Mirta Núñez y Orosia Castán, en la Casa de las Palabras.
Mirta Núñez y Orosia Castán, en la Casa de las Palabras.

La historiadora Mirta Núñez Díaz-Balart ha abierto las charlas organizadas con motivo de la exposición 'Los niños de la guerra cuentan su vida, cuentan tu historia', que se podrá visitar desde el 5 de octubre en el Centro Cívico Delicias.

Mirta Núñez ha hablado en la Casa de las Palabras de 'La infancia, terreno abonado para el adoctrinamiento'. La historiadora, que ha desarrollado la investigación en el ámbito de la represión franquista, ha sido pionera en trabajar sobre "la cárcel y la mujer".

"También me ha interesado mucho investigar y hablar de aquellos que no hablaban por sí mismos: la infancia, que recibió el embate de la represión", dijo Mirta Núñez, autora de un capítulo -'La mecánica de la infancia'-, en el libro que ella coordinó:'La gran represión. Los años de plomo del franquismo'.

La historiadora comentó "la estrategia de la misericordia" utilizada por el estado tras la guerra. "Esta estrategia conllevó la represión a la cárcel, la condena a muerte o a 30 años. Esa situación llega hasta los niños, que son utilizados como elementos de chantaje, sobre todo ante las madres y las dificultades para ver a sus hijos", dijo Mirta Núñez, quien desarrolló cómo se planteaba "la vuelta al seno de la iglesia católica".

"La 'reentré' se hacía bajo una apariencia de misericordia, de dar una ayuda a esos niños, mediante la propaganda que aparecía en 'Redención', único periódico en las cárceles. El máximo objetivo se cumplía cuando aparecía la foto de los niños recibiendo la comunión. El régimen los acogía en su seno siempre que cumpliese una serie de requisitos. No digamos si se hacían curas o monjas, los máximos objetivos", dijo Mirta Núñez, que dirigió la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), hasta que el pasado año presentó la dimisión al rector Carlos Andradas. En su carta de renuncia exponía no sentirse respaldada por la universidad y toda la tergiversación mediática orquestada por el intento de colaboración con el Ayuntamiento de Carmena en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

 

 

 

 

 

 

 

"A día de hoy la cátedra está muerta. Me alegraría que la propuesta del Comisionado de la Memoria Histórica sobre el cambio de los nombres con calles franquistas se hiciera ejecutiva por parte del Ayuntamiento", comentó Mirta Núñez antes de la charla. La historiadora no disimuló su desencanto con el 'Gobierno del Cambio´, en este terreno, matizó.

Mirta Núñez considera, respecto a la Ley de Memoria Histórica, que se han dado pasos importantes, aunque opinó que "cuesta mucho algo tan pequeño. Hay que ir de puntillas".

El miércoles 5 hablará la historiadora Orosia Castán sobre 'Valladolid 1936, la infancia robada'; y el día 11, también en el Centro Cívico Delicias, intervendrá Dolores Cabra, secretaria general de Archivo Guerra y Exilio (AGE), quien tratará sobre 'Los niños de la guerra, cuentan su vida, cuentan tu historia', título de la exposición sobre 'los niños de Rusia'.

Las jornadas han sido organizadas por el Grupo Verdad y Justicia, CGT, AGE y ANC.

No hay comentarios