Concentración de #Hablamos? en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro
Concentración de #Hablamos? en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro

A las 12 de la mañana de este sábado, en la Plaza Mayor de Valladolid, secundando la convocatoria movida de forma masiva por las redes sociales con el hashtag #Hablamos?, en torno a mil personas se han concentrado para pedir diálogo ante el enfrentamiento entre el gobierno central y el de Cataluña. Las concentraciones, que se han repetido por todas las capitales de Estado español, tenían un lema claro: “Es hora de decir que España es un país mejor que sus gobernantes”, animando a la ciudadanía a salir a la calle sin banderas, vestida de blanco, para “mostrar que no queremos que nos utilicen, que nos enfrenten, que nos mientan, que somos muchos más y que esto no lo resuelven ellos, sino la gente, el diálogo y la convivencia”.

A la convocatoria han acudido diferentes responsables políticos como el alcalde de Valladolid, Oscar Puente, a la par que portavoz de la ejecutiva federal del PSOE, así como varios concejales de su partido, Sí Se Puede o Valladolid Toma la Palabara. “El diálogo pasa también en parte porque se pare la espiral absurda que han puesto en marcha los independentistas calatalanes, lo primero es para este desafío y a partir de ahí se puede hablar perfectamente”, ha asegurado Puente señalando que la paralización del proceso independentista es una “premisa básica” para conseguir el diálogo. “Hay una ciudadanía en este país que tiene madurez y que está reclamando un poquito de cordura y de responsabilidad”, ha expresado el alcalde, refiriéndose al atuendo blanco como símbolo de que “lo que queremos es convivir por encima de siglas y de banderas, seguir unidos en paz y en armonía como hemos esta durante 40 años”. Preguntado por la responsabilidad de su partido, el PSOE, en esta situación ha reconocido que “todos somos responsables, de uno u otro modo, lo que sí está claro es que quien está planteando un desafío al Estado de derecho es el independentismo catalán”, apelando acontnuación a la "responsabilidad de todos" para resolver el problema.

Aspecto de la Plaza Mayor al finalizar la concentración desde el balcón del Ayuntamiento. FOTO: úC
Aspecto de la Plaza Mayor al finalizar la concentración desde el balcón del Ayuntamiento. FOTO: úC

“Venimos a encontrarnos en las plazas con gente que está solicitando una salida con sentido común basada en el diálogo”, ha declarado María Sánchez, portavoz de Valladolid Toma la Palabra y concejala de Medioambiente, haciendo referencia tanto al gobierno central como al de la Generalitat, “más después de lo que ocurrió el 1 de octubre, vimos imágenes horribles que a todo el mundo nos aterrorizaron, cómo las fuerzas del Estado reprimieron a ciudadanos libres que simplemente querían ir a votar”. Ha abogado por una “salida consensuada y dialogada, no hay que tener miedo cuando el orden constitucional cambia, hay que sentarse a dialogar y ver qué posibilidad hay”, calificando la convocatoria de esperanzadora, después del “miedo” a que la ciudadanía no respondiera ante la “brutalidad policial contra ciudadanos libres”.

Ha sido una concentración inusual, sin megáfonos ni discursos, en la que los corrillos de debate, las pancartas en blanco o con eslóganes por el diálogo y el entendimiento han sido las protagonistas. Jesús, una de estas personas, ofrece su punto de vista sobre la situación: “Yo creo que no hay nadie ahora mismo que sepa lo que hay que hacer, hay que tener humildad y reconocerlo, pero sí que hay un montón de gente que sí que sabemos lo que no hay que hacer, por dónde no hay que pasar”, reflexionaba ante lo que ha denominado como “paso de época”.

Una decena de personas, ataviadas con banderas rojigualdas, pusieron la nota discordante a la concentración. Con algún tímido ‘Viva España’ al inicio de la movilización, con nulo seguimiento ni respuesta, permanecieron durante toda la convocatoria apartados a un lado del grueso de la misma. En los instantes finales, cuando la mayor parte de los asistentes se habían retirado o estaban en ello, un grupo de jóvenes se han acercado a hablar con ellos y mostrar su rechazo a que vinieran hoy portando esos símbolos, cuando en la convocatoria se pedía explícitamente ir de blanco “para mostrar que no queremos que nos utilicen”. La Policía ha mediado en la discusión, participando incluso en la charla, intentado disuadir a los jóvenes a quienes incluso han llegado a decir que olvidaran el asunto y que los abanderados tenían tanto derecho a estar allí como ellos.

Manifiesto para convocatoria en todos los Ayuntamientos de España el 7 de Octubre: España es mejor que sus gobernantes. Hablamos?

Es hora de decir que España es un país mejor que sus gobernantes.

Han sembrado odio, nos enfrentan y dividen. Si no intervenimos como sociedad, España se convertirá en un país difícil de habitar. Por eso debemos dar un paso adelante toda la ciudadanía y salir el próximo sábado, con ropa blanca o lazos y carteles blancos, para mostrar que no queremos que nos utilicen, que nos enfrenten, que nos mientan, que somos muchos más y que esto no lo resuelven ellos, sino la gente, el diálogo y la convivencia.

En los últimos días hemos sentido rabia y, sobre todo, mucha tristeza. Cosas que nunca hubiéramos querido ver y que nos apenan profundamente están ocurriendo por culpa de dirigentes irresponsables que ni escuchan ni hablan. Como ciudadanía debemos negamos a que nos metan en un callejón sin salida. No en nuestro nombre.

Sabemos que la convivencia es posible. España es mejor que sus gobernantes y lo ha demostrado en numerosas ocasiones. Es hora de estar juntos para mostrarles que han sido incapaces e irresponsables, y que existe otro modo de hacer las cosas. Sin bloques ni bloqueos, tenemos que apostar por la vía del diálogo, por el respeto y el entendimiento. Somos muchos y muchas, somos diversos, somos respetuosos y, sobre todo, queremos un país mejor y no uno infinitamente peor.

La convivencia se genera hablando y las leyes sirven a ese diálogo. No pueden usarse como obstáculo ni, menos aún, para engendrar un conflicto civil. Tenemos que decir basta ya a esta espiral, frenar, sentarnos y pensar nuestro país. Es mediante la democracia, la escucha y el diálogo como se alcanzan pactos sociales sólidos y duraderos.

La gente que quiere un país basado en el respeto, el diálogo fraterno y la convivencia democrática, frente a la violencia colguemos sábanas blancas en los balcones. En lugar de levantar muros, necesitamos un lienzo en blanco para construir en común un país donde quepamos todos y todas.

España es un país mejor que sus gobernantes, ¿Hablamos?

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios