Madres eligiendo libros de texto.
Madres eligiendo libros de texto.

La Federación de AMPA de Centros Públicos, FAPAVA, ha hecho público un comunicado en el que muestra su total rechazo al nuevo programa RELEO PLUS implantado este curso por la Consejería de Educación, que echa por tierra todo lo conseguido hasta ahora con el anterior programa RELEO y, lo que es peor, empeora las ayudas. Lo que se presentó como una mejora, en realidad, se ha quedado en un bluf.

"El PLUS que adjuntan al nuevo RELEO contradice la definición y para nada cumple los objetivos que vende porque no añade, sino que reducey llega a menos hogares. Lo cierto es que limita y excluye a la gran mayoría de las familias", denuncia Fapava.

Según el colectivo, "con el anterior programa RELEO sí se garantizaba la creación de bancos de libros en los centros, al que accedían todas las familias participantes. Era un programa que se fue construyendo gracias al trabajo voluntario de profesorado y equipos directivos (gestión, aplicación informática, datos,...), familias (donaciones y devoluciones) y AMPA (información, recogida, preparación de lotes, entrega,...). Entendemos que el RELEO PLUS no es más que autobombo de la Consejería, ya que realmente no va a invertir en este programa el dinero que anuncia, es decir, los 14 millones de euros".

Fapava recuerda que "en los centros que confiaron en el programa anterior, poniendo todo su esfuerzo y empeño en que saliese adelante, se crearon bancos de libros a partir, en gran medida, de las donaciones de las familias. Con el RELEO PLUS, las familias beneficiarias reciben la ayuda en especie, es decir, libros ya existentes en estos bancos de libros, por lo que la Consejería no se gasta nada. No hay ninguna partida presupuestaria para la renovación, reposición o aumento de los bancos de libros ya existentes".

En el caso de los centros que este año se estrenan con el RELEO PLUS, solo recibirán el dinero para cubrir las ayudas de aquellas familias que hayan firmado para que dicha ayuda sea gestionada por el centro. En caso contrario, son las familias las que tienen que comprar los libros, justificar la compra en septiembre y recibir la ayuda monetaria correspondiente a final de año.

"Si se supone que se encuentran en una situación económica muy difícil, ¿de dónde van a sacar el dinero para comprarlos?, ¿y si justifican mal? Es un sin sentido,... Por si esto fuera poco, con este programa las familias beneficiarias tendrán que comprar los libros de actividades, mientras que en los cursos anteriores presentaban factura justificativa del lote completo", valora la Feceración de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos.

Otra cuestión a resaltar, según Fapava, es que se tiene en cuenta la renta del año anterior: "De este modo, no se considera la situación actual de la familia, que puede haber cambiado significativamente de un año a otro; por ejemplo, familias que el año pasado tenían trabajo ahora pueden estar en paro, o al revés".

"Los plazos son casi inasumibles, tanto en la gestión de las solicitudes como en las fechas de entrega. No estaría de más que las personas que han elaborado esta norma desde la Dirección General de Innovación, o el propio Consejero, se pasasen por algún Centro de Secundaria a la hora de preparar lotes, realizar el reparto, gestionar el papeleo, etc.", explican para destacar las dificultades a las que tienen que hacer frente docentes y padres con este nuevo programa.

Por si esto fuera poco, Fapava denuncia también algo que a su jucio es "gravísimo": con el Programa RELEO PLUS las familias que no resulten beneficiarias aparecen en una lista pública ordenadas en función de su renta, "vulnerando de forma flagrante el derecho a la protección de datos de carácter personal de cada familia". "Estas familias solo podrán acceder a los libros si quedan existencias en el banco de libros, teniendo en cuenta el orden establecido en esa lista".

"Se han dado casos de familias que han donado numerosos libros y, como no son beneficiarios y están al final de la lista, se llevan un libro o ninguno. Consideremos, por ejemplo, un alumno de secundaria que el curso pasado participara en el programa RELEO. Si este curso tiene que repetir y no es beneficiario, tendrá que devolver los libros y esperar a conocer si quedan existencias en el banco de libros que se le puedan volver a asignar; en caso contrario, tendrá que comprarlos. En la misma situación se encuentran aquellos alumnos a los que les queda alguna asignatura pendiente", relatan..

Por todo ello, y mientras el libro de texto se siga exigiendo en la enseñanza obligatoria, Fapava muestra su "total rechazo al nuevo RELEO PLUS". "Solicitamos a la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León un verdadero programa de préstamo y reutilización de libros de texto, con una dotación presupuestaria suficiente para la creación, reposición y renovación de bancos de libros en los centros educativos, que sean gestionados por estos, y que garantice el acceso a todas las familias, independientemente de su nivel de renta, tal y como se estaba consiguiendo con el anterior programa RELEO. FAPAVA siempre ha apostado por este Programa y lo seguirá haciendo si hay buena gestión, pero mientras no se modifiquen las bases, no podemos animar a las AMPAs a colaborar en el nuevo RELEO sino a expresar la disconformidad con el mismo y exigir reconducirlo", indican.


Noticias relacionadas:

La Junta da 'gato por libro' con el nuevo Releo Plus

IU denuncia el desmantelamiento del programa Releo y el PSOE pide la comparecencia del Consejero de Educación

No hay comentarios