La Pucelona saliendo del túnel de Vadillos para recorrer las calles de Pajarillos. FOTO: Jorge Ovelleiro
La Pucelona saliendo del túnel de Vadillos para recorrer las calles de Pajarillos. FOTO: Jorge Ovelleiro

Un año más, la Asamblea Ciclista de Valladolid ha organizado la Pucelona, una marcha en bici que recorre anualmente las calles de la ciudad con el doble propósito de celebrar y reivindicar su espacio urbano. Asciva, que se desmarcó de la programación oficial de la Semana de la Movilidad por su espíritu festivo, ajeno a la reivindicación del espacio que reclaman para las dos ruedas, así como por el patrocinio de distintas marcas automovilísticas, ha compartido hora y lugar de convocatoria, las 11 de la mañana del domingo en la Plaza Mayor, con la ‘Biciconcejalada’, la marcha organizada por Izquierda Unida que recorrió, en bicicleta, ciclocarriles y carriles bici para analizar los puntos conflictivos para la circulación.

La Pucelona 2017 ha tenido un carácter especial ya que significaba, además, el último relevo de la iniciativa ‘24 horas en bici’. Desde las 12 de la mañana del sábado, un total de 94 participantes se han ido relevando para que, de forma ininterrumpida, una caravana ciclista recorriera el circuito urbano que habían marcado. Éste, partía desde la Plaza Mayor para dirigirse hasta el barrio de Girón, pasando por Huerta del Rey, siguiendo la ruta por La Victoria, Rondilla, Pilarica, por donde atravesaban las vías para recorrer Pajarillos, volviendo al centro de la ciudad para regresar a la Plaza Mayor, punto del relevo de los distintos turnos.

Desde Asciva evalúan satisfactoriamente el desarrollo de esta primera edición de las ‘24 horas en bici’, sobre todo por la entusiasta respuesta de la gente y la ausencia de incidentes reseñables. No obstante, algunos de sus integrantes relata como, durante la madrugada, la peligrosidad aumentaba al proliferar los conductores, en ocasiones ebrios, que adoptan la calzada como suya y bloqueaban la circulación o la hacen aun más insegura, como sucedió en la céntrica calle Paraíso, ante lo cual el pelotón decidió desviar su ruta.

Pasada ya la hora establecida para la salida del último turno y arrancar así la Pucelona, el pelotón formado por más de un centenar de ciclistas, encaró la calle Pasión para dar la última vuelta al circuito. Escoltados por numerosas agentes motorizados de la Policía Municipal, han ido cortando el tráfico de coches al paso del heterogéneo pelotón, caracterizado sobre todo por lo dispar de sus edades, con una cuadrilla de pequeños ciclistas encabezando la marcha. No solo circulaban bicicletas convencionales, contando con la presencia de llamativos vehículos de dos o incluso tres ruedas.

El recorrido para la Pucelona se ha adaptado frente al de las ‘24 horas en bici’. Mientras que durante los relevos atravesaban la vía por el paso ciclista de la Calle de la Vía, en esta ocasión han discurrido por la calzada utilizando el túnel de Vadillos y volviendo de Pajarillos por el de San Isidro, encarando así la Plaza Circular a la que han rodeado en dos ocasiones, algo ya tradicional en distintas ediciones de la Pucelona o la Masa Crítica que organiza también Asciva. En un ambiente divertido, sin incidente alguno salvo las prisas de algún conductor por el paso de la marcha, ha finalizado en la Plaza Mayor donde han celebrado el final de las más de 24 horas demostrando que Valladolid es una ciudad ideal para la movilidad ciclista.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios