Nuevo centro cívico 'Canal de Castilla' en La Victoria. Foto: Jorge Ovelleiro
Nuevo centro cívico 'Canal de Castilla' en La Victoria. Foto: Jorge Ovelleiro

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha inaugurado hoy oficialmente el nuevo centro cívico ‘Canal de Castilla’ en el barrio de La Victoria. Un centro “a la última” que cuenta con un auditorio considerado como “la joya de la corona” de todos los centros cívicos de la ciudad.

Así lo ha asegurado Puente en la inauguración oficial del nuevo espacio municipal que dará servicio a 14.000 vecinos y en cuyo diseño se han tenido en cuenta diversas aportaciones de colectivos vecinales.

Prueba de ello es el alto grado de satisfacción con el que ha sido recibido. Para la presidenta de la asociación Los Comuneros, Teresa Sánchez, se trata de una “instalación muy necesaria”, ya que “el barrio carecía de biblioteca y de grandes espacios”. Más parco en palabras, pero más contundente se ha mostrado Manuel Alonso, de la Asociación de Vecinos Puente Jardín: “Un centro muy necesario, que ha quedado muy bien y estamos muy contentos”.

Concejales y público asistente a la inauguración. Foto: Jorge Ovelleiro
Concejales y público asistente a la inauguración. Foto: Jorge Ovelleiro

El edificio se ha proyectado como un único volumen, con el teatro en posición central: una caja de hormigón abrazada por el resto de las dependencias dispuestas en forma de U, con un sistema de lucernarios para la iluminación natural de los espacios de distribución interior (que rodean dicha caja).

El vestíbulo principal de acceso actúa como núcleo de distribución de las diferentes dependencias del edificio. Se ha proyectado como un espacio único, con diferentes ámbitos: en su parte central tiene mostrador de recepción e información (con cuarto de control centralizado de las instalaciones del edificio) y escalera abierta de acceso a la planta superior; a la izquierda, acceso al pasillo distribuidor de las aulas de planta baja y de planta primera (a través de una escalera lateral); y a la derecha, vestíbulo del teatro, zona de espera para los despachos del CEAS y espacio de exposiciones.

Con dos escaleras de acceso a planta superior (una de ellas comunica además con el sótano) y un ascensor, cuenta con espacios a doble altura e iluminación cenital. El área de exposiciones, que se organiza con paneles móviles colgados del techo, puede aislarse del resto del vestíbulo.

Actuación de Rumba con Tumbao en el nuevo auditorio del centro. Foto: Jorge Ovelleiro
Actuación de Rumba con Tumbao en el nuevo auditorio del centro. Foto: Jorge Ovelleiro

El teatro auditorio ocupa el espacio central y se asoma a la fachada noreste donde tiene un acceso de carga y descarga. Es una sala multiusos que contará con equipamiento adecuado para actuaciones de música, danza, teatro, conferencias, coloquios y para la proyección de cine y vídeo. Se desarrolla en una única planta con un patio de butacas (con el suelo en pendiente) para 216 espectadores; y un graderío posterior para 94 espectadores. Lateralmente al escenario se sitúa un espacio de doble altura, de apoyo al escenario, con los camerinos ubicados en dos plantas.

Para el CEAS se han construido cuatro despachos individuales, todos ellos comunicados interiormente, en planta baja, con fachada orientada al suroeste, al espacio interior de la parcela. Entre esos despachos y el lateral del escenario de teatro se localiza el aula polivalente, para uso del teatro (ensayos), del CEAS o demás actividades del centro.
Para la dirección del centro se habilita un despacho con una sala de archivo anexa. Se dispone en planta primera, sobre el vestíbulo principal.

Las aulas y talleres se reparten entre las dos plantas del cuerpo situado paralelamente a la calle Madreselva, con sus huecos orientados a noreste.

Biblioteca del centro cívico. Foto: Jorge Ovelleiro
Biblioteca del centro cívico. Foto: Jorge Ovelleiro

La biblioteca, en planta primera, se proyecta como un espacio diáfano, que pueda dominarse en toda su amplitud tanto desde fuera (desde el vestíbulo de planta primera) como desde su interior. Sus diferentes ámbitos (recepción y préstamo, zona de consulta y ordenadores, sala infantil, revistas) se delimitarán con el propio mobiliario (que se colocará sin perturbar esa visibilidad cómoda de todo el espacio). Únicamente se dispondrá una división interior fija (de vidrio) para delimitar la zona infantil y un espacio de apoyo a las actividades de fomento de la lectura.

El espacio libre exterior de la parcela se acondiciona para la celebración de espectáculos y actividades lúdicas al aire libre (incorporando un escenario cuyas instalaciones se proyectarán como ampliación de las del auditorio). Contará además con áreas ajardinadas y de estancia (con mobiliario adecuado). Se proyectarán redes específicas de alumbrado y riego.

En la construcción de todos estos espacios las soluciones proyectadas y los materiales utilizados se seleccionaron pensando en su durabilidad y mantenimiento. Además de garantizar niveles adecuados de iluminación, aislamiento, etc. de todas las dependencias interiores, se ha puesto especial cuidado en lograr unas buenas condiciones acústicas. Tanto el tratamiento exterior de fachada como el de los espacios interiores es sensible al carácter público del edificio.

Las instalaciones se han pensado teniendo en cuenta su versatilidad y adecuación a los espacios a que dan servicio: instalación eléctrica con cuadros secundarios para los diferentes ámbitos (auditorio, biblioteca, aulas y talleres, despachos, espacio exterior) y actividades específicas (informática, ascensor, climatización); sistema de cableado estructurado para voz y datos, con número suficiente de tomas por estancia; climatización con suelo radiante refrescante, convenientemente sectorizado para posibilitar el acondicionamiento individual de cada espacio; etc.

No hay comentarios