Protesta de Stop Desahucios a las puertas de la Audiencia Provincial.
Protesta de Stop Desahucios a las puertas de la Audiencia Provincial.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Valladolid denuncia "el monumental atasco” judicial que están provocando, en el Juzgado 4 de Primera Instancia de Valladolid, las demandas presentadas por las cláusulas suelo de las hipotecas.

A 31 de julio eran ya 1.124 las demandas que habían tenido entrada en el Decanato de Valladolid, número que se estima llegue a unas 3.000 a finales de año, según ha explicado la responsable del sector de Justicia de CSIF en Valladolid, María Jesús Zamorano.

Aunque para resolver estos asuntos, en el Juzgado 4 se ha nombrado un juez de refuerzo y una secretaria, explica María Jesús Zamorano, “no se les ha dotado de personal, con funcionarios en comisión de servicios o de refuerzo. El parche de compartir y ampliar el horario a dos funcionarios, que es lo que se ha hecho, resulta claramente insuficiente y no ‘desatasca’ el problema. Con los medios actuales, los tiempos de resolución superarán los 3 años”.

A raíz de la publicación en el BOE del Real Decreto-ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo, CSIF pidió en un escrito remitido el 19 de febrero, y que se ha reiterado en varias ocasiones, el aumento de las plantillas ante la avalancha que se preveía con este asunto.

María Jesús Zamorano señala que además del nuevo trabajo asignado -a mayores- por las demandas de las cláusulas de suelo, el Juzgado 4 de Primera Instancia sigue atendiendo “el resto de los asuntos, de los que no se ha liberado al Juzgado. Se estima que con más de 400 demandas ya hay motivo para crear un juzgado bis, que es lo que está pasando con la llegada -desde junio- de las demandas de cláusula suelo de las hipotecas”.

Interior de los Juzgados de la calle Angustias.
Interior de los Juzgados de la calle Angustias.

“Y un nuevo juzgado requiere como mínimo, para su funcionamiento, de unos 6 empleados públicos”, subraya la responsable del sector de Justicia de CSIF Valladolid.

CSIF recalca el esfuerzo que están haciendo los empleados públicos para el buen funcionamiento de la Administración de Justicia, “los juzgados resuelven un número de asuntos muy superior del cupo que tienen asignados para evitar el colapso, a pesar de las continuas denuncias públicas, en las que reiteramos la reivindicación de más medios y más personal”.

“La resolución de las demandas judiciales deben cumplir una serie de garantías procesales, lo que demoran, como todos sabemos, las sentencias”, indica Zamorano. “Pero no debemos añadir a estos tiempos más retrasos -que a veces son de años-, por el hecho de que el juzgado esté colapsado por falta de personal”.

“Detrás de todos los asuntos, y más en los de las cláusulas suelo, hay problemas económicos graves que afectan a muchas familias y que no debemos demorar ni un solo día”, recalca María Jesús Zamorano. “No debemos permitir que la tutela judicial sea tan dificultosa y se alargue tanto en el tiempo, que los afectados firmen lo que les ponga el banco encima de la mesa con tal de cerrar el tema, perdiendo en ocasiones mucho dinero”, lamenta.

CSIF Valladolid recuerda que “la falta de medios y de personal en la Justicia es una crítica y una denuncia permanente”, que en el caso de la provincia de Valladolid se concreta en la exigencia de un nuevo juzgado de Primera Instancia (el 16) y en Medina del Campo (el número 3); de otro de los Social en Valladolid (el 5); o de la creación de un servicio de guardia de 72 horas, y no de más de una semana, como está ahora, ya que es una temporalidad más razonable.

Además, María Jesús Zamorano urge la creación de un servicio común de registro y reparto -con la correspondiente plantilla- de todos los asuntos judiciales que tratan los juzgados de Valladolid.

No hay comentarios