Operario de Renault trabajando en la cadena.Foto: mascoche.net
Operario de Renault trabajando en la cadena.Foto: mascoche.net

CGT ha roto el silencio para señalar a Renault como "máxima responsable" del gravísimo 'accidente laboral' ocurrido el pasado día 19 en la factoría de Montaje de Valladolid, en el que una trabajadora perdió su brazo derecho.

"Una vez más, volvemos a señalar a la empresa como máxima responsable de lo ocurrido. Otra vez más, volvemos a denunciar el trato humillante y vejatorio sobre la plantilla, seguimos apuntando a la presión a la que se nos somete, reiteramos que lo único que mueve a estas empresas es el beneficio económico, volvemos a gritar que basta ya de tantas ansias de producción, que la prisa mata, y quien mete prisa se convierte en un asesino en potencia", expresa en un comunicado la Coordinadora de Secciones Sindicales de la Confederación General del Trabajo (CGT).

"Ningún alto directivo de una empresa como esta, ningún gran accionista parásito, ningún miembro de un consejo de administración", añade CGT, "perderá el brazo en una máquina. Y seguirán exigiendo cada vez más beneficios hasta que les paremos los pies".

CGT justifica su silencio hasta ahora por entender que ante un hecho así quien debe manifestarse es el órgano de representación de los trabajadores y trabajadoras, en este caso el Comité Local de Salud Laboral. "Entendemos que en casos como este debemos actuar desde la unidad y con una sola voz, y a la espera de la intervención de la Inspección de Trabajo para conocer la versión de la empresa", expresa el sindicato.

Al día siguiente del accidente, la Inspección se personó en la fábrica y se reunió con la Dirección y con los delegados de prevención de los diferentes sindicatos. "El portavoz de la empresa, como viene siendo habitual, declara de inmediato que la culpa del accidente es de la trabajadora", manifiesta CGT.

"Las organizaciones sindicales", añade CGT, "coincidimos de manera unánime en que el accidente se debe a la AUSENCIA DE PROTECCIÓN de la máquina, la política adoptada y promovida por la Dirección de prolongar jornada, el caso omiso que hizo la empresa ante los problemas detectados en el lugar del accidente hace varios años y la presión y el estrés al que la empresa somete a todas las personas que trabajan para esta marca. También nos desplazamos al lugar del siniestro para mostrar al inspector el estado de la instalación".

CGT señala que durante los días siguientes se sucedieron diferentes reuniones de todas las organizaciones sindicales en las que se acuerda elaborar un comunicado para difundir entre la plantilla.

"CGT proponemos paros de quince minutos como primera medida para que la Empresa cese en su política de presión contra las trabajadoras y trabajadores, y realizar asambleas desde el Comité de Empresa con toda la plantilla y debatir lo sucedido para tomar decisiones. UGT y CCOO nos transmiten que necesitan tiempo para pensárselo. También proponemos que en el comunicado se recuerde a toda la plantilla que únicamente deben realizar las tareas asignadas a su puesto de trabajo y que en el caso de recibir presiones para hacer lo que no deben, nos lo comuniquen inmediatamente a la representación, pero no queda reflejado en el comunicado", se expresa en el comunicado de la Coordinadora de Secciones Sindicales Renault España de CGT.

"En otra reunión posterior", continúa el comunicado, "todas las organizaciones coincidimos en la necesidad de personarnos mediante escrito ante la Inspección de Trabajo, presentándonos como parte directa en la investigación del accidente. Desde CGT hemos solicitado que se convoque un Pleno Extraordinario del Comité de Empresa con la intención de sacar adelante una convocatoria de huelga por los motivos antes señalados. Todavía estamos a la espera de recibir una respuesta, que esperemos sea satisfactoria".

CGT entiende que ante una situación tan grave como la que se está viviendo , se debe hacer todo lo posible por mantener la unidad de todas las organizaciones sindicales y "actuar con total contundencia para evitar que hechos como el de este accidente se vuelvan a producir"."Haremos todo lo que esté de nuestra mano para mantener esa unidad".

"Por otra parte debemos manifestar que nos produce arcadas presenciar cómo ciertas fotos y ciertos comentarios han sido difundidos por la red como si esto fuese el plató de salsa rosa, sin pararse a pensar ni medio segundo los momentos vividos por todas las personas que presenciaron el accidente y sin ser capaces de ponerse en la piel de alguien que está atravesando probablemente el momento más difícil de su vida. Nadie que sea incapaz de entender algo tan simple, será capaz de convencer de que busca un bien común", dice CGT, que tras atribuir la culpabilidad de lo sucedido a Renault España, concluye su comunicado:

" COMPAÑER@S, YA SEÁIS OPERARIOS O MANDOS, LIMITAROS A HACER LO QUE MARCA VUESTRO PUESTO DE TRABAJO, NO HAGÁIS NADA AJENO A VUESTRA OPERACIÓN. NO PROLONGUEIS, NO COLABORÉIS. SI SE PARA UNA MÁQUINA LLAMAD A VUESTRO RESPONSABLE Y QUE CUMPLA CON LOS PROTOCOLOS ESTABLECIDOS. SI OS PRESIONAN PARA PONER EN RIESGO VUESTRA VIDA, PARA QUE HAGAIS ALGO QUE NO OS CORRESPONDE O PARA QUE PRESONEIS A TERCEROS: ¡¡¡LLAMADNOS!!! NINGÚN TRABAJO MERECE UNA VIDA".

Trabajadores Unidos acusa a Renault de no respetar el protocolo tras el accidente laboral del día 19

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios