Servicio de Ayuda a Domicilio

La Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valladolid asignará a partir de ahora el total de horas solicitadas del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) a ambos miembros de la pareja, suprimiendo, por tanto, el criterio del anterior equipo de Gobierno, del PP, que concedía solo el mínimo de horas de SAD del intervalo que les correspondía para su grado de dependencia a uno de los dos, si el beneficiario convivía con su cónyuge y este fuera también receptor del servicio. La decisión se ha adoptado gracias al incremento presupuestario, que "permite adecuar el servicio a las necesidades de las personas", señala la concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero. Con este aumento se pretende también terminar con una lista de espera que en los últimos años llegó a acumular 400 personas.

Así, cada persona solicitante recibirá el número de horas de ayuda a domicilio que mejor responda a sus necesidades, hasta el límite máximo que tenga reconocido en su resolución de dependencia e independientemente de quién componga su unidad de convivencia y de que en el mismo domicilio haya varios beneficiarios de servicios. Esta ampliación de horas de SAD posibilita que los miembros de la pareja puedan acceder, además, al servicio de comidas a domicilio que el Ayuntamiento de Valladolid viene prestando.

Hasta ahora, teniendo en cuenta la aplicación de esta restricción por el Partido Popular, y a consecuencia de los recortes en "intensidad" (número de horas prestadas a cada usuario) impuestos por la Concejalía del anterior equipo de Gobierno, muchos cónyuges dependientes no podían apenas tener horas de ayuda si accedían al catering, que equivale a 15 horas de SAD. Es decir, que cuando la pareja veía reducidas al mínimo las horas de servicio que se le concedían a uno de los dos y solicitaban que se les facilitara la comida, se les restaban 15 de esas horas mensuales, lo que suponía un importante recorte en la ayuda que se les estaba prestando en sus casas día a día.

La concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero.
La concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero.

"Lo que no podía ser", señala Romero, "es que una auxiliar tuviera que apañárselas con media hora para levantar de la cama a una persona, darle el desayuno y asearla, puesto que hacer todo ese trabajo con un dependiente en ese tiempo tan escaso es imposible". "Estamos empeñados en devolverle a estas personas su calidad de vida y recuperar la dignidad para ellas y para quienes trabajan en el SAD al nivel en el que estábamos antes de la crisis", afirma la concejala.

A pesar de que la Junta de Castilla y León lanzó hace años una circular a los municipios instando a que recortaran la intensidad del servicio por problemas presupuestarios, no todos los ayuntamientos lo hicieron. Desde la adopción de esta medida por parte del Ayuntamiento, hace unos días, ya se han concedido más de 20 ampliaciones de horas a matrimonios beneficiarios de ayuda a domicilio. Esta modificación se traducirá en una mejor atención de los casos actuales, así como de los nuevos solicitantes.

El Ayuntamiento de Valladolid ha incrementado un 20% el presupuesto, respecto al año anterior, a lo largo de 2017 para atender las necesidades de las personas mayores y dependientes, aumentándolo hasta los 6.770.000 euros destinados al servicio de ayuda a domicilio. La demanda de estos servicios es muy importante en la ciudad por lo que en los años anteriores se generó una lista de espera de cerca de 400 personas, que han sido atendidas en su totalidad a lo largo de 2017.

Los casos atendidos mediante las modalidades de atención personal, canguros, comida a domicilio, limpieza y lavandería a lo largo de este año ascienden a 3.515 personas, de las cuales 3.083 reciben atención personal y/o doméstica y 432 son beneficiarias del servicio de comida a domicilio.

No hay comentarios