencio, en el salón de plenos. Foto: Jorge Ovelleiro
Pilar Vicente, de Ciudadanos, al fondo, y Jesús Presencio, en el salón de plenos. Foto: Jorge Ovelleiro

La portavoz de Ciudadanos, que ha cargado contra “la visión poética de la ciudad” que se plasma en el plan, que “solo refleja los sueños del señor Saravia”, ha resumido en 10 puntos su rechazo a la aprobación inicial del documento: “Falta de tiempo para analizar toda la documentación; no tiene en cuenta las aportaciones de los vecinos; carece de proyectos estratégicos para la ciudad; Agrava los problemas del Plan Rogers; Apuesta solo por un crecimiento hacia el Este de la ciudad; elimina de manera arbitraria las Áreas Homogéneas; Falta coherencia entre lo se dice que se quiere hacer y lo que realmente se hace; Pone excesivas trabas que coartan la iniciativa privada; Fomento va a hacer caja en Valladolid para pagar los soterramientos de otras ciudades y, por último, que si se generan muchos recursos puede llevar a la ciudad a una parálisis urbanística”.

La acusación de falta de proyectos estratégicos ha dolido al alcalde, Óscar Puente, que ha intervenido para indicar a la portavoz de Ciudadanos que pida ayuda a sus socios del PP para solicitar un pleno extraordinario en el que pueda explicar a los vecinos cuáles son los proyectos estratégicos de su formación para la ciudad.

Concejales de SíVa y VTLP. Foto: Jorge Ovelleiro
Concejales de SíVa y VTLP. Foto: Jorge Ovelleiro

La portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez, ha indicado que “una vez leída la propuesta del nuevo PGOU, en términos generales cumple con las expectativas” de su Grupo “en la construcción de un modelo de ciudad para el siglo XXI”.

Atrás quedan las apuestas del Partido Popular por un modelo regenerativo con características de un modelo urbano expansivo hacia las áreas homogéneas como la de Valdechivillas. Una idea de ciudad en la que se han beneficiado sólo unos cuantos a costa de muchos, en la que se ha especulado y enriquecido bajo la ética del pelotazo urbanístico. Un modelo en el que poco han importado las necesidades reales y adaptadas a los tiempos de la ciudadanía: no era claramente ese el objetivo. Si no hubiera habido un modelo tan abusivo, promocionado y permitido por las administraciones en el que por falta de control y regulación, por ejemplo, era más barata la compra que el alquiler, no habríamos llegado a la situación en la que nos encontramos hoy: una situación vergonzosa en la que muchas familias han sido desahuciadas de sus casas por no poder asumir la hipoteca que suscribieron para poder acceder a una vivienda digna”, ha comentado Chávez.

Sobre el espinoso asunto del soterramiento Sí se Puede también se ha posicionado claramente: "En cuanto a la depresión del Ferrocarril, que está vinculada obviamente al PGOU, y ya que la incorporación del llamado Plan Rogers al PGOU resulta imposible pues ni las circunstancias económicas ni las circunstancias sociales lo permiten, creíamos que había que contemplarla a medio plazo. Todas las medidas posibles, defendíamos, deben pasar por permeabilizar el ferrocarril e integrarlo en la ciudad como una comunicación más, y bajo ningún concepto creándose agravios comparativos entre los barrios y haciendo que el transporte de mercancías se aleje de la ciudad”.

El portavoz del PSOE, Pedro Herrero, se dirige a la bancada popular. Foto: Jorge Ovelleiro
El portavoz del PSOE, Pedro Herrero, se dirige a la bancada popular. Foto: Jorge Ovelleiro

El portavoz del PSOE, Pedro Herrero, ha iniciado su intervención con una crítica a la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente (“Hacen la vista gorda con Rajoy, Herrera o Carnero”” y una cerrada defensa del documento a aprobar: “Esta visión soñadora cuenta con todos los informes y pronunciamientos favorables”.

“Desde hoy se empieza a restablecer el orden. Desde hoy, el interés general va primero, sin trampas”, ha apuntado Herrero antes de acusar al PP de haberse marchado del Gobierno “con el trabajo por hacer” y de tener un único modelo urbanístico: “El del derecho al pelotazo”.

El portavoz del PP, José Antonio Martínez Bermejo. Foto: Jorge Ovelleiro
El portavoz del PP, José Antonio Martínez Bermejo. Foto: Jorge Ovelleiro

El ya portavoz del PP, José Antonio Martínez Bermejo, no ha perdido la ocasión de felicitar “por su intervención valiente y sincera” a la presidenta de la Federación vecinal, antes de enumerar 13 razones para mostrarse en contra de este nuevo PGOU:

Para el PP este es un proyecto que llega “con un gran retraso” –se prometió que la aprobación inicial se produciría en abril de 2016-, que va a generar “más burocracia y más impuestos”, que “ruraliza a Valladolid” (SIC) por reducir el suelo urbanizable (al eliminarse los desarrollos fuera de las rondas) y que “no incluye apenas apoyo a la actividad productiva”.

Según Martínez Bermejo, se trata de “un modelo que congela a la ciudad”, de “urbanismo limitativo”, con “más calles peatonales” en el que se instaura “el imperio de la bici” y “donde el vehículo particular empieza a ser un enemigo”.

Según el PP, en el nuevo PGOU se “insiste en proyectos erróneos, como el 29 de Octubre”, se producen “incoherencias importantes” y “abandona el proyecto más importante de la ciudad: el soterramiento”.

“Ahí tiene usted, señor Saravia, la otra trecena, la que no le ha contado a los vecinos. No presentamos enmiendas porque creemos que debería usted retirar el proyecto y pulir todos estos extremos. Además, en el Pleno de aprobación de los Criterios Generales presentamos 60, de las cuales nos rechazaron la inmensa mayoría y las que nos aceptaron, la mayoría las han incumplido en la redacción. Si no retiran el proyecto y deciden pasar el rodillo sin mejorarlo, anunciamos que el grupo municipal Popular presentará alegaciones y enmiendas en los siguientes trámites. Mientras, por las razones expuestas, nuestro voto será a favor de la libertad, del apoyo de la actividad productiva, a favor del soterramiento y, por desgracia, en contra del proyecto limitador que ustedes presentan”, expuso el portavoz del PP en su estreno como tal.

El alcalde, Óscar Puente, en una de sus intervenciones en el pleno. Foto: Jorge Ovelleiro
El alcalde, Óscar Puente, en una de sus intervenciones en el pleno. Foto: Jorge Ovelleiro

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha dado respuesta a las críticas de Ciudadanos y el PP, deteniéndose en el soterramiento: “El soterramiento es un proyecto imposible. Lo defendimos hasta diciembre de 2016, pero fue entonces cuando Adif puso a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad al borde de la disolución. Con la nueva propuesta Fomento asume 400 millones de deuda. Por responsabilidad no hemos querido dar un patadón hacia delante y el proyecto alternativo que se proyecta es muy bueno”, zanjó el concejal.

Ya en el segundo turno de intervenciones, se reiteraron las posiciones, aunque en el caso del portavoz del PSOE, Pedro Herrero, se aprovechó la ocasión para recordar algunos de los desmanes del PP en materia urbanística, como el “escándalo sin parangón de la manipulación del anterior PGOU” (pendiente de juicio), el pelotazo de Piensos CIA, el caso ya judicializado de las comfort letters, el intento de pelotazo en Valdechivillas, los áticos de Caja Duero, Niña Guapa, Labradores, aparcamiento de la Antigua… “la del pelotazo es su única visión urbanística”, insistió.

Mesa presidencial del pleno. Foto: Jorge Ovelleiro
Mesa presidencial del pleno. Foto: Jorge Ovelleiro

Antes de dar por cerrado el debate, el alcalde, tras la segunda intervención del PP en la misma línea que la primera, no se resistió a acusar a Martínez Bermejo de practicar “cuñadismo político” en relación con el PGOU y su postura sobre el soterramiento: “Valladolid es la única ciudad en la que se parte con 404 millones de deuda gracias a su gestión”, recordó a la bancada popular.

Antes de que finalizara el pleno, Saravia anunció que el nuevo Plan General será sometido a una exposición pública en San Benito, que será presentado en el Patio Herreriano y que será explicado en al menos 10 centros cívicos y a todas las asociaciones de vecinos.

Los concejales, en pie, guardan un minuto de silencio.
Los concejales, en pie, guardan un minuto de silencio.

El pleno que comenzó poco después de las 10 de la mañana con un minuto de silencio por las víctimas del accidente de Angrois, finalizó pasadas las 12 horas mientras un cristo seguía presidiendo el salón.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios